No se puede ignorar la tendencia del mercado. Los SUV son los tipo de vehículo más vendidos y su tendencia es la de seguir creciendo. Han desplazado a sectores tan tradicionales como el de las berlinas o los compactos y ahora le toca a la industria del  neumático ponerse al día. Porque un SUV no es igual que un coche normal y corriente, pesa más, tiene otras inercias y se comporta de forma diferente. Goodyear ha puesto a trabajar a su departamento de innovación, el cual cuenta con 4 centros en todo el mundo y 6 circuitos para poner a prueba sus neumáticos. Nosotros hemos acudido al de Mireval, al sur de Francia, para experimentar los nuevos Goodyear Eagle F1 Asymmetric 3 SUV, neumáticos creados especialmente para estos vehículos.

Para que os hagáis una idea del crecimiento de este segmento, en los cinco últimos años han llegado 64 nuevos modelos, más los que están por llegar. ¿Entendéis ahora por qué una marca como Goodyear con 120 años de experiencia ha diseñado un neumático solo para ellos?

A la hora de diseñar los Eagle F1 Asymmetric 3 SUV, Goodyear ha tenido en cuenta cuales son los valores que buscan los clientes de un SUV, y el principal es la seguridad. Así que para mejorar la que ya lleva el coche, como el único elemento de contacto con el asfalto son cuatro gomas, lo mejor es que estas cuatro gomas aumenten esa seguridad.

El primer aspecto que Goodyear ha trabajado es el reducir las distancias de frenado, tanto en seco como en  mojado. Esto se consigue logrando que el neumático tenga mayor superficie de apoyo en las frenadas, que haya un mayor contacto de la goma con el asfalto. La magia de lograr esto reside en el compuesto del caucho, el cual hemos podido observar cómo se fabrica, aunque en pequeña escala.

Todo empieza con un simple trozo de caucho pero al añadir el sílice, aceites y derivados, protectores contra las inclemencias del tiempo y después “hornearlo” el resultado es una goma capaz de morder el suelo. Y es que para el Eagle F1 Asymmetric 3 SUV Goodyear ha incorporado resina en el compuesto del neumático para hacer que agarre mejor al asfalto.

Esta propiedad mejorada la hemos comprobado en el circuito de Mireval hoy en una prueba de frenado en mojado con el neumático de Goodyear y otro competidor directo. El coche de pruebas era un Range Rover Velar, con el cual acelerábamos hasta 80 km/h y frenábamos en una pista mojada. Las diferencias entre uno y otro en el momento no se notan, solo cuando ves en el marcador que la telemetría te dice que has frenado en menos espacio con el Goodyear que con el rival. Eso es lo que vale a la hora de usarlo en la vida real, la diferencia entre tener un accidente y no tenerlo, o entre la vida o la muerte, porque a la hora de la verdad 1.2 metros es mucha diferencia. Es la distancia que ha medido la empresa especializada en este tipo de estudios, TUD SUD, que hay de diferencia de distancia de frenado entre el Goodyear y su competidor con mejor marca.

Seguimos en mojado. No solo es importante la frenada en estas condiciones, también el manejo. Para comprobar cómo responden los Eagle F1 Asymmetric 3 SUV en lluvia, una pista mojada nos esperaba. Se trataba de ver como el neumático es capaz de evacuar agua y permitir que el coche agarre como si no la hubiera. El resultado ha sido muy satisfactorio y pasábamos de rodar con la cautela que caracteriza este tipo de condiciones, a subir el ritmo y coger curvas a buena velocidad, pudiendo incluso acelerar en los vértices para encarar la salida, todo ello con un buen control del coche. Aunque claro, contar con la tracción total del Velar también ayuda, pero aun así ha sido gratificante ver como respondían los neumáticos en mojado, sin duda casi parecía que no había agua bajo nosotros.

El siguiente aspecto clave en el Asymmetric 3 SUV es el agarre y la capacidad de estabilizar el coche en curvas rápidas y alta velocidad. Un SUV es un coche que pesa bastante más que su equivalente de turismo estándar, así que necesita una gestión diferente de los neumáticos. Es por eso que Goodyear ha trabajado para hacer que estos sean robustos pero a la vez no añadan más pes. El secreto para ello se esconde bajo su primera capa de goma. La carcasa, el cinturón de malla y las demás capas cuentan con un desarrollo tecnológico impresionante.

Hemos podido ver como se mide la resistencia y elasticidad de la malla que se encuentra bajo la goma, una combinación de aramida y nylon que consigue un buen equilibrio entre resistencia y elasticidad. Esto permite que el neumático aguante bien los continuos cambios de peso que sufre un SUV, y que por lo tanto agarre mejor e incluso se desgaste menos. También aporta estabilidad a alta velocidad, como hemos podido comprobar en la pista de conducción en seco. El Velar no tenía problemas con los Goodyear para entrar y salir de curvas rápidas, siempre noble, siempre con el punto de pérdida de agarre lejos.

Por lo tanto, Goodyear ha conseguido reunir en su nuevo neumático para SUV los aspectos clave que pide un cliente de ese coche, que es una seguridad extra y un manejo igual de preciso que en un coche convencional, además de en seco, en mojado.  El Eagle F1 Asymmetric 3 SUV está montado de serie en modelos como el Jaguar E-Pace, el Alfa Stelvio y el DS7 Crossback. Las medidas van desde llanta 17 a 22, cubriendo así toda la gama de los SUV actuales, y los precios entre 180 y 450 euros dependiendo de la medida del neumático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.