PRUEBAS

Prueba Nissan Juke Tekna, un crossover nipón con tintes premium

RevistaCAR 11 de junio, 2020 | Tiempo de lectura 8 min

La segunda generación del Nissan Juke ha llegado con la difícil tarea de mantener o superar el éxito de su antecesor. Argumentos para ello no le faltan. Con notables mejoras en muchos apartados, y tras convivir con él durante más de 3 meses, la conclusión es clara: Nissan ha conseguido mejorar uno de sus mejores producto y aquí probamos el Nissan Juke Tekna.

El Nissan Juke de primera generación llegó a nuestro mercado hace ya una década. Con su particular estética llena de identidad y su carácter propio pronto consiguió convertirse en una de las referencias dentro de su segmento. Desde su lanzamiento, y sin apenas recibir restylings, el Juke ha mantenido esa privilegiada posición hasta la llegada de su segunda generación. No sé si esta será tan longeva como la primera, pero no cabe duda que volvemos a estar ante un producto excelente que lo tiene todo para renovar el título de superventas.

Nissan Juke Tekna trasera

Una estética renovada

Uno de los elementos más característicos del primer Juke fue sin duda su estética totalmente reconocible aunque a veces discutida. Para la segunda generación, en Nissan han optado –desde mi punto de vista de forma acertada- por una diseño algo menos atrevido, pero también más armónico aun sin perder el carácter propio. Las formas más angulosas y modernas favorecen al Nissan Juke Tekna en su exterior, mientras que el interior renovado también da un salto cualitativo a nivel estético. Por otro lado, la posibilidad de personalización es un nuevo reclamo: entre otras opciones, la carrocería se puede elegir con el techo de un color distinto al de la carrocería, mientras que las llantas pueden ser de 16 hasta 19 pulgadas según el acabado.

Nissan Juke Tekna morro

Un pequeño crossover que crece

Algo inicialmente imperceptible en el aspecto del Juke de segunda generación, es que este ha crecido respecto a su predecesor. Para ser exactos, es 7,5 cm  más largo hasta llegar a los 4,21m mientras que la batalla aumenta en 10,5 cm. Lo mejor de todo es que esto se traduce en una habitabilidad notablemente mejorada en las plazas posteriores donde ahora caben 2 adultos de estatura media o incluso bastante grande con una comodidad más que razonable.

Incluso yo con 1,90m de alto me vería capaz de realizar un viajecito en la parte posterior del Juke si fuera necesario. Por último, el maletero también ve ampliada su capacidad de carga, llegando a los 422 litros, 68 más que en el modelo anterior. Además, me gustó especialmente el cofre inferior que hay en el maletero, un espacio práctico en el que cabe, por ejemplo, un Scalextric que aproveché para ir a comprar hace un par de meses. Cosas del confinamiento.

Nissan Juke Tekna perfil lateral

Lo que si echo en falta, como en la inmensa mayoría de vehículos actuales, es una rueda de repuesto. En su lugar encontramos un kit repara pinchazos. No es igual de efectivo que una rueda pero a la hora de bajar peso para poder homologar las cifras de emisiones lo más bajas posibles, las marcas no tienen alternativa.

Un interior con toques Premium

El interior es uno de los apartados en el que el salto cualitativo ha sido mayor. Además de la mayor amplitud, la calidad de los materiales y el nivel de acabados está varios escalones por encima respecto al primer Juke.

Nissan Juke Tekna interior

 La calidad es omnipresente, y se hace perceptible tanto a la vista como al tacto. De hecho, según el acabado, hasta el salpicadero viene recubierto en piel, un tipo de detalle más propio de vehículos de alta gama que no de un pequeño crossover de marca generalista.

Por otro lado, uno de los elementos que más me ha gustado es el sensacional equipo de audio Bose, con altavoces incorporados en los asientos a la altura de la cabeza. Con esta opción, disfrutaremos de una calidad de sonido envolvente pocas veces vista en un vehículo del segmento B.

Nissan Juke Tekna plazas traseras

Tecnología a la última

Otro aspecto que me ha llamado la atención es toda la tecnología que te rodea al volante del Juke Tekna. Desde la pantalla táctil de 8 pulgadas en la parte central del salpicadero que incluye el Apple Carplay y Android Auto hasta el sistema propilot, que combina el control de crucero adaptativo y el control de cambio de carril. El sistema de cámara de 360º por su parte, facilita especialmente las maniobras de aparcamiento.

Sin embargo Nissan va más allá pues existe una app específica que te permite interactuar con el vehículo desde nuestro terminal, sea para pre-introducir destinos en el navegador o comprobar la presión de las ruedas. Estas últimas son funciones que como usuario quizás no las uses jamás pero que ahí están. Será por tecnología.

Nissan Juke Tekna altavoces BOSE

Motorización única pero acertada

A diferencia del primer Juke en el que había distintas motorizaciones combinadas con tracción 4×2 o 4×4, el nuevo Nissan Juke Tekna sólo está disponible por el momento con una única opción de gasolina. Se trata del motor tricilíndrico de 1.0 Digi-T con 117cv,  combinado con un cambio manual de 6 relaciones en la unidad probada (también se puede pedir con caja automática). Tanto en conducción por ciudad como por carretera o autovía este crossover se muestra ágil y agradable de conducir en modo normal, aunque las reacciones mejoran sensiblemente si ponemos el modo de conducción en Sport.

Nissan Juke Tekna conducción

Si por el contrario lo que queremos es minimizar el consumo es mejor optar por el modo Eco, aunque en este caso la respuesta del acelerador se hace muchísimo más lenta, quizás hasta demasiado. Lo que sí es cierto es que el consumo baja considerablemente.  Durante la prueba,  y siempre combinando carretera y ciudad, en modo sport y conducción alegre hice medias entorno a los 8l/100kms, con modo normal alrededor de 7l/100kms, y con modo Eco llegué a estar por debajo de los 6l/100kms. 

Un chasis dinámicamente mejor

Otro de los aspectos en los que el Juke mejora es su comportamiento dinámico. Este resulta más que aceptable. La suspensión es menos seca que la anterior, y absorbe mejor las imperfecciones del asfalto. En vía rápida el aplomo es bueno –sobre todo considerando que llevaba llanta 19- y en curvas también. De hecho, a pesar de ser algo más alto que su predecesor, el comportamiento en carretera virada es más ágil. No es deportivo ni especialmente excitante, pero resulta simpático de comportamiento.

Nissan Juke Tekna faro

Mejor en todos los aspectos

En definitiva, la conclusión después de pasar 3 meses junto al Juke Tekna de segunda generación, es que ha mejorado en todos los aspectos. Para el usuario, se trata de un vehículo con el que fácilmente sentirse cómodo. Tanto a nivel dinámico como tecnológico o de confort y habitabilidad, cumple e incluso supera expectativas.

Nissan Juke Tekna

La primera generación de Juke ha sido un superventas durante casi una década gracias a sus cualidades y a pesar de sus puntos débiles –tales como la capacidad de carga o el espacio en las plazas traseras-. Sin embargo, la segunda generación mejora esas cualidades y subsana los defectos. Estamos por tanto ante un vehículo mejor, incluso más bonito y con tintes premium. Si hay que ponerle un pero es el hecho que de momento solo haya disponible la única motorización gasolina de 117 cv con tracción 4×2. En cualquier caso, no cabe duda de que el crossover nipón sigue siendo una de las opciones más interesantes de su segmento, por lo que de buen seguro mantendrá por méritos propios su titulo de superventas.

Precio recomendado unidad probada Nissan Juke Tekna: 25.550€. Precio en oferta: 22.850€

Por: Dani Blasco

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Nissan X-trail 2017: más aventurero y potente con su nuevo motor diésel

    Tras más de 10 millones de unidades crossover vendidas, Nissan puede decir bien orgulloso que es el fabricante a nivel...

  • Prueba Nissan Micra 2017, diseñado para conquistar las calles

    Bajo una nueva identidad, este pequeño utilitario pretende coronarse como el mejor de su segmento. ¿Tiene lo que hace...

  • Probamos el Nissan Micra con el motor 1.0 gasolina ¿la mejor versión para ciudad?

    Hace ocho meses que Nissan nos presentó la renovación de su utilitario del segmento B, el nuevo Micra. Un coche que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración