Prueba BMW Serie 2 Coupé prototipo, propulsión a los orígenes

PRUEBAS CARRUSEL

Prueba BMW Serie 2 Coupé prototipo, propulsión a los orígenes

RevistaCAR 17 de mayo, 2021 | Tiempo de lectura 12-13 min

Es un día más frío de lo habitual en el sur de Alemania. La lluvia no es que aceche, es que da zarpazos aleatoriamente, y eso no es algo apetecible cuando te espera un coche de propulsión para ser probado ¿o si? Ante mi aguardan cuatro unidades de lo que me aseguran ser el próximo BMW Serie 2 Coupé, un coche que busca volver a destacar como compacto deportivo mientras mantiene la esencia de la marca. Difícil misión.

¿Correcto candidato para ello?

Repasemos los conceptos básicos. Tenemos aquí un coupé compacto cuya tracción viene del eje trasero y cuyo chasis ha sido mejorado para que no sea más que un motor potente que envía potencia al eje posterior.

Y el planteamiento mecánico mejora. La gran diferencia de este BMW Serie 2 coupé respecto al anterior es la entrada en escena de un diferencial de deslizamiento limitado y controlado electrónicamente, algo que solo pudo disfrutar el M2 y sus derivados antes.

Ahora BMW lo ofrecerá como opción en el 230i, y será de serie en la antesala a los BMW M, el M240i, un claro indicador de que el salto en deportividad va en serio.

Nos contaron los responsables del proyecto que el equipo detrás de este nuevo Serie 2 coupé es el mismo que trabajó en el último Serie 4, y a su vez antes en el Z4, así que suponemos que saben lo que hacen en cuanto a coches de tracción trasera.

Pero en este caso, el enfoque del BMW Serie 2 Coupé es ser un deportivo compacto, no un Serie 4 encogido, que es un coche que ha evolucionado hacia un Gran Turismo de dimensiones razonables.

Hora de enfrentarse a la lluvia

El hueco bajo el falso tirador vinilado en la puerta del coupé me permite abrir la puerta hacia un interior que parece que se cerró hace años y se tapó para que no lo cubriera el polvo, pero son las coberturas de los nuevos elementos de diseño para que nadie ajeno a BMW pueda sacar fotos y hacerlas virales.

Ignoro el BMW X3 que aparece en la instrumentación digital al arrancar, pero no los 15.000 km que marca este prototipo, sin duda es una unidad de pruebas de las que rondan por aquí a menudo.

Empiezo con un BMW 230i equipado con suspensión estándar y el diferencial de deslizamiento limitado equipado, aunque eso no será demasiado relevante porque la lluvia vuelve a caer con ganas.

Sigo a un M2 Competition conducido por Jürgen, alguien que seguramente esté harto de llevar los Serie 2 coupé nuevos. Es por eso que mi nuevo compañero teutón sale con ímpetu entre la lluvia cuando aparece la primera carretera con curvas ante nosotros.

Yo me fio de Jürgen y los Michelin que calza esta unidad y acelero también con ganas, el coche no se estremece, la dirección permanece recta y mi fe empieza a crecer como si viera a Jesucristo caminar sobre las aguas, algo que podrá hacer pronto en el asfalto alemán si sigue lloviendo igual.

La estabilidad empieza a sorprenderme, las curvas se suceden y el 230i no se inmuta lo más mínimo, y subo y subo el ritmo y cada vez el M2 que me guía se aleja menos en el paso por curva, sin duda el chasis me dice que se puede confiar.

Un leve tramo de Autobahn vuelve a demostrarme la estabilidad del coche, 170 km/h y no se mueve lo más mínimo. Ya solo es cuestión de poder ver las luces del coche de delante.

Sin duda este coche da un salto hacia adelante en chasis, pero eso me lo va a demostrar la otra versión disponible para probar de este BMW Serie 2 Coupé en fase de desarrollo, un M240i xDrive.

Hacemos otra ruta diferente con esta unidad, más movida, más rápido, y casi igual de mojada. Pero aquí no me lo pienso tanto a la hora de acelerar porque llevamos el sistema xDrive, lo que me asegura salir más recto que antes en caso de baja adherencia.

Y efectivamente, este Serie 2 es más preciso, más ajustado, más conectado, la sigla M vuelve a primar. También es más rápido. El 230i hace uso del 4 cilindros más potente disponible, con 245 CV es capaz de un 0 a 100 km/h en 5.9 segundos. Pero el 240i ya pasa al seis cilindros turbo y on 374 CV ya es más potente que el primer M2, y se nota que corre incluso en mojado, con 4.5 segundos para el 0 a 100 km/h.

Ahora que ya conozco mejor al Serie 2 coupé empiezo a ir más rápido en todo momento. Jürgen también en la Autobahn, llegando a alcanzar 200 km/h bajo una nube de agua debido a la antigüedad del asfalto que dejamos atrás con celeridad. Pero una vez más, el volante permanece impasible. Mis nervios por ver frenar de golpe al M2 C no.

Pero eso no pasa y volvemos de una pieza al circuito de pruebas de BMW. En carretera me he limitado a ir en modo Sport y todos los controles puestos para garantizar que BMW no tuviera que indemnizar a ningún granjero por arar sus cultivos antes de tiempo.

¿Será una «drift machine»?

En un circuito de habilidad con el 230i nos permitieron desconectar por completo el control de estabilidad, y así demostrarnos que esto es un BMW de los que se puede derrapar. Obviamente, ahora el diferencial LSD si que iba a jugar su papel.

Y efectivamente, golpe de gas, giro de volante y el Serie 2 coupé empieza a hacer lo que sus hermanos Serie 1 y Serie 2 Gran Coupé ya no pueden, ir de lado con pasmosa facilidad a base de acelerador y volante.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

Obviamente, en el primer intento no conseguí enlazar ninguna curva, y aunque el coche responde con precisión, da la sensación de que hay retardo en el acelerador y cuesta dar gas de manera precisa para hacerlo derrapar, algo que se solucionará con unas cuantas vueltas de práctica.

Pero hoy no tengo tiempo para eso, me espera el 240i de nuevo. Aquí el circuito es diferente, es más rápido y técnico. Empezamos yendo rápido para ver hasta donde se puede llegar con un chasis tocado por la varita de la deportividad de la división M.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

La suspensión adaptativa de serie en esta versión es un punto a favor, el coche inclina mucho menos y se siente más seguro en curva rápida, donde sale a relucir de nuevo el fabuloso chasis del Serie 2 Coupé nuevo.

Este salto hacia adelante en deportividad se produce por las nuevas medidas, con un eje delantero y trasero 51 y 31 mm más ancho respectivamente, nuevos elementos de la suspensión, neumáticos y llantas más grande, bujes más rígidos y una batalla 51 mm más larga.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

Ahora este coche se siente como un M2.5, muy preciso incluso en este antiguo aeródromo mojado reconvertido en pista de pruebas, y cuyo chasis ahora permite exprimir aún más un delicioso motor de seis cilindros en línea.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

Por desgracia, estamos probando la versión americana del M240i, así que lo que nuestros europeos oídos escuchan será lo que disfruten al otro lado del charco, incluyendo unos leves petardeos, aquí los filtros antipartículas no darán tanta libertad a esta orquesta de viento metal.

Y si el 230i podía derrapar con precisión y facilidad, el sistema xDrive es una tapadera para vender más coches en zonas de climatología adversa, porque si ponemos el control de tracción en su posición intermedia de desconexión y elegimos el modo Sport Plus, tenemos una máquina de derrapar al más puro estilo BMW.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

Su cola se contonea con rabia pero con precisión y si no quitamos los controles al 100% podemos pisar sin compasión al acelerador saliendo de la curva para ver como salimos trazando una diagonal que rápidamente se vuelve recta gracias a la tracción total.

Esta prima el reparto en el eje trasero si pasamos a los modos Sport y Sport Plus, pero si quieres el pack completo de «hooligan», más adelante llegará un 240i de propulsión. Aún así esta versión demuestra que se puede derrapar, ser muy rápido o simplemente no tener miedo a la lluvia.

BMW ha vuelto a salvar a los deportivos

Aun es pronto para decir que este BMW es el rival a batir en su segmento, para eso tendremos que esperar a probar el coche definitivo, pues esto es una versión ajustada al 95%, y hay detalles que necesitan pulirse.

Pero si se puede decir que es un BMW compacto deportivo más que competente, que sube el listón al anterior Serie 2 mejorando en el apartado del chasis para que la división de motores no pierda el tiempo desarrollando fabulosos seis en línea.

BMW Serie 2 Coupé prototipo

Si el M3 es ahora un coche de circuito muy maduro para calle, con potencia muy aprovechable a pesar de sus cifras, cuando llegue el próximo BMW Serie 2 coupé tendremos sin duda a su hermano pequeño, y cuando llegue el M2 a su yo con 18 años, dispuesto a disfrutar en cada momento.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Prueba BMW Z4 M40i 2019, ¿te gusta conducir descapotado?

    Nos encanta conducir, puede que haya quien no nos entienda. Pero además, hay a quien le gusta hacerlo sin techo,...

  • Prueba BMW X5 M Competition 2020, coloso del asfalto

    Más grande, potente, amenazador y rápido, es lo que aporta llevar la letra M en un BMW de la familia X, pero no de los...

  • Primera prueba del BMW iX3, mucho más que un X3 silencioso

    En Múnich están decididos a dar el siguiente paso en la movilidad eléctrica. Como de grande es ese paso lo deciden por...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración