Mini Countryman PHEV: probamos al Mini enchufable más completo

HÍBRIDOS ACTUALIDAD MOTOR PRUEBAS

Prueba Mini Countryman PHEV: el Mini plug and play

RevistaCAR 28 de septiembre, 2021 | Tiempo de lectura 6-7 min

Hubo un tiempo en que la palabra híbrido no se asociaba a los coches. Increíblemente, si hubieras preguntado a la gente por los híbridos hace 15 años, probablemente habrían pensado que estabas hablando de Collision Course de Jay-Z y Linkin Park. En 2021 se habla de cero emisiones y de tiempos de carga, y ese lenguaje está muy interiorizado en el nuevo Mini Countryman PHEV.

Mini Countryman PHEV

Mini ha estado en el acto híbrido enchufable desde 2017 con el Mini Countryman PHEV. Es el único acoplamiento gasolina/eléctrico de Mini y, lo que es más importante, viene con una autonomía eléctrica oficial de 50 kilómetros WLTP.

Una vez aclarado eso, hay un motor turbo de tres cilindros y 1,5 litros para seguir adelante. Pero también recargará la batería a través de la energía cinética capturada durante el frenado.

Mini considera que es el coche perfecto si quieres desplazarte por la ciudad sin emisiones durante la semana y recorrer largas distancias el fin de semana para realizar actividades de ocio. Sigue leyendo para saber si estamos de acuerdo.

Los minis son ágiles y divertidos, los híbridos pesados y lentos, ¿verdad?

Hay mucho de cierto en estas generalizaciones, y el Countryman PHEV es, de hecho, más pesado (unos 150 kg) que su equivalente, un Cooper con el mismo motor de tres cilindros de 134 CV, caja automática y tracción a las cuatro ruedas. Pero el PHEV es más potente y mucho más rápido, gracias a su asistencia eléctrica.

Mini Countryman PHEV

Mini ha colocado 80 baterías de iones de litio bajo el asiento trasero, además de un motor eléctrico de 87 CV que acciona el eje trasero mediante una transmisión de una sola velocidad. Hasta 160 Nm de par pueden hacer girar la goma trasera: de hecho, el Mini híbrido es un coche de tracción trasera cuando funciona en modo puramente eléctrico.

Y así es como empezamos nuestra prueba del PHEV: en el modo «MAX eDRIVE», bueno para la conducción puramente eléctrica, a menos que se superen los 120 km/h o se pise el acelerador a fondo. Eso requiere una presión concertada y se siente como si el Mini tuviera un tope de puerta encajado bajo el pedal para mantenernos puros.

El Countryman muestra todas las virtudes de los vehículos eléctricos: una rápida aceleración (0-100 km/h en 6,8 segundos) acompañada de un efecto de sonido de deslizamiento, y un progreso urbano felizmente silencioso, sin el ruido de los neumáticos, el viento o la combustión.

Mini Countryman PHEV

Mini ha conseguido que los frenos sean progresivos y satisfactorios, algo que no siempre se da en un híbrido, donde la fase inicial «regenerativa» puede parecer pesada antes de que entren en acción los frenos de fricción.

Pero después de sólo 20 km de lanzamientos y cero emisiones en el retorcido paisaje de Barcelona, las ruedas delanteras de gasolina insisten en unirse a la lucha. Aunque el jefe de producto, Daniel Schmidt, asegura que consigue entre 25 y 30 kilómetros de autonomía EV en Múnich.

Cuando se agota el MAX eDRIVE, el Mini pasa al segundo de los tres modos: «AUTO eDRIVE». En este modo, el motor de gasolina, con su sonido de tres cilindros, y el zumbido del motor eléctrico se turnan o trabajan juntos bajo una carga pesada; como el DJ Carl Cox mezclando en cuatro tocadiscos, es intrincado, suave y te arrastra.

Hay un tercer modo de conducción híbrida, «SAVE», que también se elige con un interruptor junto al botón amarillo mostaza de arranque, que conserva la carga eléctrica para una próxima zona de bajas emisiones, o utiliza el motor para cargar la batería.

¿Se siente el Mini Countryman PHEV un verdadero Mini ?

El Countryman PHEV es un coche muy rítmico y divertido de conducir. Aunque sientes el peso adicional del kit eléctrico en las frenadas fuertes, no afecta a la capacidad de giro del Mini. Se desenvuelve con dulzura en las curvas, resistiendo el balanceo de la carrocería, a veces con la sensación de que la unidad de tracción trasera se comporta como un e-diff y te hace girar en las curvas.

A diferencia de muchos SUV de tracción total, que son estrictamente de tracción delantera a menos que se detecte un deslizamiento, el Mini decide continuamente si te empuja o te arrastra, o si hace girar ambos ejes a la vez.

El motor está acoplado a un sistema automático Steptronic de seis velocidades, que evita la escalada de revoluciones que históricamente ha afectado a los complejos híbridos equipados con CVT de Lexus y Toyota. Hay un indicador adicional de e-power pegado al velocímetro central donde normalmente se encuentra el tacómetro, para ayudar a mantenerte en el camino del VE.

Si la aguja está en amarillo, estás funcionando con electricidad; acelera demasiado (o pasa de 80 km/h en AUTO eDRIVE), y la aguja se estrella contra el techo de eBOOST. Levántalo del todo y caerá por el suelo, en «carga».

Es un poco confuso cuando el cigüeñal está a unas escasas 2.000 revoluciones y ves la aguja en una posición (virtual) de línea roja: tienes que recalibrar para recordar que es el indicador EV.

El gráfico de los modos de conducción de la pantalla central muestra si el Mini funciona con las ruedas delanteras de gasolina, con las traseras de electricidad, con ambos sistemas en el modo «potencia» o con ninguno en el modo «carga». Es posible que después necesites recostarte. Pero es sofisticado y fluido, así que déjalo que se ponga a trabajar.

La dirección asistida eléctrica es relajada en el modo normal, pero si seleccionas el modo deportivo en la palanca de cambios, la dirección se vuelve más pesada y responde mejor. Si combinamos esto con el empuje del motor dual, el PHEV se siente tan bien al volante como el 2.0 litros turbo normal. El confort de marcha está bien, y hay poco ruido de viento durante la conducción en autopista.

Los híbridos son todo compromisos: confiesa sus pecados…

Las partes eléctricas se guardan alrededor del eje trasero. La primera víctima es el depósito de combustible, que se reduce de 51 a 36 litros: Mini afirma que el PHEV sigue ofreciendo una autonomía de 500 km.

La colocación de las baterías debajo de la banqueta trasera significa que los asientos no pueden deslizarse hacia delante y hacia atrás como en los Countryman normales, aunque los respaldos siguen siendo reclinables. El maletero también pierde 45 litros de almacenamiento, todos bajo el falso suelo; la capacidad total es de 405 litros, o 1.275 con los asientos traseros plegados.

MINI Countryman 2020

Así que el Countryman PHEV sigue siendo un coche práctico y bien empaquetado, con espacio suficiente para los adultos en la parte trasera. Una carga completa tarda 3 horas y 15 minutos en la red eléctrica, o una hora menos utilizando un Chargemaster de pared.

Mini Countryman PHEV: veredicto

Si piensas que las especificaciones del Countryman enchufable te suenan, es así, ya que están tomadas al completo del BMW Serie 2 Active Tourer híbrido. Pero ese es un monovolumen, y el Countryman debería ser un regalo para los consumidores con su carrocería SUV.

El Mini Countryman PHEV es el verdadero negocio y es un serio competidor para aquellos que quieren un coche de cero emisiones y un vehículo de estilo de vida. En gran medida, el éxito del coche se debe a que tiene las mismas virtudes que un Countryman normal: un interior de alta calidad, carácter a raudales y la conectividad característica de BMW.

MINI Countryman 2020

Y lo que es más importante, sigue siendo muy divertido de conducir con unas prestaciones decentes. Pero la capacidad de conexión le da al Countryman una doble naturaleza: también es un vehículo urbano muy civilizado y responsable, cuando funciona en modo eléctrico de cero emisiones. El Countryman PHEV ofrece lo mejor de ambos mundos.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Audi Q4 e-Tron
    • Primer contacto Audi Q4 e-Tron: el eléctrico de Audi para las masas

      ¿Sabes que dicen que nunca compres la primera versión de un nuevo producto de Apple? Pues quizá habría que aplicar una...

    • Defender P400e
    • Prueba Land Rover Defender P400e: el Landie erudito

      Era inevitable, si Land Rover quiere sobrevivir la próxima década, electrificar su gama de modelos era algo obligatorio....

    • Polestar 2
    • Polestar 2: probamos al crossover eléctrico sueco en carretera y circuito

      Olvídate del Polestar 1, el Polestar 2 representa el verdadero comienzo de la filial de Volvo. Un vehículo eléctrico con...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración