Bentley Flying spur V8: probamos la superberlina británica más deportiva
Bentley Flying spur V8Bentley Flying spur V8

PORTADA PRUEBAS

Prueba Bentley Flying spur V8: fuerza imparable

RevistaCAR 7 de abril, 2021 | Tiempo de lectura 6 min

Sabías que Rihanna menciona la palabra “diamantes” 38 veces en su éxito de 2012 del mismo nombre? Quizá los diseñadores de interiores de Bentley tienen a la estrella del pop de Barbados en su lista de reproducción en bucle, porque en el último recuento de la cabina del Bentley Flying spur V8 hay más de 500 contornos de diamantes.

Cosidos en los cómodos asientos y con relieves tridimensionales a lo largo de las puertas, antes de fusionarse con las molduras de los pilares B y C, están por todas partes. Junto con un tablero impecable de fibra de carbono sobre negro y más de un kilómetro y medio de hilo que une 350 piezas de cuero. ¡Dios mío, esto es opulencia!

Bentley Flying spur V8

Como era de esperar; es un Bentley, después de todo. Cuando se lanzó el actual Bentley Flying spur en 2019 llegaba con un motor grande: 6.0 litros y W12 biturbo de 635 CV. Para 2021, Bentley presenta este nuevo segundo modelo, el Bentley Flying spur V8: 107 kg menos de peso delante y 85 CV menos a cambio de una bajada de precio 30.000 euros.

Mientras cruzamos el país, una tormenta baja y tiñe de rojo las carreteras del navegador como capilares reventados, y los vientos laterales son lo suficientemente fuertes como para sacudir incluso este automóvil de 2.330 kg con su suspensión neumática.

El Bentley Flying spur V8 no está ni remotamente perturbado. Es inmune al clima que esté debajo de sus ruedas. Golpea un charco o un parche de barro y es como salir a caminar con un confiable par de botas de agua; tal vez un vago temblor bajo los pies al pisar algo particularmente resbaladizo, pero nunca pierde el impulso.

Las llantas de 22 pulgadas de esta unidad están envueltas en enormes neumáticos Pirelli para cualquier clima, y hacen un trabajo notablemente bueno al atravesar el agua. Dada su gran anchura, 275 mm en la parte delantera, 315 mm en la parte trasera, no son inmunes al aquaplaning.

Bentley Flying spur V8

Pero sobre todo las apisonadoras del Flying Spur atravesaban charcos que verían a la mayoría de los coches cruzar el carril como si hubieran tirado una alfombra. La tracción total activa hace que las ruedas delanteras entren en juego rápidamente cuando se necesitan para estabilizarlo, y la generosa distancia entre ejes del Flying Spur significa que el conductor y los pasajeros pueden relajarse. Si la parte de atrás se sale de la línea, hay todo el tiempo del mundo para lidiar con eso.

Por lo tanto, si bien una tormenta rara vez es bienvenida, es útil para conocer el Bentley cuando las cosas están en contra. Incluso en un día de verano, la puerta suave al tacto del Flying Spur, que se cierra con un zumbido, nos aísla del estrés del mundo. Ahora mismo, además, es un refugio del clima. Parte salón sobre ruedas, parte supersalón, ¿puede el nuevo V8 Flying Spur ser también una estación de supervivencia resistente a la intemperie?

Pensado para el conductor

Estamos viajando por algunas carreteras fantásticas, lo que nos da la oportunidad de ver si el V8 funciona como coche para el conductor. Sé que es una frase que se usa en exceso, pero es pertinente aquí, porque en comparación con las generaciones más antiguas del Flying Spur, el nuevo modelo está pensado más como un automóvil que usted querría conducir, tanto como para ser llevado. Y esta variante V8 lo es aún más, con su peso más ligero equilibrado más uniformemente entre los ejes del coche que el W12.

Bentley Flying spur V8

El rendimiento de sus 550 CV es poderoso. En un tramo despejado emerge por delante un Golf cabrio en marcha constante, hay un momento de vacilación antes de que la caja de cambios de doble embrague se digne a reducir varias marchas. Pero, si estuvieras a cargo de 770 Nm de par, querrías estar completamente seguro antes de darlo todo. Luego el Spur salta hacia adelante como si hubiera sido pateado por un espolón real. La resistencia del aire, la lluvia y la física quedan a un lado.

Sin embargo, es mucho más que un dragster en línea recta. El Flying Spur se maneja bien, algo improbable para un automóvil de este tamaño y peso. En poco tiempo, te sentirás capaz de lanzar la limusina de 2,3 toneladas y 5,3 metros de largo como un compacto deportivo.

Hora de tomar un respiro del Bentley Flying spur V8

Bentley concibe los asientos traseros como un lugar en el que trabajar de forma remota entre las citas, o simplemente relajarse y disfrutar del esplendor circundante, tal vez mientras bebe champán en el enfriador de bebidas incorporado (opcional). Probablemente no lo veas como un lugar para protegerse de la lluvia mientras comes sándwiches de atún preparados la noche anterior, pero también es bueno en eso.

Todo lo que tocas en el interior del Flying Spur se siente perfectamente amortiguado, pesado y texturizado, desde las varillas de los indicadores hasta la superficie estriada de las manijas de dentro en las puertas.

Las habilidades dinámicas del Spur son, en todo caso, incluso más impresionantes que las del Continental GT, que esperas conducir como un automóvil deportivo debido a sus proporciones: el Flying Spur sorprende como un jugador de rugby que también es hábil en el patinaje artístico. Nadie realmente necesita un coche como este, pero su atractivo es magnético.

Súbete a un automóvil normal después del Flying Spur y te sentirás abrumadoramente decepcionado. Este no es el Flying Spur más poderoso, pero tiene el poder de corromperte plenamente.

¡Valora este artículo!
[Votos: 1 Media: 4]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Flying Spur W12
  • Prueba Bentley Flying Spur W12 2020, Dr Jekyll y Mr Hyde

    Si hace una semana probaba el nuevo Bentley Continental GT V8, hoy es el turno de su hermano de 4 puertas: el Flying...

  • Prueba Lamborghini Huracán Evo RWD: semental

    Hace solo dos meses publicábamos la historia de El Último Galón (ver número 157), imaginando en qué depósito pondríamos...

  • Bentley Bentayga 2021
  • Bentley Bentayga 2021: opulencia imparable

    Al sur de Franschoek, en la reserva natural de Mont Rochelle, el asfalto recién puesto de la R45 hasta Ciudad del Cabo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración