El mundo del motor, como casi todo en esta vida, está sumado en una increíble dualidad: deportividad o confort. Siempre que pensamos en comprarnos un coche buscamos un equilibrio entre estas dos cualidades; queremos un vehículo que nos permita divertirnos pero que a la vez nos sirva para hacer viajes largos. Por suerte, hay marcas como Audi que se han dado cuenta de esto, y han lanzado al mercado modelos como el Audi RS6 Avant Performance.

Audi RS6 Avant Performance

 

Se trata de la versión más potente del, ya de por si deportivo, RS6 Avant. Caracterizado por su diseño dinámico y agresivo, el Audi RS6 Avant Performance no deja de ser un coche familiar de cinco plazas, 4.9 metros de longitud y dos toneladas de peso. Tiene un frontal con rasgos muy marcados, entre los que destacan la parrilla “single frame”, las enormes entradas de aire, el spoiler delantero y los faros Matrix LED. Además, a diferencia del RS6 estándar, incluye acabados en titanio mate que le aportan un toque extra de deportividad. Monta llantas de 21” que esconden frenos carbocerámicos con pinzas de seis pistones decoradas con el emblema de Audi Sport.

 

La trasera tiene una presencia más rígida y agresiva que la del frontal. Incorpora un difusor acabado en titanio mate que, a cada lado, monta dos salidas de escape. Además del logotipo RS6 y de los faros Full-LED, la parte posterior del vehículo resalta por el spoiler que monta, el cual mantiene en todo momento el coche pegado al suelo. El maletero del Audi RS6 Avant Performance tiene una capacidad de 556 litros que se apilan hasta los 1680 litros si se pliega la segunda fila de asientos, cifras muy sorprendentes para un coche de rendimiento tan alto.

Audi RS6 Avant Performance

El interior es amplio, espacioso y de altísima calidad, pero no pierde ni por un segundo el carácter deportivo que define a este modelo. El salpicadero está dominado por una pantalla escamoteable de 6.5”, la cual va asociada al sistema de info-entretenimiento MMI. Esta se controla gracias al “touchpad” y al joystick presentes en el túnel de la transmisión. Además, esta unidad monta el sistema de audio Bang & Olufsen, el cual crea un ambiente solo propio de los coches de más alta gama.

Monta el mismo motor que la versión “normal” del RS6, un V8 4.0 TFSI bi-turbo, solo que en el caso del Audi RS6 Avant Performance desarrolla 605 CV, 40 más que en la versión anterior. Al tratarse de un RS incluye también tracción “quattro”, suspensión deportiva RS y dirección dinámica, componentes que dotan al familiar de un rendimiento capaz de poner en apuros a coches puramente deportivos. En aceleración de 0 a 100 km/h marca tan solo 3,7 segundos, y es capaz de alcanzar una velocidad máxima limitada de 305 km/h, todo ello con un consumo medio homologado de 9,6 litros cada 100 kilómetros.

Audi RS6 Avant Performance

El Audi RS6 Avant Performance es, en definitiva, un coche rapidísimo, sorprendentemente ágil, muy estable, con una aceleración de otro mundo y con la capacidad de hacernos sonreír en un buen tramo de curvas. Pero, además, es un coche con todo tipo de comodidades, que ofrece un nivel de confort muy envidiado por sus rivales, que incorpora tecnología de gran utilidad y que tiene cinco plazas. Es, por lo tanto,  uno de esos coches que nos hace soñar con el final de la dualidad entre deportividad y confort.

Audi RS6 Avant Performance

El precio base para el Audi RS6 Avant Performance es de 143.000 €, similar al del BMW M6, al del Mercedes Clase S Maybach y al del Porsche Panamera 4S Sport Turismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − dos =