- Publicidad -

El nuevo Audi A8 es el futuro más próximo de todas las categorías superiores. En esta cuarta generación, se convierte otra vez en la viva referencia para su lema “A la vanguardia de la técnica”, basado en un nuevo lenguaje de diseño, un concepto de pantalla táctil innovador y un sistema de propulsión electrificado. Además en Audi A8 es también el primer coche de producción en el mundo desarrollado para una conducción altamente automatizada. No obstante, a partir de este 2018, Audi irá introduciendo gradualmente más funciones autónomas como el aparcamiento pilotado en plazas de aparcamiento y en garajes o el sistema para la conducción pilotada en atascos.

Hablemos del diseño exterior y la carrocería. Audi nos sigue sorprendiendo con su capacidad de elegancia deportiva y sofisticación en un solo vehículo conjunto, y por eso es que el Audi A8 está marcando la llegada de una nueva era para la marca de los cuatro aros. El frontal con la parrilla Singleframe más ancha, la presencia musculosa de la carrocería y la tira continua de luz en la parte trasera proporcionan una apariencia visual poderosa, unido a una anchura de 1,95 metros y una altura de 1,47m.

Nuevo Audi A8

El buque insignia de Audi resalta en especial por su vista lateral. La línea del techo le otorga una línea muy deportiva a la vez que subraya de nuevo su extensa longitud. El frontal se combina con la zaga suavemente inclinada para crear una emoción visual. El equilibrio viene de la mano con las ruedas delanteras y traseras con unos prominentes pasos de rueda que simbolizan la tracción guattro. Los faros tampoco se quedan atrás en cuanto a tecnología; utilizará los HD Matrix LED incluyendo luces Audi laser light y ópticas traseras con tecnología OLED. Todas las luces combinadas y perfectamente coordinadas, dan como resultado un verdadero espectáculo de luces dinámicas cuando el conductor se acerca o sale del vehículo. Siempre con clase y marcando la diferencia.

La carrocería está compuesta por un 58% de aluminio cuya resistencia ha aumentado de forma significativa en comparación con el modelo anterior. El acero, la fibra de carbono y una viga de magnesio serán los cuatro materiales esenciales del Audi A8 utilizados en su creación en el que, a parte de reducir peso, la superior rigidez de la carrocería proporciona la base necesaria par un manejo preciso, un excelente confort de conducción y mejoras en la acústica a bordo.

Pero no el refinado exterior es lo más sorprendente, aunque tampoco menos importante, ya que el interior es, personalmente, de lo más sorprendente, increíble y fabuloso que he visto hasta el momento. El habitáculo del A8 se asemeja a un lujoso y espacioso salón real. En la oscuridad, el contorno y la luz ambiental remarcan de forma elegante las llamativas líneas de diseño. Y es que no solo tiene luces de adorno, sino que para hacer más cómo un viaje, en las plazas traseras se ha incluido luces de lectura Matrix LED que no molestan al conductor si están encendidas.

 

La gama de equipamientos y materiales cuida cada detalle al milímetro, desde la tapicería perforada de los asientos a la apertura y cierre motorizados de las rejillas del sistema de ventilación, o el cuero satinado de los reposacabezas. Pero desde luego, hay un asiento en el coche que marca la diferencia absoluta: el asiento trasero derecho, que cuenta con todas las opciones de ajuste que te puedas imaginar. Aquí, los pasajeros pueden hasta recibir masajes y calor en sus pies, en varios niveles. Incluido en el paquete de asientos relax también existe la función de masaje para la espalda, reposacabezas de confort ajustables eléctricamente, reposapiés, una gran consola central y, como características opcionales, mesas plegables con inclinación ajustable en dos etapas, climatizador automático de cuatro zonas, sistema de entretenimiento Audi Rear Seat Entertainment con dos Audi tablet y sistema de control remoto Rear Seat Remote. Los pasajeros de estas plazas traseras también pueden utilizar la nueva unidad de control táctil para manejar distintas funciones relacionadas con el sistema de infotainment, así como para realizar llamadas de teléfono privadas. El Rear Seat Remote, situado en el reposabrazos central trasero, cuenta con pantalla OLED, es extraíble y tiene aproximadamente el tamaño de un smartphone.

Audi quiere demostrar que la era digital y los estándares de alta calidad están fusionados en el Audi A8. El centro del salpicadero está presidido por una gran pantalla táctil de 25,7 cm, 10,1 pulgadas, que cuando está apagada se integra en el diseño para hacerse casi invisible dentro de un entorno negro muy brillante gracias a su panel oscuro con forma de “T”. Cuando se inicia el sistema, aparece la interfaz de usuario, con nuevos gráficos y muy precisos. La estructura de los menús es muy intuitiva y todo es muy claro. Además, el usuario puede organizar libremente los iconos según su importancia y necesidades. Una segunda pantalla táctil situada en la parte central inferior se utiliza para el manejo del sistema de climatización, además de integrar otras funciones como la introducción de textos a través del sistema de reconocimiento de escritura manual.

Si Michael Knight hablaba con Kitt, nosotros también podemos hablar de forma inteligente con nuestro A8. El conductor puede activar una serie de funciones mediante una nueva forma de control por voz. La información de los destinos o las fuentes de música están disponibles bien a bordo o bien proporcionadas por una conexión a la nube con velocidad 4G. El conductor puede formular libremente comandos de voz mediante órdenes vocales reconocidas por un sistema previo de frases. El ingenioso gestor de diálogo hace preguntas, permite correcciones, ofrece distintas opciones y también da paso al interlocutor cuando éste es interrumpido. El sistema de audio Bang&Olufsen Advanced Sound System ofrece una nueva experiencia sensorial ya que por primera vez las plazas traseras también disfrutan del fascinante sonido 3D.

El sistema de navegación optimizado del nuevo A8 es capaz de aprender basándose en las rutas por las que ya haya circulado, de forma que el sistema puede hacer sugerencias inteligentes al conductor. El cálculo se realiza online en los servidores del proveedor de mapas de navegación “HERE”, teniendo en cuenta también datos de información de la situación del tráfico en tiempo real. También se incluyen en la vista de mapa detallados modelos 3D de casi todas las principales ciudades europeas. El reconocimiento de señales de tráfico e información sobre peligros son dos innovadores servicios Car-to-X. El próximo año se añadirá el servicio de aparcamiento en la calle que, utilizando los datos de los vehículos conectados en red, facilitará la búsqueda de la plaza de estacionamiento más cercana a nuestra posición final. Además, la nueva aplicación MyAudi App permite al usuario conectar directamente el vehículo con su smartphone y acceder a muchos servicios en red.

El nuevo A8 es el primer vehículo de producción del mundo que ha sido desarrollado para una conducción automatizada condicionada de nivel 3. Audi iniciará la producción en serie del sistema Audi AI Traffic Jam Pilot en el nuevo A8 de forma progresiva, dependiendo de la situación legal vigente en cada país. Los nuevos sistemas Audi AI también incluyen el Audi AI Remote Parking Pilot y el Audi AI Remote Garage Pilot.

El corazón del A8 3.0 diésel genera una potencia de 286 CV y equipa de serie un grupo propulsor electrificado. El motor está dotado de tecnología mild-hybrid de hibridación ligera (MHEV) con un alternador accionado por correa (BAS) y una batería de iones de litio con 10 amperios-hora (Ah) de capacidad. Es tan ligera a la vez que sorprendente su conducción, que puede circular en modo de marcha por inercia con el motor apagado a velocidades entre 55 y 160 km/h. Su acelerador tan suave como potente a la vez, permite un arranque rápido gracias al BAS. El sistema eléctrico de 48 voltios es su modo principal, haciendo posible que el sistema star/stop entre en acción desde una velocidad de 22km/h.

Su conducción suave y rápida viene acomodada a un cambio tiptronic de ocho velocidades, en el que se combina un amortiguador de torsión adaptativo en función de las revoluciones, que permite circular con el máximo refinamiento a muy bajas velocidades, así como una nueva bomba de aceite eléctrica para cuando el coche se desplaza en modo de marcha por inercia. El sistema de tracción integral permanente quattro con diferencial central autoblocante es de serie.

Audi se ha replanteado cada aspecto del tren de rodaje en su nuevo buque insignia. Las revolucionarias tecnologías y los sistemas de control aplicados lo hacen más confortable, seguro y deportivo. La dirección dinámica a las cuatro ruedas redefine los límites de lo físicamente posible al permitir que los ángulos de giro de las ruedas en el eje delantero y en el trasero puedan ajustarse de forma independiente uno del otro. Esto combina una respuesta ágil para el uso diario con una estabilidad superior.

La segunda nueva tecnología, Audi AI active suspension, es un sistema de suspensión electromecánico completamente activo. Utiliza actuadores eléctricos para elevar o bajar cada rueda de forma individual en función de las preferencias del conductor y de las condiciones de marcha, proporcionando así un control óptimo de la carrocería La energía proviene del nuevo sistema eléctrico de 48 voltios.

Después de más de 1550 caracteres recalcando el lujo, comodidad, seguridad, y sobre todo, tecnología punta, el A8 es una verdadera nave espacial. Si la televisión integrada tanto en los asientos traseros como en la consola central del conductor y las luces de colores de ambiente fue lo que más ilusión me hizo, imaginaos la conducción. Fue, realmente sorprendente. Pero para quien quiera tener todas estas sensaciones día tras día, el precio base de salida del buque insignia es de 97.500 euros que realmente, merecen la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.