Prueba Ford Puma ST, cariño he agrandado el Fiesta ST - Revista Car

PRUEBAS CARRUSEL

Prueba Ford Puma ST, cariño he agrandado el Fiesta ST

RevistaCAR 3 de octubre, 2021 | Tiempo de lectura 11-12 min

No muchos SUV del mercado ofrecen una conducción tan buena que si cerraras los ojos podrías pensar que llevas un coche de menor altura. Se cuentan con los dedos de una mano podría decir, y, alerta spoiler, el Ford Puma ST es uno de ellos, algo que hasta ahora solo había experimentado con modelos deportivos de alto nivel y precio.

¿Es el Puma ST el Stelvio QV del pueblo?

Como ocurría con el Stelvio, a su vez creado sobre el chasis del Giulia, el Puma deriva del Fiesta, un excelente compacto urbano. Así que como hicieron los italianos con su trébol de cuatro hojas, Ford ha aprovechado su excelente versión ST y la ha trasladado al Puma.

Prueba Ford Puma ST

El juego de las matrioskas le ha sentado de maravilla al SUV compacto, de apariencia rechoncha y atrevida, más aún en este verde específico para las versiones ST, ya que en el primer viraje sientes el buen trabajo de Ford Performance.

Pesa más y es más alto que el Fiesta, pero más bajo que el Puma de motor 1.0 normal, pero el trabajo de suspensión parece brujería. El aplomo es digno de compactos deportivos de nivel superior, la trayectoria que marcamos con la rápida dirección permanece inalterada, y en caso de necesitar una corrección esta se aplica tan rápido que te sobra tiempo para cambiar de canción.

Prueba Ford Puma ST

Me encuentro subiendo un puerto de montaña a ritmo enfurecido, como si llegara tarde a la cita con las vistas del final del puerto, y aunque voy sentado muy arriba conduzco como si llevara un Fiesta.

Perdón por el compacto, pero este SUV parece no tener complejos. Es rápido, es más ágil de lo que su apariencia podría indicar, y lo mejor de todo es que el chasis está por encima de todo el conjunto. Lástima que lleve un tricilíndrico aprovechado al máximo.

Prueba Ford Puma ST

¿De verdad es una lástima?

Solo para los fanáticos de los bancos de potencia y las carreras de aceleración. Porque el motor 1.5 de tres cilindros gasolina entrega unos respetables 200 CV y 280 Nm de par.

En un mundo donde un Golf R ya va por 320 CV podría parecer poco, pero este también es un mundo de autopistas limitadas a 120 km/h y carreteras secundarias de 90, 80 o 70 km/h.

Prueba Ford Puma ST

Pero no voy pendiente de cuanto marca la mía, aunque me lo chive la instrumentación digital, voy pisando a fondo y dejando que los tres cilindros me empujen cuesta arriba. Podríamos pedir 20 CV con un cilindro más, pero esto ya corre los suficiente para divertirte mucho, consumir no demasiado en uso normal, y hacer que esta rana con nombre de felino salga con fuerza de las curvas más cerradas.

El 0 a 100 km/h el Ford Puma ST hace en 6,7 segundos, solo 0,2 segundos más lento que su hermano pequeño. Ya es buena cifra. A bordo se siente incluso más rápido, el sonido del escape es bueno, quien diría que solo hay 3 cilindros, y en los modos deportivos, incluso petardea, un sonido adictivo y divertido.

Prueba Ford Puma ST

Esos modos son el Eco, Normal, Sport y Track. Luego además tenemos un ESC desconectable. Pero no es necesario para que levante la patita al estilo Clio Sport o Fiesta, solo basta con tirarlo con rabia a la curva y ahuecar para que la trasera descoloque un poco.

Si llevamos a los niños detrás y a la pareja al lado podrías escuchar gritos en vez de tu música a través del fabuloso sistema B&O, pero si vas solo disfrutarás como un niño provocándolo. Sus límites son muy perceptibles y con los controles puestos te perdona mucho. Solo tienes que se cauto con el subviraje.

Para evitarlo lo mejor es equipar tu Puma ST con el Pack Performance. Este incluye no solo el ridículo Launch Control, también un diferencial autoblocante. Nuestro Puma lo lleva y la capacidad de tracción saliendo de curvas muy lentas parece digna de un coche de circuito.

¿Igual de bueno rápido que despacio?

Toca bajar el puerto de montaña, los frenos son ligeramente más grandes que los del Fiesta ST. Aquí tenemos que parar 1.216 kg, que aún así no son muchos. Curva tras curva arremetemos contra un pedal de freno duro pero eficaz desde el primer centímetro de recorrido, y nada parece alterarlo.

Prueba Ford Puma ST

Por su distribución de pesos y altura, se mueve ligeramente al frenar a fondo porque nos hemos distraído con las vistas y esa curva que viene es más cerrada de lo que parece, pero nada preocupante. La fatiga parece llegar más lejos aun de lo previsto, pero estamos seguros de que puede llegar, quizás en circuito. En nuestro puerto de montaña no nos apetece tener esa cita.

Prueba Ford Puma ST

Ahora que hemos bajado el ritmo toca volver más sosegadamente a casa, y de paso bajar el consumo medio que ahora ronda los dos dígitos. Efectivamente, el Puma ST es sediento cuando hacemos cantar a su tricilíndrico, rondando los 10-11 litros a los 100 km. Después en uso normal podemos acariciar los 8 litros, pero si nos dejamos llevar por su espíritu deportivo siempre iremos en 9 l/100 km.

Como coche de diario sacrificas confort, pero es más dócil que el Fiesta ST. El Ford Puma ST ofrece un plus de espacio, en sus plazas traseras generosas para su tamaño, y en su maletero.

Sus 456 litros declarados solo se obtienen si aprovechamos el famoso hueco bajo el suelo, en el que cabrán objetos tan dispares como un cajón de verdura, unos palos de golf o incluso hay quien ha pensado que es bueno para hacer de nevera de picnic con sus hielos y refrescos tirados directamente ya que cuenta con un tapón de drenaje.

Ford Puma ST, veredicto

Así que si eres de los que buscaba un Fiesta ST para disfrute pero tu familia pasa de 2 a 3 miembros, no renuncies a ello, el Puma ST es el perfecto sustituto.

Sus detalles deportivos son sencillos, con algún aditamento estético más allá de las llantas y los paragolpes, por dentro ofrece lo mejor de Ford, con tecnología variada como el sistema multimedia Sync3 o instrumentación digital, así como algún detalle deportivo extra, sin olvidar los fabulosos asientos Recaro.

Es más caro si, la diferencia de tamaño supone también un equivalente en precio. Ford acaba de renovar el Fiesta y su ST pero antes el Puma ST costaba unos 6.000 euros más que su hermano pequeño, es decir, 34.000 euros. 

Prueba Ford Puma ST

Lo bueno es que a nivel de conducción es muy divertido, eficaz, lo suficientemente prestacional en este mundo y se podría convivir con él en el día a día. No será tan rápido en el circuito cronómetro en mano, pero incluso podrías atreverte a meterlo. En carretera será un juguete, y por suerte, te cabrá mucho mejor tu hijo y sus juguetes.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • portada Ford Puma ST
    • Prueba Ford Puma ST: la deportividad aún vive

      Como si lo necesitáramos, Ford nos ha recordado una vez más que el mundo del automóvil sigue siendo divertido. Para...

    • Ford Mustang Mach E
    • Prueba Ford Mustang Mach E: ¿Punto o partido?

      ¿Puede el primer eléctrico de Ford, El Ford Mustang Mach E, ser realmente un buen eléctrico y hacer honor a la estirpe...

    • Al volante del Ford Mustang Mach-E: mucho mejor de lo que podrías imaginar

      Si te gustan los coches te gusta el Ford Mustang, el de toda la vida, y quizá te parezca un invento raro llamar Mustang...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración