Prueba Alfa Giulia GTAm, el GT3 de las berlinas ha vuelto

PRUEBAS CARRUSEL

Prueba Alfa Giulia GTAm, el GT3 de las berlinas ha vuelto

David Navarro 19 de mayo, 2021 | Tiempo de lectura 16-17 min

Nos encanta que los italianos se desmelenen, se olviden de las normativas anticontaminación por un momento, de lo políticamente correcto, de lo fácil, y vayan al extremo de su corazón para dejar de escuchar los gritos de su razonamiento al otro lado de este. Solo así nacen coches como este Alfa Giulia GTAm, la versión extrema de la berlina deportiva italiana.

¿Qué significan estas siglas?

En 1965 nació el primer Alfa Giulia GTA, una versión más ligera y potente de su modelo de calle que tendría como destino la competición. Las siglas Gran Turismo Alleggerita vuelven ahora al Giulia.

Hay una versión GTA a secas del Giulia, que mecánicamente incluye lo mismo que el GTAm, pero en términos de peso y aerodinámica es la versión «modificata» la que pone los puntos sobre las íes.

Entonces ¿qué supone un GTAm respecto a un GTA?

Si miras a ambos coches de frente no verás diferencia, pero si empiezas a rodearlo apreciarás un enorme alerón ajustable en su zaga, y si vuelves al frente después de que un mecánico haya extraído el splitter frontal aún más abrirás la boca de asombro.

Pero no será hasta que abras sus puertas traseras cuando lo entiendas todo. Alfa Romeo cambia las ventanillas traseras por unas de policarbonato, que ni siquiera podremos subir y bajar, los paneles de las puertas son ahora de carbono revestido de Alcantara.

Donde iría la segunda fila de asientos de toda berlina ahora hay una jaula antivuelco que sujeta los arneses que podemos abrocharnos en los nuevos baquets de Sabelt. Hasta se ha sustituido el mecanismo de apertura por unos tiradores de tela.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Arneses de cuatro puntos decorados con el logo de Alfa, y que hemos visto en verde y rojo, así que podrán personalizarse. Un detalle si los usas, en España es ilegal llevarlos por la calle sin el cinturón de seguridad abrochado, pero si haces uso de ellos en circuito sin abrocharte el cinturón no te preocupes por el pitido de advertencia típico, desaparece a los 90 segundos, es decir, poco más de media vuelta de tu circuito más cercano.

Los baquets por suerte van colocados bien abajo, con tres posiciones de altura ajustables, con herramienta eso sí, y el respaldo va algo más inclinado hacia atrás que recto totalmente, pero lo bueno es que alguien de talla grande cabe sin problemas.

Prueba Alfa Giulia GTAm

En total el GTAm pesa 100 kg menos que un Giulia QV normal, 1.580 kg, mientras que el Giulia GTA pesa 40 kg más que el «modificata». Todo ese peso se rebaja con un uso intenso del carbono en los paragolpes, el techo, el difusor posterior, los apéndices aerodinámicos o el sistema de escape de titanio.

El Giulia GTAm además lleva unas barras de refuerzo en el maletero, que por cierto va separado de la parte posterior del habitáculo por una cubierta, para que las bolsas de la compra no se vayan contigo de copiloto.

¿Bolsas de la compra? ¿De verdad alguien usará esto por la calle?

Nosotros lo hicimos. Y sobrevivimos. No solo por la velocidad a la que puedes ir, sino porque el tarado de la suspensión no es criminal. Y es que Alfa ha dejado la suspensión adaptativa, con varios cambios para esta versión, por lo que el Alfa Giulia GTAm es digamos, «usable» por carretera.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Podemos ir en modo normal sin muchos sobresaltos, de hecho, en el tramo de «Autostrade» que hicimos viajamos sin incomodidad, aunque notas como el coche va copiando cada junta de dilatación, parche y hueco del asfalto.

¿Qué pasa cuando el firme está roto? Pues que obviamente rebotas más que en un QV normal, pero no pegas botes como si fuera un kart pisando un piano, es dura, pero no seca, los amortiguadores hacen su función, pero no te pases de listo.

Y es que si el asfalto no mejora pasar al modo Dynamic, que activa la suspensión a su modo más duro, supondrá perder tracción y tacto de la dirección por los micro-botes continuos.

Pero por suerte podemos pulsar el botón central del dial de modos y pasar la suspensión a lo que los italianos llaman modo «soft», suave. Suave como la cara de Sylvester Stallone. Pero aún así al llegar a casa tus empastes seguirán en su sitio y tu cita con el quiropráctico podrá ser postpuesta.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Más preciso, más rápido, más de todo

Entonces aquí la apuesta de Alfa es ¿darnos la berlina deportiva definitiva? Bueno, para eso habría que medirse a muchos rivales muy competentes, así que hoy juzgaremos este Alfa Giulia GTAm como el Giulia más rápido de todos los tiempos.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Para ello el V6 2.9 biturbo crece en 30 CV hasta los 540 CV, pero mantiene los 600 Nm de par, suponemos para no trastocar el cambio de 8 velocidades de convertidor de par. La ganancia de potencia llega gracias a nuevas bielas, mejor lubricación y refrigeración para la electrónica nueva y el escape Akrapovic. Con este incremento pasa a hacer el 0 a 100 km/h de 3,9 a 3,6 segundos. Sin embargo por aerodinámica pierde 7 km/h de velocidad máxima, bajando a 300 km/h. Lo sentimos por los alemanes.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Con este sistema de escape el Giulia pasa a producir una melodía más grave, fuerte y atronadora cuando cambiamos de marcha con gas a fondo, como si quisiera confirmar el cambio de número en la instrumentación con sus rápidos petardeos. Es una melodía adictiva y que penetra aún más fuerte en el Giulia GTAm desnudado en su parte trasera.

Prueba Alfa Giulia GTAm

La potencia se sigue enviando al eje posterior, y si no se quitan los controles, podemos hundir el pie casi a fondo saliendo de las curvas, aunque esto ya lo haremos muy rápido por la velocidad de entrada gracias a la aerodinámica.

Y es que Sauber se han encargado de diseñar los apéndices del morro, de los laterales y hasta ciertos elementos de canalización en los bajos para mejorar el flujo de aire que circula por debajo del coche y de paso refrigerar la transmisión.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Y además, en el GTAm, podemos colocar el alerón en tres posiciones, una central de calle, otra inclinado hacia arriba para generar más carga y otra hacia abajo para generar menos, permitiendo así elegir la configuración ideal para cada circuito.

El splitter frontal de carbono también se puede sacar hacia afuera para una configuración más agresiva de circuito, claro que no será legal llevarlo por la calle sacado…

Prueba Alfa Giulia GTAm

Hora de sacarle la esencia en pista

En la calle no te acabas el Alfa Giulia GTA ni el GTAm, la aerodinámica no suda, solo tu, que sigues calibrando tu cerebro para ponerlo a la misma velocidad que el coche y su dirección.

Esta recibe un tarado nuevo para hacer que con menos giro el coche sea más incisivo, que necesitemos menos correcciones y que fluya a otra velocidad. Pero sigue impresionando como en un Giulia QV normal, sigue siendo de las más rápidas del mercado, ahora más comunicativa.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Balocco cumple 60 años, la pista de pruebas del anteriormente llamado grupo FCA será el escenario para poner al límite nuestras capacidades y las del coche si es que llegamos.

Salimos con cautela, los Michelin Pilot Sport Cup 2 que calza necesitan coger algo de temperatura para funcionar como un chicle, pero cuando lo hacen, el tren delantero del Giulia parece un robot aspirador que se guía por GPS al trazado del circuito.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Ahora si la aerodinámica está funcionando, las curvas rápidas son a más velocidad de lo que nuestra cabeza y pie derecho dictan, pero el instructor sentado a la derecha ya lo sabe y nos ordena seguir con gas a fondo. Obedecemos y de pronto exclamamos sorprendidos como es posible que estemos girando a estas velocidades.

Aquí hay un coche muy compuesto, estable a cualquier velocidad, rabioso saliendo de las curvas, pero que puede ser muy muy preciso, más aún si cabe de lo que ya lo es el estupendo Giulia QV normal. Es como si afilaras aún más un cuchillo jamonero, lo único que conseguirás es rebanarte un dedo más en caso de que se te escape la mano.

O en el caso del Alfa Romeo Giulia GTAM, el acelerador. Unas marcas de neumáticos al salir de una chicane nos recuerdan que si no llevamos cuidado podemos hacer añicos mucha fibra de carbono, pero como creo que solo podré probar este coche en circuito una vez en la vida, paso de Dynamic a modo Race.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Ahora no hay ESC que nos salve, la suspensión se configura a este modo, pero es difícil notarlo porque ya iba dura y no había apenas balanceo, el coche parece liberado, mi única barrera de seguridad es mi precisión y los arneses que me sujetan al baquet de carbono.

Pero este modo es aún mejor, el Giulia GTAm sigue por encima de mi nivel de conducción, pero a la vez me tiende la mano para incrementar el ritmo, y cualquier orden al coche parece telepática, no hay retardo en ningún lado, y cuando la orden es excesiva, lo notas al instante pudiendo corregir sin miedo.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Es por eso que sabes cuanto gas dar al salir de la curva, cuanto volante meter, cuanto freno dar. Ay los frenos, Brembo ha dotado al los Alfa Romeo Giulia GTA y GTAm de un sistema muy eficaz y que parece inagotable, muy extremos de tacto para la calle pero ahora en el circuito se me antojan sublimes. Le consulto al instructor si han llegado a fatigarlos y dice que a pesar de que Balocco es una pista que castiga mucho los frenos, con muy poca refrigeración que hagamos podemos seguir exprimiéndolos al máximo.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Se que se acaban las vueltas, así que me atrevo a romper la enorme adherencia del Giulia GTAm con un buen golpe de gas en modo Race. Con el ESC durmiendo la cola se mueve igual de rápido que mis manos buscan el contravolante, suelto entonces gas y dejo que el coche se coloque, todo ha ido bien, me río, el instructor sonríe, solo aquí y con este coche podría hacer esto sin miedo a una reprimenda.

Alfa Giulia GTAm, veredicto

Vuelvo al pitlane de Balocco aún asimilando como de rápido he ido con el Alfa Giulia GTAm y el GTA, tratando de recordar con que coches en circuito me he sentido igual, y me cuesta encontrarlos. Hace poco probé el M3 nuevo pero solo en calle, y por supuesto no era una máquina enfocada como este Giulia, aunque quizás llegue una versión similar. Esto va mucho más allá, es un ejemplo de hasta donde se puede llegar en coches de calle.

Prueba Alfa Giulia GTAm

En ese sentido, podría ser un tributo a aquellos 155 V6 Ti que competían, una hermosa oda a las berlinas que corrían en los circuitos de medio mundo para demostrar que un deportivo no tiene por qué medir dos metros de ancho y uno de alto.

Este coche está a un nivel de sensaciones que muy pocos rivales ofrecen. Es casi el equivalente a un GT3 del 911 para el Giulia, con su jaula, sus baquets con arneses, ese alerón que lo distingue de la versión normal, esa sensación de ir subido a un coche de carreras que sirve de base para otro aún más radical.

Prueba Alfa Giulia GTAm

Su precio también está a otro nivel, al doble para ser exactos, porque el Alfa Romeo Giulia GTA cuesta 194.000 euros, 199.500 el GTAm, un clásico más por menos en materia de cantidad, pero que merece la pena pagar si eres asiduo a los circuitos. Solo habrá 500 unidades entre ambos, sin un número concreto para cada una. Pero esto no es un coche de colección, es un último hurra al Giulia, un gracias a los amantes de la pasión desmedida al volante.

¡Valora este artículo!
[Votos: 2 Media: 5]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Prueba Alfa Romeo Giulia Veloce: listo para la primera división

    En Alfa han trabajado duro durante años para crear el Giulia, el coche que debe devolver a la marca italiana a la...

  • Alfa Romeo Giulia GTA
  • Alfa Romeo Giulia GTA, vuelve un apellido de circuito con 540 CV

    Este año Alfa Romeo cumplirá 110 años y ya empiezan a celebrarlo de la mejor manera posible, brindándonos el regreso de...

  • Probamos los Alfa Romeo Giulia y Stelvio actualizados

    Alfa Romeo ha actualizado su gama de Giulia y Stelvio con una discreta puesta al día. Exterior: Nuevos colores y...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración