BMW M5 CS 2021 a prueba, allí donde está el límite
Prueba BMW M5 CSPrueba BMW M5 CS

PRUEBAS CARRUSEL

Prueba BMW M5 CS, donde está el límite

David Navarro 28 de octubre, 2021 | Tiempo de lectura 9-10 min

No, no nos hemos olvidado la interrogación en el titular, porque con el último M5, el BMW M5 CS, han conseguido ir más allá de donde había llegado el M5 Competition, hasta ese umbral donde no sabes si seguir porque verdaderamente sientes que más allá, no hay nada.

¿Demasiado radical?

No exactamente. Demasiado potente para la carretera, si por supuesto, sus 635 CV no encuentran una recta lo suficientemente larga entre curva y curva en una carretera secundaria para gritar más de cinco segundos seguidos.

Prueba BMW M5 CS

Demasiado duro no, el CS incorpora la suspensión adaptativa del M8 con ajustes específicos y lejos de lo que uno podría pensar al ver sus dorados riñones y sus tomas de aire de carbono, no es un torturador de vértebras.

De acuerdo, no es el confort de marcha de un mundano 520d, pero de camino al circuito, escapando de la ciudad o atravesando adoquines de pueblos salpicados en tu ruta favorita, te llevará con la suavidad de un celador de manicomio en vez de un portero de discoteca cabreado.

Prueba BMW M5 CS

Pero toda esa tensión en el chasis, toda esa firmeza, cobra vida y sentido cuando dejamos a un lado los modos más confortables y ponemos al M5 CS en modo ataque.

Entonces empiezas a sentir la magia de BMW M y te preguntas ¿de verdad hacía falta demostrar este poderío en un coche de este tamaño? Te ves doblando curvas y acabándote curvas como si llevaras un coche de circuito.

Prueba BMW M5 CS

La cuestión es que efectivamente, el CS supone un peldaño más en la escalera que sube a la planta de trackdays y jornadas de «touristenfahrten», así lo atestiguan sus neumáticos Pirelli Trofeo R, sus frenos carbocerámicos de serie y sus llantas forjadas de 20 pulgadas.

Pero, eso normalmente suele significar hacer un sacrificio de la buena conducción en carretera normal a los dioses circuiteros. No aquí. El BMW M5 CS fluye con pasmosa naturalidad por el imperfecto asfalto, dando un aplomo a cualquier velocidad inaudito para un coche con este planteamiento.

Prueba BMW M5 CS

Miralo ¡da miedo!

Su aspecto impone casi tanto como su pegada de 3 segundos para el 0 a 100 km/h y su velocidad máxima de 305 km/h. Para este CS BMW ha incorporado el bronce dorado en riñones, emblemas de M5, sus llantas forjadas, las salidas de escape y los faros Láser en amarillo para los pilotos diurnos.

Prueba BMW M5 CS

Además en carbono destaca las tomas de aire del capó delantero hecho en ese material, el lip del morro, los retrovisores, el techo y el alerón del maletero también de carbono o el nuevo difusor.

Prueba BMW M5 CS

Por dentro la cosa se ve mejorada con los fabulosos asientos baquet, una pieza clave, de buen agarre y hechos en carbono, que además están en las cuatro plazas.

Prueba BMW M5 CS

Hay detalles CS en el salpicadero, las molduras de los umbrales de las puertas, el volante es de microfibra y los colores de BMW M están presentes en él y en los cinturones. Y un buen detalle, el dibujo del coche del sistema de infoentretenimiento es un CS como el que conduces, no un Serie 5 con pack M como pasaría en otras marcas.

Derrapadas incluso en tracción total

Hasta aquí la prueba para los señores de tráfico, gracias. El M5 CS no difiere mucho del M5 normal o el Competition en este apartado tan vistoso. Incluso en modo 4WD Sport puede sacar de su carril la trasera, algo que puede asustar pero todo vuelve a su sitio por culpa de la electrónica.

Sin embargo, para veteranos conductores y circuitos, el modo 2WD, solo conectable quitando el ESC y el control de tracción, es el que libera por completo al M5. Si llevamos mucho cuidado podemos usarlo en la calle, pero al mínimo golpe de gas excesivo el coche se pondrá de lado.

Prueba BMW M5 CS

Y lo bueno es que por configuración y tamaño de batalla lo hace con progresividad, por lo que un veterano de la goma quemada podrá disfrutar de lo lindo sin problemas y adaptarse muy rápido a su forma de sobrevirar.

La suspensión en modo Confort es casi la más recomendable, aunque en Sport se llevará bien con el asfalto siempre que no sea demasiado irregular.

Prueba BMW M5 CS

El tacto de la dirección en Sport es casi perfecto y el motor siempre nos pedirá el corazón llevarlo en Sport Plus para sentir toda la garra que clama la ficha técnica, especialmente los 750 Nm de par.

Y los frenos al ser carbocerámicos de serie solo precisan de un breve calentamiento, después podremos desafiar nuestro límite y nuestro cuádriceps para ver cuanto apuramos la frenada.

Prueba BMW M5 CS

¿Entonces vale para todo?

A falta de probarlo en circuito, donde no nos cabe duda de que será un portento, se podría decir que el BMW M5 CS podría cumplir como coche para cualquier propósito.

Si ignoramos su consumo medio de 12 litros a los 100 km, tenemos un maletero de 530 litros, Isofix en las plazas traseras, una suspensión capaz de hacerlo soportable en el día a día y tecnología para facilitar mucho las cosas.

Prueba BMW M5 CS

En carretera a pesar de su puesta a punto se disfruta aunque vayamos pendientes de no agotarla o buscar una recta más larga para poder desplegar su potencia, todas se le quedan pequeñas para su potencial.

BMW M5 CS, veredicto

¿Entonces lo compro o no lo compro? Si tienes los 207.300 euros que cuesta y buscas la superberlina definitiva, hazlo. Asusta pensar que cuesta 50.000 euros más que un magnífico M5 Competition, pero también asusta pensar lo que costaría hacer que ese modelo fuera tan bien como este.

Prueba BMW M5 CS

Además es una serie limitada por lo que si no eres de los que les coge cariño a los coches, su valor futuro será mejor que aquellos M5 sin la S al final del nombre. El BMW M5 CS está limitado a 1.100 unidades, y todas tienen dueño ya.

Rebosa personalidad como ningún otro M, es válido para ir al trabajo y después a un trackday, para ir de ruta o llegar antes que nadie a tu destino. Es la mejor oda al M5 que BMW M podía dar con la electrificación acechando a la letra más poderosa del mundo.

Fotos: Guillermo Bernabé

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Prueba BMW M5 Competition 2020, guantes nuevos para el púgil

      Para la mayoría de la gente, el BMW M5 es una berlina deportiva increíble. No podemos recordar que mucha gente se...

    • BMW M5 CS 2021, misil de circuito 4 plazas

      La familia CS de BMW M crece y lo hace a lo grande. El nuevo BMW M5 CS será el papá musculoso de los M2 CS, M3 CS y M4...

    • Alpina B5
    • Prueba Alpina B5: la larga sombra

      Todo debe cambiar en Alpina. Cuando todos sus productos derivan de BMW, y BMW está ocupado abandonando el diésel y...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración