- Publicidad -

Un año después de que se presentara la décima generación llega el Honda Civic 1.6 i-DTEC diesel, con un brillante motor de 120 CV que destaca por su empuje a cualquier régimen.

Civic 5 puertas 1.6 i-DTEC

¿Hau muchos clientes esperando para comprar el Honda Civic 1.6 i-DTEC diesel? En los últimos tiempos la demanda de versiones diesel en España ha ido bajando, y la razón principal no es que hayan perdido sus principales virtudes: consumo reducido y mucho par motor. La causa hay que buscarla en ciertos responsables políticos / municipales, que han asustado a los potenciales clientes urbanos con hipotéticas limitaciones futuras a la circulación de automóviles diesel. Así, si en 2007 un 72% de los modelos compactos (Golf, León, Focus, Megane, Civic, etc) que se vendieron fueron diesel, el año pasado este porcentaje se redujo al 52%, y este año será aun menor.

La realidad es que esta alarma es injustificada, habida cuenta de que se están planteando restringir modelos diesel vendidos antes de 2006. Los coches vendidos de esa fecha en adelante debían cumplir con la norma de emisiones Euro 4, y el nuevo Civic i-DTEC es el primer compacto que cumple con la Euro 6c. Y eso sin necesitar un depósito de Ad Blue (urea) adicional, como otros muchos diesel modernos, gracias a un catalizador un 27% más eficaz.

El nuevo Civic lo condujimos por primera vez hace un año, un modelo más largo (4.495 mm.), más ancho, más bajo y con mayor distancia entre ejes que el anterior. Todo ello se refleja en mayor espacio interior. El Civic anterior, el de novena generación, se vendió entre 2012 y 2016. En la carrocería autoportante del nuevo Civic se emplea más acero de alta resistencia, un 21% del total, de modo que pesa 16 kg. menos que la del modelo anterior pero ofrece una rigidez un 52% superior.

En Honda saben muy bien como hacer buenas máquinas (son el primer fabricante mundial de motores de combustión, contando con motos, generadores, etc.) y han logrado un coche que destila calidad y con una conducción ágil y segura. También ofrece una respuesta directa a las órdenes del conductor, que va sentado 35 mm. más bajo que en el anterior.

Pero la gran novedad es la llegada del motor diesel a la gama. La versión del Civic que se vendía hasta 2016 empleaba también el 1.6 i-DTEC de 120 CV y 300 Nm. de par máximo, aunque en el nuevo se han introducido mejoras. Esto incluye nuevos pistones de acero forjado, y una reducción de la fricción de los cilindros. Asimismo se ha reducido la presión de combustión máxima y se ha renovado el turbo.

Civic Sedán (4 puertas)

El rendimiento del 1.6 i-DTEC diesel es realmente bueno, alegre y con mucho empuje desde la zona baja del cuentavueltas. La sensación es de que corre más de lo que dicen los datos técnicos, de 0 a 100 en 9,8 segundos. En el interior no se percibe el ruido del motor y, a quien le guste conducir deprisa, podrá disfrutar a sus mandos. Da mucha confianza y gran parte de culpa de ello la tiene la una nueva suspensión trasera multibrazo y la dirección de desmultiplicación variable.

Visto por delante, la banda cromada distingue al Civic con carocería sedán.

Tampoco podemos olvidar la perfecta posición de conducción y el tacto preciso y rápido del cambio, el mejor de su categoría. En septiembre llegará el automático de 9 marchas. También es cierto que el modelo que hemos conducido llevaba llantas de 17 pulgadas (también puede llevar de 16) con unas gomas muy grandes, quizá demasiado: 235/45 R17. Eso sí, el efecto estético es muy bueno.

¿Diesel o gasolina?

Además del nuevo 1.6 i-DTEC, la oferta de motores de gasolina consta de un 1.0 turbo de 129 CV y un 1.5 turbo de 182 CV, ambos muy eficaces y estrenados en esta generación.

No obstante y volviendo a la cuestión de si los diesel siguen siendo una buena opción o no, la realidad es que un turbodiesel moderno sigue gastando bastante menos que su equivalente turbo de gasolina. Un Civic con el nuevo y brillante motor 1.0 tricilíndrico gasolina de 129 CV tiene un consumo homologado de 5 litros a los 100 km, y el nuevo 1.6 diesel, de 3,4 litros. Además el par del diesel, muy superior (300 Nm frente a 200 Nm), permite una conducción más rápida y desahogada. Otra cosa es que el usuario haga pocos kilómetros y no le compense pagar la suma adicional del modelo impulsado por gasóleo.

El i-DTEC se puede comprar desde 23.550 euros, para la versión 5 puertas Confort. Es más elevado que muchos rivales pero ofrece mucha calidad y van muy equipados desde la versión básica. Hay cuatro niveles de acabado para la carrocería de cinco puertas y tres para el sedán (cuatro puertas). Las versiones diesel de 5 puertas comenzará a entregarse en marzo, y los 4 puertas en junio.

Equipamiento según niveles de acabado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =