El Mazda CX-5 estrena nueva generación, y de ella os hablamos cuando tuvo lugar la presentación (puedes ver la prueba aquí). Pero hoy nos hemos desplazado hasta Escalona (Toledo) para dar buena cuenta de una de las versiones más demandadas, el diésel de 2.2 litros con 150 CV (hay otra opción con 175 CV), con tracción delantera (también puede ser tracción integral) y el acabado más exclusivo de los tres posibles, el Zenith (los otros son Origin y Evolution).

El CX-3, a la izquierda, mide 4.275 mm y es el hermano pequeño del Mazda CX-5, que mide 4.550 mm.

Pero antes conviene ubicar al CX-5 (4.550 mm, desde 26.600 euros) en la actual gama Mazda, ya que se sitúa por tamaño por encima del CX-3 (4.275 mm, desde 20.495 euros), los únicos todocaminos de la marca japonesa.

Puede que la demanda esté cambiando y cada vez haya más clientes que quieran motores gasolina, pero lo cierto que el trabajo de Mazda en materia diésel es sobresaliente. Su consagrada tecnología Skyactiv sigue mejorando y evolucionando el motor 2.2, que ahora tiene un comportamiento excelente desde la zona más baja del cuentarrevoluciones, con un grado de insonorización sorprendente, que hace la vida a bordo mucho más fácil y placentera.

En ese apartado también influyen las muchas ventajas que ofrece el acabado Zenith. Si bien es cierto que la nueva pantalla central de 7 pulgadas táctil es de serie para toda la gama, esta versión incluye, entre otras muchas cosas, el práctico Head-Up Display que nos muestra la información necesaria sobre el parabrisas, para que no tengamos que perder de vista la carretera en ningún momento. Otro detalle es el sistema de sonido envolvente de alta calidad de la firma BOSE con 10 altavoces y procesamiento de señal digital Centerpoint 2, que hacen que encender la radio sea toda una experiencia a bordo. Por no hablar del asiento del conductor con ajuste en 10 direcciones y el tapizado en cuero (el Pack cuero negro está valorado en 1.800 euros).

Además, la funcionalidad se ve incrementada gracias al Control de crucero adaptativo (MRCC) con función Stop and Go y a los faros led adaptativos (ALH) con una nueva matriz de ledes dividida en 12 módulos. Por su parte, el sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado (SCBS avanzado) es de serie en toda la gama, pero la función de reconocimiento de señales de tráfico (TSR) se encuentran disponibles por primera vez en la gama del CX-5 para el acabado Evolution con Pack Navegador y en las versiones Zenith.

Por fuera, la mayor diferencia la encontramos en el tamaño de las llantas. Mientras que los CX-5 suelen llevar de 17″, con las versiones Zenith el diámetro aumenta considerablemente hasta las 19 pulgadas, lo que le da un mayor empaque a todo el conjunto. Puede que nuestra versión no fuese 4×4, pero nos atrevimos a transitar por algunas pistas y nuestro Mazda CX-5 no tuvo ningún problema. Las suspensiones del nuevo CX-5 tiene unos acoplamientos de la dirección más rígidos, que proporcionan una conexión más directa entre los anclajes de la dirección y de la suspensión. De este modo se mejora la respuesta de la dirección asistida eléctrica. Según sus responsables, esta nueva estructura está diseñada para suprimir la transmisión de vibraciones a la dirección, incluso sin recurrir a elementos elásticos. Contribuye a un comportamiento más predecible y a unas características de rumorosidad excepcionales.

Larga vida al diésel

El motor diésel common-rail de 2.191 cc tiene una construcción ligera, totalmente en aleación y de baja fricción, y es capaz de desarrollar 150 CV a 4.500 rpm y 380 Nm entre 1.800 y 2.600 rpm. Su arquitectura de turbocompresor doble está diseñada para minimizar el retardo del turbo y ofrecer más garra en la banda de velocidades medias y en el límite de 5.500 rpm. Lo que se agradece en alguna recuperación en autopista o cuando toca emprender un adelantamiento brusco.

Aparte de su comportamiento dinámico y su alto par, el motor destaca por ofrecer un bajo consumo combinado y por sus bajas emisiones de CO2: 5 l/100 km y 132 g/km. Esos son los datos oficiales, nuestro consumo fue un poco más elevado porque como de costumbre abusamos más de la cuenta del acelerador y porque nuestra unidad todavía se encontraba en pleno rodaje, pero en ningún caso superó los 6 litros a los 100 km. En el caso de la caja de cambios automática, el gasto asciente hasta los 5,6 l/100 km, 5,8 si además la tracción es a las cuatro ruedas –el manual con tracción total consume 5,4 l/100 km–. En todo caso, registros nada disparatados para un coche capaz de alcanzar los 204 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos.

Por último, el Mazda CX-5 no fue desarrollado para ser disfrutado en soledad, por eso cuenta con un generoso maletero. La capacidad de carga ha crecido hasta los 506 litros. Y no solo eso: el empleo de un panel 9 mm más delgado en el suelo del maletero, junto con la reorganización de la zona de herramientas, ha permitido elevar la capacidad de carga del compartimento inferior desde 10 hasta 30 litros. El carácter práctico del espacio de carga se completa con una serie de nuevos ganchos para redes de sujeción, situados en el suelo del maletero, detalles que se agradecen mucho cuando toca viajar con toda la familia. Como novedad en Mazda se ha incorporado un portón trasero eléctrico, de serie en nuestro acabado, con mandos de apertura y cierre en el propio portón y en el panel de controles del conductor. También se maneja desde el mando a distancia, que permite asimismo definir el grado de apertura del portón.

En definitiva, un producto redondo que te hará plantearte si de verdad necesitas la tracción total y el cambio automático. Ambos sistemas son muy eficientes y recomendables, pero si los vas a utilizar. De lo contrario, esta versión es más que recomendable, tiene empuje más que de sobra, y con unos consumos muy ajustados. Este Mazda CX-5 2.2 Skyactiv-D, con el acabado Zenith y el Pack Cuero Negro, tiene un precio de 34.650 euros y hay pocos modelos en el mercado que ofrezcan tanta tecnlogía y calidad por ese precio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.