En Audi empiezan a cogerle el gusto a esta ya no tan nueva corriente de lo SUV coupé, y después del Q8, ahora nos presentan el Q3 Sportback, la versión más elegante y atrevida del compacto alemán. ¿Es más deportivo por ser coupé? A priori, es decir, a simple vista si, y sobre el papel también lo pretende, pero al volante veremos que pasa.

Prueba Audi Q3 Sportback

¿Cómo se transforma en coupé?

Básicamente Audi ha jugado con el diseño y las medidas para enfatizar el diseño del coche. El nuevo Q3 renovado el año pasado ya luce fantástico, pero aquí han inclinado un poco más la luna delantera, lo han alargado 16 mm, lo han bajado 29 mm, y lo han estrechado 6 mm. El resultado es un SUV coupé elegante y más atractivo a mi juicio que la versión normal.

Consecuencias. A nivel de maletero no se pierde capacidad, 530 litros, y 1.400 si abatimos la fila trasera. Además la banqueta trasera se mueve longitudinalmente hasta 130 mm, y se puede regular en inclinación. Para los ocupantes de estas plazas es irrelevante, pero si tenemos que cargar algún bulto voluminoso nos será útil. El portón será eléctrico opcionalmente y con sistema de apertura con gesto del pie.

Aunque la distancia entre ejes no cambia, 2,68 metros, evidentemente hay menos espacio detrás, no tanto en las piernas, sino en la cabeza, donde un adulto de más de 1,8 metros de alto notará el roce del pelo con el techo. Hay tres plazas pero la sensación de espacio se reduce debido a unas ventanillas más pequeñas por la caída del techo. Al menos para las rodillas no hay menos espacio.

Sin duda donde más gana el Audi Q3 Sportback es en diseño. En el frontal los alemanes han añadido unas notorias tomas de aire trapezoidales, y la zaga queda marcada por la caída del techo, que culmina en un alerón. Como detalle, en su trasera el difusor ocupa todo el ancho y no hay escapes a la vista ni imitaciones funestas, así que queda más limpio y mejor rematado. Por supuesto, luces LED de serie, con opción de Full LED o las Mátrix LED adaptativas.

Las llantas son de serie de 17 pulgadas, 18 en el S Line, y hay de 19 y 20, esta última medida en modelos de Audi Sport. De serie la parte inferior de los paragolpes y los faldones laterales viene en gris Manhattan, pero en opción se puede pedir en el mismo color de la carrocería. Un último rasgo son los hombros de los pasos de rueda, muy marcados para resaltar el carácter quattro del Q3 Sportback en algunas versiones.

¿Se conduce igual que un Q3 normal?

En una clara intención de darle un toque más dinámico, Audi dota de serie al Q3 Sportback de la dirección progresiva y de la suspensión deportiva. Si no quieres esta suspensión, la confort está disponible sin sobre coste. No así la suspensión adaptativa con control de amortiguación, que ajustará la dureza de los amortiguadores dependiendo del modo de conducción del Audi Drive select, de serie en esta versión coupé también.

Ahora bien, el Audi Q3 es un coche muy bien resuelto en cuanto a conducción se refiere, tiene un equilibrio entre confort y dinamismo muy conseguido, por lo que en las dos horas de conducción por la Selva Negra alemana no hemos percibido una diferencia entre este chasis con estas opciones de serie, y lo que ofrece un Q3 estándar. Habría que bajarse de uno y subirse a otro para notar una diferencia clara. Lo único bueno es que de serie ya tendríamos ese escalón algo más deportivo.

A nivel de motores además sigue los del Q3 normal. De acceso está la versión 35 TFSI, o traducido al lenguaje normal, el motor de 1.5 litros y 150 CV gasolina, un propulsor incluido como versión de acceso para que el Sportback parta desde los 39.220 euros. Puede mover con la suficiente soltura a nuestro estiloso amigo coupé, pero se queda por debajo en refinamiento del siguiente bloque gasolina. Hablamos del 2.0 TFSI de 230 CV, o para los chicos de Ingolstadt, el 45 TFSI. Este bloque si se nota más vivo y deportivo para el Q3 Sportback, y en nuestra ruta de hoy por vía secundaria, sin pasar de 100 km/h y sin correr por los numerosos radares y el tráfico sorprendente de un miércoles a medio día, hemos marcado 9 litros a los 100 km de consumo medio, lo cual no está mal teniendo en cuenta que homologa entre 9,1 l/100 km y 8,6 l/100 km.

Este bloque solo se asocia con el cambio S tronic de doble embrague y siete velocidades y la tracción quattro. La combinación es de sobra conocida en la firma alemana, y para un uso diario es más que resolutiva, pues el S tronic cumple cambiando con suavidad y celeridad, aunque en reducciones en modo normal deberemos anticiparnos un poco si usamos las levas. El sistema quattro no merece detenerse demasiado, pues el funcionamiento es el que ya conocemos primando la tracción en el eje delantero y acoplando el trasero cuando se necesita por pérdida de tracción en el delantero. Eficaz como para no notar su trabajo, y resolutivo como para saber que sin él la salida de algunas curvas no habría sido lo mismo.

¿Y qué pasa por dentro?

Audi despliega el mismo habitáculo que en el Q3 convencional, dándonos a elegir un acabado “desing selection” o el S line, ambos con asientos deportivos con costurar en contraste. En el primero además ciertas superficies de la consola central van tapizadas en Alcantara y llevamos iluminación LED ambiental. Por lo demás es idéntico.

De serie también llevamos la instrumentación digital, pero no el Audi Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas. Este es un extra que habrá que pedir, como también el sistema MMI Navegación plus, que pasa la pantalla central táctil de 8,8 a 10,1 pulgadas. Los mandos del climatizador y el resto de botones se ubican en la misma zona y disposición. Un detalle del Q3, también presente en el Sportback, es la moldura en piano black que rodea la pantalla central. A simple vista es elegante, pero mejor llevar un trapo de franela en la guantera para limpiarlo.

Sobre si merece la pena o no la diferencia de precio, este Audi Q3 Sportback es un claro ejemplo de hasta donde puede llevar se puede llevar el diseño, y que querer es poder. Quizás no llegue el primero de su segmento pero si llega con todas las buenas cualidades que Audi sabe dar a sus SUV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.