- Publicidad -

Mallorca es casi una colonia alemana no oficial, un lugar donde viven los teutones prácticamente todo el año. La razón principal es el clima y su orografía, buen tiempo y la combinación de mar y montaña en pocos kilómetros convierten a la isla en un paraíso, especialmente para los ciclistas, que parecen haberse hecho los dueños de las carreteras de interior. Precisamente estos habrán sido los factores que hayan hecho que BMW se haya decidido por presentar su nueva versión descapotable del i8 en la isla balear. El nuevo BMW i8 Roadster es uno de esos coches que nos recuerda por qué estamos en esta profesión y por qué la marca alemana sigue estando a la vanguardia en innovación y deportividad.

Prueba BMW i8 Roadster 2018

Fue en 2014 cuando vivimos el lanzamiento del BMW i8, un coche que sorprendió a todo el mundo por su llegada como modelo de producción, no solo por lo atrevido de su imagen, sino también por su concepto, un deportivo híbrido. Pero si alguien tenía que lanzarlo era BMW, y el siguiente paso para superarse era este i8 Roadster, una versión que a buen seguro muchos clientes demandaron en su momento, ya que solo hay una cosa mejor que un deportivo, uno descapotable.

Sobre un chasis de aluminio y una cabina de fibra de carbono reforzada con plástico se asienta uno de los diseños más futuristas y espectaculares de cuantos recorren hoy nuestras carreteras. El BMW i8 es un coche llamativo, reconocible como un BMW desde el primer momento, más fácil desde su frontal con sus tradicionales riñones. Pues en Roadster ese efecto llamada se multiplica por dos.

Prueba BMW i8 Roadster 2018

A nivel de diseño cambia poco con respecto a la primera versión de hace cuatro años, nuevos faros que siguen siendo Matrix LED y nuevas llantas y colores. Pero en la versión Roadster sí que hay diferencias, más allá de que su techo puede desaparecer en 15 segundos y hasta a 50 km/h. Este es de lona y se esconde en el compartimento donde en el Coupé irían las plazas traseras, por lo que el BMW i8 Roadster es biplaza. BMW ha usado un mecanismo con piezas tan complejas que han usado la impresión 3D para crear ciertos componentes. A cambio con el techo escondido tenemos una bonita silueta con solo el hueco sobre nuestras cabezas libre de carrocería. La tapa del compartimento de la capota son dos especie de “jorobas” que a su vez sirven de estructura de seguridad en caso de vuelco.

Prueba BMW i8 Roadster 2018

Dentro la configuración es la misma, pero con la tecnología actualizada, y ese aspecto moderno pero que sigue siendo BMW lo mires por donde lo mires. Tenemos instrumentación digital, que cambia en función del modo, Head-Up Display, unos asientos muy ergonómicos y deportivos, y detrás de estos dos pequeños huecos para dejar un bolso de mano o un abrigo, pero una maleta no. Para eso tenemos un pequeño maletero de 88 litros.

A nivel mecánico el planteamiento no cambia, solo crece en prestaciones. Delante un motor eléctrico para dar potencia a las ruedas delanteras, de 105 kW. En posición central un motor tricilíndrico de 1.5 litros para dar vida al eje trasero. En conjunto 374 CV, 12 CV más que antes. Aceleramos de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y de pronto su motor cobra vida. El sonido que nos llega al interior tiene un diseño artificial pero no es desagradable para el tipo de motor que tenemos, y el silbido eléctrico de nave espacial siempre está ahí al hundir el pie del acelerador, lo que nos recuerda ante qué tipo de coche estamos.

BMW i8 Roadster

Por las carreteras mallorquinas infestadas de ciclistas de media Europa, el i8 Roadster se nos antojó algo grande con sus 1,9 metros de ancho, pero la tracción total y el gratificante par eléctrico de 250 Nm pegando siempre desde la revolución 0 del motor eléctrico de 143 CV ayudaban a hacer de él biplaza un coche ágil gracias al toque de acelerador. Se mueve muy cómodamente, y se desliza entre curva y curva con mucha precisión y solvencia, rápido y vibrante, sin ser nervioso porque la tracción total siempre está ahí, salvo que se descargue su batería de ión-litio de 11,6 kWh de capacidad. Esta nos permite circular 53 km en modo puramente eléctrico y solo necesita 5 horas para cargarse en una red doméstica, o bien 3 en una de alto voltaje.

La idea de tener un coche de estas características, de esta deportividad y con el que poder circular por la ciudad sin contaminar, es algo que nos gratifica. Es tanto un deportivo híbrido como un híbrido deportivo. Es decir, podemos movernos rápido por la ciudad cuando nos prohíban circular por alta contaminación, y podemos disfrutar sin miedo a quedarnos sin batería en el tramo de montaña. Eso sí, mejor que esto no pase porque entonces los 1.670 kg solo se moverán con un motor.

Tenemos un cambio automático de 6 velocidades, con levas en el volante en aluminio y con una suavidad y rapidez digna de una de las berlinas de la marca. Nos permite disfrutar de la conducción o sacarle más jugo al coche si queremos, pero no olvidemos que llevamos un motor de 3 cilindros, por lo que el corte de inyección no queda lejos y habrá que estar atentos. A nivel de suspensión es cómodo, a fin de cuentas es un coche hecho para disfrutar en él, no para sudar tinta por meterlo y sacarlo de las curvas sin perder agarre. En ciudad no da quebraderos de cabeza con los resaltos, y copiaba el asfalto de las carreteras secundarias igual de bien que las bicicletas de 6.000 euros de los jubilados alemanes que por allí adelantábamos cada dos minutos.

No nos paramos a mirar los consumos reales, porque quien se gasta 160.200 euros en un coche como este BMW i8 Roadster no es alguien que tenga el gasto de combustible entre sus principales preocupaciones a la hora de comprarse un coche. Por si interesa, la marca homologa 2,1 litros. Tampoco nos paramos a ver como asila con el techo plegado, porque aquel día en Mallorca el sol brillaba con fuerza y había que aprovechar la ocasión de probar un Roadster. Con las ventanillas subidas a 120 en autopista os podemos decir que puedes mantener una conversación fluida con tu acompañante sin dejarte las cuerdas vocales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.