Lexus nació con un propósito que se refleja en cada centímetro de la elegante carrocería del nuevo Lexus LS 2018, transformar el mercado de vehículos premium. Estamos ante un coche en el que ha participado en su desarrollo hasta el propio presidente de Toyota, Akio Toyoda. Una berlina de lujo japonesa a la altura de sus rivales alemanes, con la eficiencia y la atención al detalle como estandartes que harán que no olvides su experiencia a bordo. Nosotros vamos a vivirla en el Sultanato de Omán, así que los ingredientes son perfectos: exóticos lugares, clima agradable en diciembre y un coche digno de sultanes.

Una de las principales preocupaciones de Lexus con el LS era darle su sello propio a la hora diseñar esta renovada quinta generación. Un aspecto mucho más agresivo y dinámico que se alejara de la sobriedad y la rectitud de sus rivales europeos. Y lo han logrado a base de musculosidad en su frontal con la parrilla delantera con forma de doble punta de flecha se ha convertido en un sello de diseño de los vehículos Lexus. 

Sus afiladas ópticas delanteras Full LED también acrecientan su imagen de la berlina japonesa premium que Lexus siempre ha tratado de ofrecer. Y si lo que se busca es mayor deportividad, una vez más se ofrece el acabado F-Sport, que en este caso nos incluye una rejilla y paragolpes especiales, así como llantas de 10 radios exclusivas y una tapicería y diseño interior especiales. 

El Lexus LS presenta una línea lateral que tiende a un diseño coupé, pero sin desmejorar su habitabilidad interior, ni su visibilidad ni luminosidad, ya que es el primer modelo de la marca con seis ventanillas. Mantiene el corte clásico pero bien adaptado a lo tiempos moderno. Su trasera gana más presencia, dominada por las ópticas LED y su difusor con doble salida de escape. 

Se asienta sobre la nueva plataforma GA-L, lo que permite que el Lexus LS crezca en todas sus cotas, especialmente la longitud para ganar mayor comodidad a bordo. Solo se reduce la cifra del peso, que pasa a ser 90 kg más liviano que la anterior generación, en parte gracias al uso del aluminio. 

Lexus LS 2018
Con 5.235 mm de largo el Lexus LS ofrece una batalla de 3.125 mm

Para dar vida al que fue su primer modelo hace casi 30 años, Lexus ha optado por un motor V6 de 3.5 litros Twin-Turbo gasolina de 420 CV y 600 Nm de par, el denominado LS 500, pero que solo veremos en algunos mercados. En España tendremos su variante híbrida, el Lexus LS 500h. Aquí tenemos el mismo motor 3.5 V6, emparejado a dos motores eléctricos con los que se consigue una potencia de 359 CV con una batería ligera de ion de litio. En este caso la transmisión es una híbrida MultiStage, desarrollada por la propia Lexus y con la que el LS mejora en toda sus cifras de rendimiento, pudiendo circular hasta a 140 km/h en modo eléctrico. El acelerador gana en reacción y es capaz de acelera de 0 a 100 km/h en solo 5,2 segundos. Por supuesto, es tracción total.

Pero vayamos a su interior porque aquí es donde más gana el Lexus LS 2018. El diseño de sus componentes es totalmente nuevo, refinado y exquisito, con detalles a la altura del nivel de exclusividad que se espera en un coche de este tipo. Un coche a la altura de sus competidores, como son el Mercedes Clase S, el BMW Serie 7 o el Audi A8. Una de las partes más destacadas es su gran pantalla de 12,3 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento, o para los más melómanos, el espectacular equipo de sonido 3D Mark Levison de 23 altavoces. 

Tenemos también una pantalla digital para el cuadro de mandos, con el que tener varios displays distintos dependiendo del modo de conducción (ECO, Confort, Normal, Sport y Sport +) y ver toda la información relativa a la navegación, el uso de la energía del tren híbrido y todo tipo de datos en tiempo real o la navegación por ejemplo.

Los “Takumi”, son los maestros de lo artesano en Japón, y en el Lexus LS se han encargado de que los detalles a bordo sean perfectos. Inserciones de cuero, de metal, e incluso el exótico y ancestral arte de la vidriera japonesa Kiriko se encuentran a bordo de esta berlina. Detalles, artesanía y tecnología combinada, todo para que la calidad sea del más alto nivel y sus ocupantes se trasladen a un nuevo nivel de exclusividad. Hasta su suspensión activa eleva la carrocería al abrir el coche para que entrar sea más cómodo. 

Por supuesto, tanto lujo sin seguridad para sus ocupantes no serviría de nada, por eso Lexus integra, además de todos los sistemas anterior del coche como el control de crucero, el sistema nuevo de detección de peatones. Con él la berlina premium puede detectar y activar automáticamente al peatón que pueda ser atropellado, manteniendo en todo lo posible el coche en el carril por el que se circula. No faltan asistentes como el de mantenimiento de carril o el de detección de vehículos en ángulo muerto.

Desde hace mucho tiempo, Lexus incrementa el nivel de sensaciones al volante de sus modelo para darles mayor conexión con el conductor, y eso se refleja en una personalidad que se puede hacer incluso más deportiva gracias al acabado F Sport. En el nuevo Lexus LS 500h ese acabado también está disponible. En su exterior se incluye una rejilla frontal especial, faldones laterales y spoiler nuevos y exclusivos, así como llantas de 20 pulgadas únicas. El color Blanco Nova y el azul eléctrico serán otras de las novedades a nivel estético que llegan.

En su interior hay más detalles especiales para el acabado F Sport, por ejemplo los asientos deportivos para una mayor sujeción en conducción dinámica, inserciones de aluminio y el cuadro de instrumentos derivado directamente del LFA. Hay una pedalera de aluminio y la tapicería se puede seleccionar en el color rojo coral. 

A España llegarán unas 60 unidades al año del Lexus LS, una proporción que a buen seguro crecerá, ya que la marca está teniendo una gran acogida, pues este año la marca ha vendido 90 Lexus LC en nuestro país. Se podrá elegir en configuración de cuatro plazas o bien las tradicionales cinco. De momento solo hemos probado las dos de atrás, en una travesía con chófer que ha demostrado que el coche va bien en cualquier circunstancia, con un comportamiento plano y muy cómodo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =