Bajo una nueva identidad, este pequeño utilitario pretende coronarse como el mejor de su segmento. ¿Tiene lo que hace falta para distinguirse entre los de su clase? Digamos que es un coche que se ha rediseñado de los pies a la cabeza, ha incorporado una gran tecnología y un interior que realmente le ha dado un soplo de aire fresco en su quinta generación. En nuestras manos está el Micra con el acabado Tekna y el motor diésel del 90 CV, un motor de 1.5 litros que se presenta como una alternativa más que suficiente para la mayoría de los trayectos.

Diseño

La marca japonesa ha dejado atrás las formas redondeadas para dar paso a otras más anguladas y afilada para darle un aspecto más juvenil y dinámico, sus proporciones aumentan hasta los 4 metros de largo que le confieren una habitabilidad interior envidiable dentro del segmento.

El frontal está presidido por el nuevo diseño de la cuña en forma de V, la cual ha ganado más presencia con los pasos de rueda revisados que le confieren una apariencia que nos recuerda mucho al Renault Clio. Monta la misma plataforma es la misma que montaba la generación anterior, a si que en este aspecto no hay novedad.

La estética general ha evolucionado para apuntar a un publico amplio, tanto para jóvenes como para adultos. Sus líneas fluidas recorren el perfil del utilitario y le confieren un aire más dinámico y refinado. Un acierto en toda regla por parte de Nissan.

Por dentro, a poca gente le disgustará. Y es que es inevitable no darse cuenta del descomunal salto que ha dado el Micra en este aspecto, ya que no hay prácticamente nada que no nos pueda gustar del interior; todo al alcance, un acabado sublime junto con un rediseño de los instrumentos y un volante completamente nuevo (uno de los más ergonómicos que he probado del segmento). Nuestra unidad viene equipada con la equipación Tekna, la cual cuenta con cuero por todo el salpicadero y en los paneles de las puertas, así como la incorporación de plásticos blandos que dan un aspecto general muy por encima de lo esperado.

Hablemos un poco del sistema de infoentretenimiento. La pantalla táctil de siete pulgadas viene equipada con un navegador en nuestra unidad, la cual es muy intuitiva con una cartografía muy bien cuidada. Otro aspecto a destacar es la celeridad del sistema de Bluetooth, particularidad de la que no todos los coches pueden estar orgullosos.

El sistema de audio es único en su clase, y no por el tipo de fabricante que se adhiere en este modelo (en este caso Bose), sino que en el acabado Tekna podemos disponer de un altavoz localizado en el reposacabezas del conductor. El sonido es de altísima calidad, en especial si nos sentamos en el asiento del conductor. Una delicia.

Sensaciones

El motor 1.5 de 90 CV que montaba nuestra unidad va unido a unido a una caja manual de cinco velocidades, la cual presenta unos recorridos un tanto largos. A pesar de ello, el motor rinde de forma muy notoria ya que empuja desde muy bajas vueltas- sobre las 1.600 da su mejor cara-.

La dirección del nuevo Micra es directa, bien conectada y transmite bien cada imperfección de la carretera. Es un coche que recomiendo altamente tanto para carretera como para ciudad, aunque es verdad que vemos relucir sus cualidades principales en terreno urbano. El balance de carrocería es casi nulo y presenta una suspensión ni muy dura y muy blanda, un gran intermedio entre la comodidad que buscamos en el día a día pero con cierto empaque.

Es un coche que está al día en cuanto a sistemas de seguridad se refiere. Nuestra unidad (acabado Tekna) contaba con el sistema de ayuda de arranque en pendiente, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, cámara 360º (la cual detecta los objetos que se aproximan al coche mediante señales luminosas y acústicas), sistema de detección de ángulo muerto y frenada de emergencia automática. Sistemas que pueden salvarnos de más de una.

En definitiva, el nuevo Nissan Micra en su quinta generación ha dado su mejor versión después de una generación que no logró cuajar en el mercado europeo. Con un nuevo diseño moderno e innovador -tanto por fuera como por dentro-, una gama de motores eficiente (en la prueba llegamos en ciudad a unos respetables 5 l/100 km) y un amplio arsenal de sistemas de ayuda a la conducción hacen de este utilitario una gran opción dentro del segmento; además con un precio acertado para el nivel general del coche, el cual parte desde los 13.350 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =