- Publicidad -

Normalmente un periodista intenta tomar nota o grabar las declaraciones de las personas relevantes a las que entrevista, pero es muy difícil hacerlo cuando, a más de 170 por hora, un latigazo en la trasera y un enorme y controlado derrapaje nos anima a, sentados en el lado del pasajero, apretar las piernas contra la plancha que hace de resposapiés. Raffaelle de Simone, piloto de pruebas y desarrollo de Ferrari, está al volante y, como si fuera coser y cantar, desgrana las virtudes del Pista mientras nos enseña dos o tres trucos para conducir el Ferrari 488 Pista al límite.

Prueba Ferrari 488 Pista

Al menos después del mal trago, pasaremos un buen rato. La berlinetta con motor V8 es nuestro Ferrari favorito, y con cada nueva entrega, además del coche de serie, Ferrari nos deleita con una versión de calle que incorpora muchas de las mejoras diseñadas para el coche de la copa monomarca con el que cientos de gentleman drivers compiten alrededor del mundo. Así nació el 360 Challenge Stradale en 2003, el F430 Scuderia en 2007 y el 458 Speciale en 2013. Si elegimos los 10 Ferrari más eficaces de la historia, puede que los tres estén dentro de este lote. Son, en cualquier caso, coches increíbles, lo que se refleja en una cotización en el mercado que tiende a subir respecto a su precio original.

Razones de mucho peso

Con esta herencia entra en escena el 488 Pista. Las expectativas son altísimas, y el Pista ya ofrece en su ficha técnica razones suficientes para creer que estamos ante uno de los mejores Ferrari de la historia. Equipa el V8 más potente instalado nunca en un modelo de la marca para la calle, con 720 CV, 50 más que la versión estándar, y el peso se reduce en 90 kilogramos si incluimos las llantas de una pieza de fibra de carbono. Cerca de 18 kilogramos se han reducido en el motor, y el 3.9 litros V8 turbo tiene ahora el mínimo retraso en la respuesta, hasta el punto de pasar, al volante, por un motor atmosférico. Lo comprobamos como pasajeros de Raffaelle de Simone.

Prueba Ferrari 488 Pista

Para conducir el Pista no solo es necesaria una destreza especial al volante, también una buena forma física. Nuestro cuello y el cuerpo entero se tensarán cada vez que aceleremos, frenemos o giremos en el circuito, y hay que estar preparado para subir de velocidad como si viajáramos en una superbike de mil centímetros cúbicos. El Pista puede trazar curvas derrapando en cuarta y, como no tiene retraso en la entrada de potencia y el sonido es realmente fiero, solo los muy perspicaces notarán que estamos ante un motor turboalimentado.

Este 488 Pista suena “más gordo” a bajas revoluciones y más agudo en altas. Toda al admisión y el escape son nuevos, pero algo en el Pista nos indica que no estamos ante la fiereza de un coche de carreras, sino que se deja margen para poder conducir a velocidades urbanas como si de otro Ferrari se tratara. Las suspensiones permiten que, rodar en carretera, sea más cómodo que en sus antecesores, especialmente en el modo “carretera bacheada” de la suspensión adaptativa. Alrededor de Maranello hay mucho asfalto roto en carreteras por las que llueve y nieva de forma constante en invierno, y el Pista pasa por ellas sin perder la compostura ni quejarse en exceso por no encontrar un asfalto adecuado a su carácter.

Prueba Ferrari 488 Pista

La evolución del Ferrari 488 Pista sobre el 488 GTB va mucho más allá del motor. La aerodinámica permite un 20% más de apoyo sin penalizar la velocidad debido a las unidades activas que hay en el difusor trasero. El alerón posterior también es algo más largo y, en el frontal, las líneas blancas del capó nos permiten ver por donde circula el aire que entra por el faldón hacia el capó, de modo que la dirección es ultrarrápida y nuestro coche jamás tiende a irse de delante. Además de motor y aerodinámica, suspensiones o respuesta de la dirección también se han retocado, el propio Simone nos lo cuenta. “En este coche todo va muy deprisa: dirección, velocidad, aceleración, frenos… así que hay que saber mantener la calma en todo momento”.

Prueba Ferrari 488 Pista

Tras probarlo en la calle, en el circuito el Pista evoluciona a una velocidad tan alta que siempre estamos en líos: aceleración, frenadas o trazadas van conjugándose para ofrecer un rendimiento fascinante que, en cambio, no nos pone en los aprietos que deberíamos tener en una máquina de este calibre o, dicho de otro modo, con la versión de carreras y nuestra manos, ya habríamos rezado varias oraciones. El Pista se deja llevar, y Simone nos explica cómo. “Es dos segundos más veloz que el 488 en Fiorano, y podría ser aún dos segundos más rápido, pero queríamos un nivel de prestaciones y exigencia apto para la gran mayoría de nuestros clientes.

Prueba Ferrari 488 Pista

Hemos conseguido que se llegue al límite sin grandes aristas en el comportamiento, con muchas zonas en las que poder recuperar el coche de forma progresiva”. El programa de conducción Dynamic Enhancer, específico del Pista, tiene mucho que ver en ello, y en colaboración con el Side Slip Control del 488 hace que podamos derrapar y corregir trayectorias sin que el coche corte la potencia ni la diversión, pero sin realizar trompos temerarios. El sistema es tan bueno que Simone ni siquiera desconecta el “ESC” cuando va a realizar vueltas rápidas. “Al quitarlo solo dejaremos marcas de ruedas en el suelo, pero bajar el tiempo sin la electrónica será muy difícil”.

Llega la hora de marcharnos

Desde Ferrari nos dicen que tiene casi todos los 488 Pista vendidos y, como ya hacen otras marcas, van a empezar a seleccionar a sus clientes. Lo que significa que tendrás que gastar un montón de dinero en opciones para pasar el corte, o, si lo quieres “normalito”, tener algún Ferrari más en el garaje. La marca dice que es para evitar la especulación, pero algo nos dice que los precios de cada nueva pieza, subirán con el paso del tiempo. En cualquier caso, lo relevante es que la última máquina de Ferrari pensada para circuitos es muy competente en la carretera, y podemos conducirlo en trazados normales como si fuera un automóvil convencional. De hecho, su carácter turbo solo se nota en lo que se refiere a las prestaciones, y suspensión, dirección y frenos otorgan un carácter único a la conducción de este modelo.

Prueba Ferrari 488 Pista

En circuito su brillo se multiplica, pocas cosas serán más divertidas y amables con su propietario que este fantástico automóvil, que demuestra que, con las dosis de ingeniería y talento necesarias, tanto el turbo como la electrónica han llegado para hacer nuestra conducción mucho más apasionante. Y, ¿cuánto pagarías por esa sensación de bailar en la pista con la maestría de un gran piloto? Ese es el precio de este nuevo mito, cuya tarifa aún no se ha comunicado en España, pero que debería rondar los trescientos mil euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.