- Publicidad -

CAR se ha desplazado hasta Bahrein para ser testigo presencial de lo que la marca de Sant’Agata Bolognese tiene planeado para su nueva generación de superdeportivos. La firma italiana ha presentado el Lamborghini Huracán EVO, el cual sigue la misma filosofía que ya vimos en el Huracán Performante, heredando la plataforma y el tren de potencia V10 atmosférico.

Diseño

A pesar de que la estética general sigue el lenguaje de diseño del Huracán, vemos ciertos cambios a nivel aerodinámico que le hacen estar un escalón por encima frente a sus hermanos de gama. Monta un nuevo frontal que le da al superdeportivo una presencia agresiva, baja, pero lo más importante es que asegura una gran eficiencia aerodinámica gracias al nuevo splitter delantero, con spoilers integrados. Las tomas han ganado más tamaño, con la forma de Ypsilon que tanto caracteriza a los modelos de Lamborghini.

De lado, el Lamborghini Huracán EVO es muy dinámico, haciendo referencia al patrón hexagonal que está inherente en el ADN de la marca en las ventanillas, así como el nuevo diseño de llantas (20 pulgadas) y una nueva toma de aire lateral.

Los cambios más perceptibles se dan en la zaga, donde luce una estética más agresiva, que evoca a la potencia y el dinamismo que descansa bajo su piel. Haciendo un guiño al ancho y abierto spoiler trasero que pudimos ver en la variante de carreras del Huracán, el EVO presenta una aerodinámica centrada en mejorar el “downforce” a altas velocidades. Posee un nuevo sistema de escape central doble, posicionado justo en la parte central de la trasera.

Las mejoras aerodinámicas continúan en el suelo del Lamborghini Huracán EVO, el cual ha sido desarrollado para maximizar la eficiencia del aire, mejorando la carga aerodinámica hasta niveles nunca antes visto. Según la marca, ahora el Huracán EVO tiene cinco veces más carga aerodinámica que la primera generación del modelo.

Interior

Dentro, la cabina de Lamborghini Huracán EVO destila deportividad y elegancia por partes iguales; dos mundos unidos a través del patrón hexagonal, que hace referencia a la configuración molecular del carbono. Monta un nuevo acabado mixto entre la alcantara y el cuero para el nuevo color Arancio Xanto del exterior.

Materiales ligeros como la fibra de carbono reforzada con composite están disponibles como opción, gracias al programa de personalización Lamborghini Ad Personam. También mejora en términos de conectividad, con la nueva pantalla capacitativa de 8,4 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento.

Motor

No solamente mejora a nivel aerodinámico, sino que ahora tenemos más potencia. El motor V10 atmosférico de 5.2 litros ahora produce un sonido mucho más evaucador, gracias en parte al nuevo sistema de escape. Ahora el bloque produce 640 CV a 8.000 rpm y 600 Nm de par a las 6.500 rpm. Misma potencia que ya vimos en el Huracán Performante.

Gracias a estas cifras -y a su construcción ligera, que para la báscula en 1.422 kg- el Lamborghini Huracán EVO puede alcanzar los 100 km/h en solo 2,9 segundos, y los 200 km/h en solo 9 segundos. Además, la velocidad máxima del nuevo “toro” de la firma es superior a los 325 km/h.

Una gran aerodinámica y un motor potenciado no son las únicas armas del nuevo Huracán EVO para arrebatar la corona de los superdeportivos por excelencia, sino que la tecnología también tiene mucho que ver a la hora de comprobar cómo “dibuja” las curvas. Presenta un nuevo eje trasero dirección, junto un sistema de reparto de par vectorial, el cual trabaja para dar el par necesario a las cuatro ruedas.

Potente e inteligente

Emilio Olivares, director de CAR, junto al nuevo Lamborghini Huracán EVO.

El corazón del nuevo Huracán es el Lamborghini Dinamica Veicolo Integrata (LDVI): una unidad de control que procesa cada aspecto dinámico del coche, que controla todos los sistemas que tienen que ver con su comportamiento para anticipar el siguiente movimiento y necesidades del conductor.

Ahora, la suspensión magneto-reológica -amortiguación de dureza variable- ha sido actualizada para adaptarse de forma instantánea siguiendo los inputs del LPI (Lamborghini Piattaforma Inerziale), siendo este un complejo sistema de sensores que miden el centro de gravedad del coche. El Lamborghini Dynamic Steering (LDS) ahora es más reactivo en las curvas con menos ángulo de giro, por lo que tenemos una respuesta más dinámica y eléctrica por el paso por curva. Equipa varios modos de conducción a través del control “ANIMA” que se encuentra en la parte baja del volante: entre ellos está Strada, Sport y Corsa.

Más juguetón al volante

Con tanta electrónica ¿Cómo afectará esto a su conducción? Ha cambiado, para bien. El anterior Huracán estándar era unidimensional, priorizando la tracción en el eje trasero para poder trazar muy rápido, pero en este tenemos un estilo más maleable y juguetón. Aunque solo lo hemos probado en circuito, si fuéramos ingeniero de Ferrari, McLaren o Porsche ya estaríamos tragando saliva.

En el circuito de Baréin, largo, con zonas muy rápidas, la respuesta del acelerador sigue siendo tan rápida y afilada como siempre, conectando tu pie con el cigüeñal de forma inmediata, sintiendo al máximo el V10 y sonando tan bien como cabría esperar. La otra característica del trazado son sus frenadas fuertes, donde el Huracán Evo nos demostró su equilibrio aerodinámico, siendo más estable que la economía suiza cuando hundíamos el pie en el freno. Con la rápida dirección y los discos carbocerámicos de serie lo controlaremos siempre por muy fuerte que nos tiremos sobre el pedal de freno.

Ahora tenemos de serie la “Dirección Dinámica”, que en el circuito se sintió muy natural, rápida de reacciones y muy comunicativa, toda una mejora respecto al anterior. Ahora girar se siente mucho más directo y rápido, resultado también de esa mejora aerodinámica en el eje delantero, y también por las nuevas Pirelli P Zero que calza, encargadas de pasar al asfalto el par que envía el genial sistema de reparto vectorial del par.

La estabilidad en curvas rápidas se siente más como un coche de carreras que de carretera, no hay duda del resultado de esa labor en el túnel de viento, que gracias a dios no ha echado mano de ridículos alerones. El Huracán aún se comporta como un coche de motor central cuando levantas gas en plena curva, pero te avisa lo suficiente para cortar el trompo.

Como antes, hay tres modos de conducción seleccionables en el volante: Strada, Sport y Corsa. El primero para ir más cómodo por la calle, Sport si queremos un extra de sobreviraje, y Corsa para la máxima tracción y precisión para la vuelta rápida en circuito. La tracción en el último modo es de las que pega tu cara al asiento y difumina el horizonte, pero en Sport el Huracán es sorprendetemente divertido de deslizar y fácil de mantenerlo en este tobogán de chiquilladas, con toda la electrónica ayudándote a ello y que parezca que eres tu quien hace todo el trabajo si detecta que eres tu quien ha provocado el derrape.

Sin duda este nuevo Huracán se siente mucho más ágil, necesitando menos giro de volante y encontrando el vértice de las curvas más rápido que antes, y por lo tanto haciendo parecer rápidas las curvas que antes eran lentas.

Precio

El nuevo Lamborghini Huracán EVO llegará a España desde los 249.826 euros para la variante coupé; si queremos el Spyder está disponible desde 274.808 euros. Si quieres hacerte con uno, te recordamos que Lamborghini Madrid es el único concesionario oficial de la marca italiana en nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.