El nuevo Mazda CX-30 llega para ocupar el espacio entre el pequeño CX-3 y el hermano mayor, el CX-5. Con el característico diseño “Kodo” que se ha convertido en la seña de identidad de la marca japonesa en los últimos tiempos, equipado con motores de última generación entre los que destaca el Skyactiv-X que le dan homologación Euro 6d y etiqueta ECO en el caso de los motores gasolina y transmisión manual, y cargado de equipamiento a un precio muy competitivo que parte de 27.575€, el CX-30 está llamado a convertirse en el producto estrella de la marca nipona.

El diseño

El diseño exterior del CX-30 es una evolución del que ya hemos visto en otros modelos como el CX-3 o el CX-5, y que resulta en un SUV dinámico y elegante a la vez que le confiere aspecto de coupé.

En cuanto el interior, además de estar elaborado con materiales de gran calidad,  el diseño está totalmente enfocado al ser humano, lo que a efectos prácticos se traduce en una posición de conducción eleveda que se adapta perfectamente al usuario gracias al reglaje de los asientos y al volante con ajuste telescópico.  Además, el rango de visión resulta muy amplio pues con el diseño de este modelo, los pilares A y C apenas interfieren.

Todos los mandos se encuentran al alcance del usuario y son muy claros e intuitivos. A la instrumentación del vehículo y la pantalla del salpicadero de 8,8 pulgadas, se suma el head-up desplay que presenta la información en el parabrisas de forma clara y sencilla. Las plazas delanteras como traseras presentan una buena accesibilidad gracias a la generosa apertura de las puertas, y en el caso de las traseras presentan un buen espacio para los pasajeros. La capacidad del maletero es de 430 litros. En cuanto a la tapicería de los asientos está disponible tela negra, o como opción en piel negra y blanca, que se combina con los tapizados interiores en color marrón o azul.

El equipamiento

El nuevo CX-30 está disponible en tres acabados distintos, Origin, Evolution y Zenith.

Desde la misma gama de acceso, la origin, el equipamiento es completísimo e incorpora: head-up display, control de crucero adaptativo, detector de fatiga, reconocimiento de señales, sistema de aviso de cambio de carril, sistema de detección de peatones, faros led y control de luces de largo alcance, pantalla de 8,8, climatizador bizona con salidas de aire traseras, sensores de lluvia y luces, sensor de aparcamiento trasero, freno de estacionamiento eléctrico, asistente de arranque en cuesta, llantas de aleación de 16 pulgadas y sistema GVC de ayuda a la estabilidad.

La conectividad en el nuevo CX-30 es total, ya que viene equipado de serie con el sistema Mazda Connect, compatiple con Apple y Android. El equipo de sonido de serie consta de 8 altavoces repartidos por el habitáculo, sin embargo existe la opción de montar un sistema BOSE de 12 altavoces de gran calidad.

El acabado Evolution, que supone un sobrecoste de 1250€, también añade al equipamiento el sistema de arranque sin llave, la cámara de visión trasera, sensor de aparcamiento delantero, retrovisores con sistema antideslumbramiento, cristales traseros tintados, llantas de 18 pulgadas y apertura eléctrica de maletero.

Por último y con un sobrecoste adicional de 1250€ el acabado Zenith añade faros full led adaptativos con firma lumínica, detalles estéticos en el exterior, el sistema bose de audio y levas en el volante en el caso de las versiones con cambio automático.

MOTORES: El skyactiv-X y el resto

Las motorizaciones disponibles en el CX-30 son 3; la skyactiv-G gasolina de 122cv M-hybrid -con un mini generador de 24v y una batería ion litio de 600kj- con sistema de desactivación de cilindros y start-stop, el skyactiv-D diesel de 116cv, y por último y sin duda la mejor opción que recomendamos enérgicamente: el revolucionario motor Skyactiv-X de 180cv, único en el mundo, que también incorpora sistema M-hybrid. Lo que tiene de especial este motor a efectos prácticos es que da un rendimiento excepcional con un consumo bajísimo gracias a la tecnología desarrollada por Mazda https://www.mazda.es/mazda-spirit/innovacion/. Con el pequeño sobrecoste que representa la versión Skyactiv-X sobre la Skyactiv-G, obtienes un coche con un rendimiento muchísimo mejor y con un consumo mixto de verdad excepcional de menos de 5L/100 (menor que la versión de 122cv que supera por poco los 5L/100kms.  Para nosotros no hay duda, el Skyactiv-X es la versión a elegir.

En un momento en que está tan bien visto ser ecológico, el Mazda CX-30 obtiene la etiqueta ECO, y con emisiones por debajo de los 120g/km de C02 en las versiones Skyactiv-X y Skyactiv-G con transmisión manual, con el consecuente ahorro del impuesto de matriculación.

Transmisión

Las versiones gasolina están disponibles en 2wd y Awd y la versión diesel solo en 2wd. Todas ellas se pueden elegir con cambio manual de 6 marchas o cambio automático, aunque las propias previsiones de la marca auguran que la mayoría de las ventas serán en versiones 2wd con cambio manual –no en vano el cambio automático presenta un sobrecoste de 2800€ además de aumentar el consumo en 1l/100km.

Sensaciones al volante:

Las sensaciones al volante del Cx30 han sido mejores de lo esperado. Empezando por la posición de conducción muy cómoda que permite adaptar el puesto de conducción perfectamente al conductor. Una vez en marcha el comportamiento del nuevo SUV de Mazda me ha sorprendido muy positivamente. Pese a la altura superior a la de un turismo, con el consecuente punto de gravedad más elevado, la estabilidad y comportamiento en curva son ejemplares, con una suspensión firme. En carretera pues es ideal, el único hándicap es a la hora de pasar badenes a baja velocidad, cuando verdaderamente se nota la dureza de la suspensión (sin resultar a ser excesiva).

prueba mazda CX-30

Respecto al rendimiento de los motores, tanto el gasolina de 122cv como el diésel de 116cv se quedan demasiado cortos de potencia, mostrándose bastante perezosos y ruidosos en cuanto se exprimen. Sin embargo, con el motor gasolina de 180cv la cosa cambia, con unas prestaciones mucho mejores. Definitivamente el motor Skyactiv-X es el ideal para el CX-30, sin ningún tipo de dudas, especialmente si consideramos que es el que obtiene mejores consumos y mejor rendimiento y sólo supone un pequeño sobrecoste de 2400€ respecto al motor de 122cv, y sólo 500€ por encima de la versión diesel.

Precios

La gama CX-30 que ya está disponible parte de los 27.575€ del modelo de acceso en la versión skyactiv-G 2wd con transmisión manual y acabado Origin, y llega hasta los 37.675 de la versión Skyactiv-X AWD acabado Zenith y transmisión automática –pese a que el skyactiv-X no llegará hasta octubre. Todos estos precios pueden verse mejorados con los descuentos de Mazda en función de la financiación a través de la marca y los descuentos y promociones.

Mazda CX-30

Conclusiones

Mazda sigue su línea particular de hacer las cosas, con un diseño característico y atractivo combinado con un nivel de equipamiento altísimo y unos acabados objetivamente Premium. A ello se le suma el revolucionario motor skyactiv-X de alto rendimiento y bajo consumo que resulta en un atractivo muy importante. Además, hay que destacar el buen comportamiento en carretera del modelo. Todo ello convierte el CX-30 en un modelo muy interesante si consideramos también el rango de precios en el que se mueve, situándose como un producto objetivamente muy atractivo en todos los aspectos para quien busque un Suv de tamaño mediano.

Prueba por: Dani Blasco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.