Prueba Jaguar E-Pace 2018, buscando la fórmula perfecta de deportividad y practicidad - Revista Car

CARRUSEL_ANTERIOR

Prueba Jaguar E-Pace 2018, buscando la fórmula perfecta de deportividad y practicidad

David Navarro 17 de enero, 2018 | Tiempo de lectura 8 min

En la tierra que vio nacer a Napoleón hemos tenido la ocasión de probar el nuevo SUV de Jaguar. El F-Pace lleva solo un año con nosotros y ya le ha salido un hermano pequeño. El Jaguar E-Pace es la apuesta de la firma inglesa para el segmento C-SUV, un coche que se diferencia muy bien por fuera de su hermano mayor, que trae una gama de motores solo de 4 cilindros pero con potencias muy variadas, y que recibe una puesta a punto acorde a los valores de la marca, es decir, una deportividad que no sacrifique el placer de conducir ni la comodidad. 

Es un segmento muy concurrido el de los SUV compactos, y en el nivel premium al que entra el E-Pace tienes que ofrecer lo mejor en todo no solo en un campo. Sus rivales más directos serían el BMW X1, el Audi Q3 o el Volvo XC40, pues la cota de longitud es de 4,4 metros de largo. 

Hay que reconocer que Ian Callum y su equipo han logrado diferenciar muy bien este modelo del F-Pace, pues como hemos podido conocer de primera mano tras una explicación de su diseñador escocés, la inspiración viene del F-Type, creando un SUV más bajo, más ancho y más corto. Hay que decir que es atractivo, tiene unas formas muy redondeadas delante y una trasera con unos ángulos y una caída del techo que de verdad recuerda al F-Type. De serie lleva luces LED y en opción se podrían poner delante Matrix LED.

En cuanto a las motorizaciones es el primer Jaguar que únicamente dispondrá de motores de cuatro cilindros. Es la familia de motores Ingenium de 2.0 litros. Habrá tres diésel de 150, 180 y 240 CV, yendo los dos primeros asociados con cambio manual y automático de 9 velocidades y el último solo con el automático. En los gasolina se corresponden a potencias de 250 y 300 CV, ambos solo con caja automática. Hay disponible tracción total en todos ellos.

Hemos tenido ocasión de probar brevemente el gasolina más potente. Este motor permite acelerar al Jaguar E-Pace de 0 a 100 km/h en solo 6,4 segundos, y eso que supera los 1.800 kg de peso, así como tener una velocidad punta de 243 km/h. Como comprenderéis en las reviradas carreteras corsas, solo hemos podido comprobar lo primero, y hay que reconocer que es rápido, además de tener un sonido muy bueno para un cuatro cilindros. Sus 400 Nm de par ayudan a salir de las curvas con buen empuje y el motor sigue bastante vivo a 5.000 rpm, pero corte asoma ya cercano a las 6.000 vueltas así que pasar de ahí es tontería. 

El motor que más hemos podido probar es el diésel más potente, el de 240 CV y 500 Nm de par con el que se mueve desde parado a 100 km/h en 7,4 segundos. Su par entra a solo 1.500 rpm, así que el empuje inicial es muy satisfactorio, pero se hecha de menos un poco más de inmediatez una vez que hundes el pie derecho a fondo. La rumorosidad a altas vueltas es notable y al igual que a la versión gasolina, el corte de inyección está antes de lo que te piensas. Aún así es un motor fantástico para rodar por autopista con consumos muy bajos y para poder rodar con mucha viveza en carreteras secundarias. El cambio ZF de 9 velocidades va perfecto, ayudando a minimizar consumos, siendo muy suave en sus transiciones y muy comprometido a ayudar en el modo S cuando se rueda a buen ritmo entre curvas. Además se puede accionar manualmente con las levas de aluminio fijas en el volante.

Y precisamente de esto último no le falta a Córcega, cuya prueba del mundial de rallyes es conocida por ser el rallye de las mil curvas. La firma británica prometía un coche deportivo, y el Jaguar E-Pace así lo ha demostrado. Cada viraje era un suave ejecución y además muy cómoda. Esto se debe en gran parte al excelente chasis y la suspensión. Jaguar es experta en el uso de aluminio y han logrado contener su peso dentro de lo que cabe dado que se puede equipar de mil gadgets. Pero de este material también se compone su suspensiones. Delante lleva McPherson y detrás el sistema Intelligent Link que Jaguar monta en el F-Pace y sus berlinas más grandes. Esto no solo ahorra espacio sino que dota al E-Pace de un balance muy bueno entre deportividad y confort. 

Hemos rodado a buen ritmo por carreteras muy sinuosas y la confianza en el coche crecía a cada kilómetro. Es ágil, es rápido con los motores más potentes y es muy estable en las curvas rápidas. Además, como en nuestro caso, acompañado de la tracción total tenemos un plus de precisión en curva y de seguridad. Esta transmisión además cuenta con un sistema de reparto del par entre sus ruedas, pudiendo incluso enviar hasta un 100% del par de un eje a una sola rueda. Aunque el coche amague con subvirar, el sistema lo pone en su sitio y solo tienes que ser gentil con el gas para poder salir de la curva por tu carril.

Y precisamente la tracción total es algo que hemos podido probar y muy a fondo. El Jaguar E-Pace es un coche que pocos usarán por el campo, quizás ni te lo plantees al ver su aspecto tan refinado y deportivo, pero creerme cuando os digo que es un digno todoterreno, se nota que Jaguar trabaja con Land Rover codo con codo. Hemos transitado por pistas y caminos por los que pocos SUV lo harían y además lo hemos hecho con mucho margen de seguridad y divirtiéndonos.

Jaguar E-PACE

Sorprende enfilar una pendiente llena de barro y piedras y que el coche suba sin rechistar. Para ello Jaguar ha dotado al E-Pace del sistema All Surface Progress Control. Con esto activamos un control de crucero off-road con el que circular entre 1,8 km/h y 30 km/h. El coche gestiona el motor y el cambio para que nosotros nos centremos en operar el volante y ver por donde queremos ir. Con él activado hemos subido por cuestas embarradas, bajado por pedregales e incluso vadeado un río, así que se podría decir que funciona muy bien. Y si la suspensión era buena en carretera, fuera de ella nos permite ir con cierta comodidad si el terreno es muy accidentado, así que doble «win».

A bordo del Jaguar E-Pace la sensación es la de estar en un coche deportivo más elevado. Del F-Type también hereda la disposición de ciertos elementos y lo envolvente de su cockpit. Incluso han añadido el asidero de la consola central. Dentro todo es calidad y elegancia, todo te envuelve y te sientes acogido por un habitáculo bien refinado. Si bien es cierto para llegar a ese nivel tienes que equipar ciertos extras, pero de serie llevamos la pantalla Jaguar Touch Pro de 10 pulgadas, cámara de marcha atrás y sensores de aparcamiento. 

Como novedad en Jaguar, el E-Pace incorpora en opción un nuevo Head-Up Display, que además nos muestra un pequeño cuentarrevoluciones más simple, y es a color. Otra opción muy interesante es su display digital de 12,3 pulgadas, con él se puede tener la clásica vista de los dos relojes o desplegar el mapa del navegador por completo. 

Jaguar E-PACE

Sobre su habitabilidad, la posición de conducción es muy buena y se puede ir tanto muy abajo como más alto para conducir sin problemas. Detrás con mi 1,85, a pesar de lo que pueda aparentar desde fuera el coche, hay espacio más que de sobra para las rodillas y a mi cabeza aún le faltan un par de dedos para tocar el coche, y eso que las unidades probadas llevaban el espectacular techo panorámico, que siempre resta espacio en la cabeza. Detrás el maletero es de 577 litros, aunque sea gracias a un doble fondo. Aún así está todo bien aprovechado y si abatimos los asientos crece a 1.320 litros.

En términos generales el Jaguar E-Pace ha cumplido sus expectativas y ha demostrado que se puede ser práctico y también deportivo, incluso se puede jugar con él fuera del asfalto si se le dota para ello. No queremos lanzar las campanas al vuelo pero será un referente en el segmento y además llega con un precio por debajo de algunos competidores, pues 37.450 euros cuesta la versión diésel de 150 CV y cambio manual con tracción delantera. Si buscas el SUV más completo, Jaguar ofrece por tiempo limitado la versión First Edition, que lleva un equipamiento y precio siempre más completo. Aún así, hay dos versiones del E-Pace, uno normal y otro R-Dynamic para un look más deportivo. Luego el nivel de equipamiento se desglosa de más a menos equipado en S, SE y HSE.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Jaguar E-Pace 2017, el nuevo SUV compacto con rasgos heredados de su hermano mayor

      Un nuevo mercado parece que está empezando a emerger, se trata del segmento de los SUV compactos en el que muchas marcas...

    • Jaguar E-PACE: la emoción de un Jaguar con la funcionalidad de un SUV.

      El sector de los SUV necesitaba un extra de adrenalina y diversión. En Jaguar lo saben y, por eso, el Jaguar E-PACE, el...

    • jaguar-i-pace-2018
    • Jaguar I-Pace: el primer SUV eléctrico de la marca, 480 km con una carga

      Ya está aquí; el esperado SUV eléctrico de la marca británica ya ha hecho aparición en forma de modelo de producción. Se...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración