PRUEBAS CARRUSEL

Prueba BMW X5 M Competition, duro de domar

RevistaCAR 4 de abril, 2020 | Tiempo de lectura 9 min

Hubo un tiempo en que los ricos gastaban mucho en suntuosas berlinas, coches deportivos viriles o seductores cupés y descapotables. A pesar de las reglas cada vez más estrictas de emisiones, no se vislumbra el final del boom de los SUV. Si lo piensas bien, un SUV de cinco asientos con tracción en las cuatro ruedas y motor V8 como este nuevo BMW X5 M Competition obviamente puede hacer mucho, a cambio de mucho dinero y compromisos.

Pero aclaremos una cosa: si esperas que este rival del Porsche Cayenne Turbo, Lamborghini Urus y Audi RS Q8 sea un SUV de maneras sofisticadas. No es.

BMW X5 M Competition

¿Por qué no eso?

Porque es un X5 con un tren motriz de M5, ni más ni menos. En España podemos pedir tanto el X5 M normal como esta versión mejorada. Lo que obtenemos en el BMW X5 M Competition es una estética más ruda, diferentes tamaños de ruedas, un escape más bruto y más potencia mayor del mismo motor, lo que reduce 0.1 segundos del tiempo de 0-100 km/h. Su precio son 35.000 euros más que la versión estándar, llegando a 165.300 euros, y añadir otros 3.130 euros por el Paquete M Driver para que la velocidad máxima sea de 250 a 280 Km/h y pasar un día en un curso de BMW M en circuito, todo sea dicho.

Prueba BMW X5 M Competition

El V8 biturbo de 4.4 litros del M5 produce aquí 625 CV a 6.000 rpm y 750 Nm de par, disponible desde un sutil gruñido a 1.800 rpm, continuando a 5.800 rpm muy densas fonéticamente. Se combina con una transmisión Steptronic de ocho velocidades de acción rápida que permite al conductor seleccionar entre tres velocidades de cambio diferentes.

Prueba BMW X5 M Competition

¿Qué significa eso cuando sales a divertirte?

Realmente ver lo que el BMW X5 M Competition puede hacer es obtener una mezcla de sonidos evocadores y un aullido que persiste en tus oídos incluso cuando has dejado de producir los gritos del motor y los frenos.

Los talentos dinámicos hacen que la mente se tambalee. ¿Aceleración? Cero a 100 km/h en 3.8 segundos, y en otros 9.4 segundos ha alcanzado 200 km/h. No pudimos experimentar los 290 km/h en nuestra prueba de conducción, pero sí pudimos ver 19 l/100 km en la pantalla del tablero, destacando el problema de convertir un automóvil de cinco plazas de 2295 kg en un automóvil de alto rendimiento.

Prueba BMW X5 M Competition

La respuesta del acelerador es aguda pero no desigual, y la transmisión adaptativa no depende de las acciones del conductor para cambiar. El inteligente sistema de tracción en las cuatro ruedas de BMW combina una distribución de par de adelante hacia atrás completamente variable y una división activa del par motor de lado a lado en la parte posterior. La mayoría de las veces, el X5 M viaja en tracción trasera. Solo cuando se acerque al ambicioso límite de tracción se unirán las ruedas delanteras. Bloquear el sistema xDrive en Sport estimula la felicidad de la zaga que puede mejorarse seleccionando el modo M Dinámico o desactivando por completo el control de estabilidad.

Una nueva función de sobreexcitación permite al conductor elegir entre dos calibraciones diferentes de dirección y freno. El manejo es neutral; el poderoso SUV sigue la línea elegida sin problemas y de manera estable pero dinámica. Apague el DSC y casi siempre hay suficiente fiereza para las acometidas de segunda o tercera marcha; acometidas que pueden durar hasta que el V8 se quede sin gruñido o el X5 se quede sin carretera. Los frenos son asombrosos: superan incluso al M5 gracias al agarre adicional de los neumáticos más anchos.

¿Es oro todo lo que reluce?

Bueno … la configuración del amortiguador tiene tres opciones, una de las cuales ofrece comodidad; pero Sport y Sport Plus son muy implacables, apoyados por el compuesto especial hiper rígido de los neumáticos 295/35 R21 delanteros y 305/30 R22 traseros de Michelin. Y aunque los frenos de acero son extremadamente potentes, carecen de la resistencia de los cerámicos de carbono.

Prueba BMW X5 M Competition

La dirección podría funcionar con una calibración más relajada a alta velocidad, y el software que rige la transición del desplazamiento al deslizamiento interfiere temprano y en pasos irregulares.

Para algunos quizás haya demasiados botones en la consola central y el volante, pero por suerte están los dos botones rojos del pánico, o la diversión, con los que prefijar dos modos de conducción.

Prueba BMW X5 M Competition

BMW X5 M Competition: veredicto

Y si no te gusta es estilo duro y abrumador, este no es tu juego. Estamos ante un coche de grandes proporciones y grandes prestaciones, por lo que el BMW X5 M Competition podría no ser para todos los gustos.

Prueba BMW X5 M Competition

No nos malinterpreten: esta es una pieza ingeniería enormemente impresionante y altamente efectiva, pero con un precio en proporción. Si lo queremos usar para el día a día mejor sin el apellido Competition.

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Prueba BMW X5 M Competition 2020, coloso del asfalto

    Más grande, potente, amenazador y rápido, es lo que aporta llevar la letra M en un BMW de la familia X, pero no de los...

  • Toma de contacto BMW X5 2019: nuevo buque insignia tecnológico

    La cuarta generación del BMW X5 está a punto de llegar a nuestro país; más concretamente el 24 de noviembre llegan las...

  • Probamos el prototipo del BMW M3 2021 en circuito ¡y manual!

    ¿Lloviendo? Chuzos de punta, amigo. Lo que cuenta aquí y ahora es el agarre, y solo el agarre. El plan es comenzar la...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración