Probamos los nuevos Audi S6 y S7, el diésel vive su segunda juventud

AUDI ACTUALIDAD MOTOR PRUEBAS

Probamos los nuevos Audi S6 y S7, el diésel vive su segunda juventud

RevistaCAR 23 de mayo, 2019 | Tiempo de lectura 7 min

Pocas marcas son las que se arriesgan, pocas firmas como Audi. Desde CAR nos encanta la gente que va a contracorriente, que decide su propio futuro y destino; y es que después de tanta demonización del diésel, hoy hemos probado dos de los nuevos miembros de la gama S de Audi que abrazan esta mecánica, aunque con un as bajo la manga. Esta gama S abraza la tecnología “Mild Hybrid”, por lo que efectivamente, un diésel tendrá etiqueta ECO. Dicho esto, los Audi S4, S5, S6, S7 y SQ5 utilizan el bloque V6 TDI turboalimentado de 3 litros para propulsarse, aunque ahora utilizan un sistema Mild Hybrid de 48 voltios y un compresor eléctrico. Antes de entrar en detalle de su aspecto más controvertido, el motor, vamos analizar qué ha cambiado a nivel estético.

Diseño

Los nuevos modelos S han ganado, como es evidente, más deportividad en sus líneas. Entrelos elementos que más cambios sufren son los paragolpes, los cuales ahora son más anchos y agresivos, así con tomas de aire más voluminosas y el acabado aluminio -en la parrilla y spoiler delantero. A su vez, las taloneras ahora son más pronunciadas, las cubiertas de los retrovisores exteriores en símil aluminio, un nuevo difusor trasero y la nueva salida de escape cuádruple.

Las variantes S6 y S7 se pueden configurar con las llantas de 21 pulgadas opcionales, así como con los frenos carbocerámicos. Tanto el S4, S5 y SQ5 TDI tiene dirección dinámica como opción. El Audi S6 y el S7 llevan dirección progresiva de serie, así como la dirección dinámica a las cuatro ruedas de opción también.

En líneas generales, esto es lo que cambia frente a la variante convencional, mantiene sus mismas medidas para todos los modelos. El interior sigue presentando los mismos acabados premium que nos tiene acostumbrados Audi.

Motor

Todo gira entorno a tres elementos: el TDI (motor V6), EPC (compresor eléctrico) y el MHEV (sistema híbrido de 48 voltios). Esta configuración diésel es muy eficiente, a la vez que potente. Estamos hablando de que el Audi S6 y S7 llegan hasta los 349 CV; por otro lado, y con la misma motorización, el S4, S5 y SQ5 desarrollan 347 CV. Todo llegan al pico de 700 Nm de par motor, a partir de las 2.000 vueltas.

El concepto de este sistema de propulsión se basa en la interacción del motor TDI, con un compresor de accionamiento eléctrico (EPC) y el ahorro de combustible que asegura la tecnología Mild Hybrid (MHEV). Por un lado, el EPC entrega una potencia de hasta 7 kW de potencia, a la vez que ayuda al turbocompresor al iniciar la marcha, al acelerar desde bajas revoluciones y en los cambios de carga. Tanto el V6 turbodiésel y el EPC trabajan a la vez con un sistema eléctrico principal de 48 voltios.

Este sistema ya hizo debut en el Audi SQ7 TDI. En los nuevos modelos S, la firma combina por primera vez el EPC con un sistema eléctrico de 48 voltios.  El sistema eléctrico de 12 voltios se conecta a través de un convertidor de corriente continua.

En resumen, los elementos que forman parte de este nuevo sistema son el sistema de 48 voltios, el BAS y la batería de iones de litio que integra el MHEV. Se estima que, en condiciones normales de conducción, se pueda ahorrar hasta 0,4 l/100 km.

A su vez, el sistema eléctrico de 48 voltios mejora el rendimiento de los nuevos modelos S. El EPC está integrado en la gestión del MHEV y utiliza la energía recuperada que se almacena en la batería de iones de litio, con el fin de acelerar su turbina de forma rápida a través de un motor eléctrico. Gracias a la capacidad de recuperación de energía del sistema MHEV, el EPC siempre está disponible.

A su vez, el propio bloque V6 ha sido modificado. Los pistones, así como el cigüeñal, las bielas y la bomba de aceite se diseñaron específicamente para cumplir los requisitos de rendimiento y eficiencia requeridos.

Gracias a este motor, ofrece una eficiencia líder en los bloques diésel de altas prestaciones. Tanto es así, que los modelos S4 y S5 pueden acelerar de 0-100 km/h en solo 4,8 segundos, mientras que el S6 lo hace en 5 segundos. Tanto el S7 y el SQ5, logran alcanzar los 100 km/h en solo 5,1 segundos. Todos los modelos están limitados electrónicamente a 250 km/h. A su vez, todos han sido adaptados a la nueva normativa de emisiones Euro 6d-Temp.

Sensaciones

Un gran paso por parte de Audi al apostar por este tipo de motores, y más en gamas de altas prestaciones. Sin embargo, tras probar el nuevo Audi S6 y S7, le vemos todo el sentido del mundo a su desarrollo junto con tecnologías Mild hybrid. Para empezar, el coche es exactamente igual de cómodo que pudieran ser sus variantes A6 o A7. De hecho, motores como el 50 TDI de 286 CV ya incorporaba un sistema de 48 voltios, por lo que estamos acostumbrados a su potencia, empuje y, sobre todo, eficiencia.

Muchos dirán, ¿para qué quieres eficiencia en un coche de altas prestaciones? Bueno, la respuesta es simple, para tener lo mejor de ambos mundos. El bloque V6, acompañado por el EPC y el sistema Mild Hybrid, logra desarrollar un par muy grande a bajas vueltas, lo que mejoras la comodidad en marcha. Los 349 CV del Audi S6 y S7 comienzan a hacerse visibles a partir de apenas 2.500 vueltas, aunque el par lo encontramos unos cientos Nm antes. Su empuje es muy enérgico y hace que, con apenas pisar el acelerador, el coche salga disparado con una potencia bastante considerable.

La buena baza de estos bloques son el arranque, su inicio de marcha más atlético que los motores de gasolina. A esto hay que sumarle el apoyo que ejerce el EPC, el cual inyecta 7 kW de potencia cuando comenzamos a movernos, lo que hace que tengamos incluso más par en menor rango de revoluciones que un diésel sin el sistema micro-híbrido.

Nuestro consumo medio durante la prueba del Audi S6 fue de 7 l/100 km a ritmo normal, 8,5 l/100 km a ritmo moderado durante nuestras pasadas por la Autobahn. Notamos como actúa el EPC a bajas vueltas, logrando ese “toque de coche eléctrico” durante breves momentos hasta que llegamos por encima de las 2.000 vueltas.

Es un bloque increíblemente versátil, muy eficiente y con una potencia impresionante para tratarse de un diésel. Los pasos por curva a bordo del Audi S6 fueron más ágiles que dentro del S7; este último parece que está más pensado para realizar viajes muy largos sin que te enteres, como en el sofá de tu casa. Y es que, con el tanque lleno, tanto el S6 como el S7 pueden recorrer más de 1.100 km.

Por tanto, con los nuevos modelos S de Audi tenemos altas prestaciones a la vez que eficiencia envidiable. Además, por ser motores diésel no significa que suenen mal. Gracias a los nuevos sistemas de escapes cuádruples el sonido se vuelve más ronco y agresivo que en las variantes convencionales. A todo esto hay que juntarle la posibilidad de equipar los frenos carbocerámicos -son más que suficientes los que trae de serie, aunque nunca vienen mal-, eje trasero direccional y suspensión neumática como opción.

De todas las opciones disponibles, te recomendamos la suspensión neumática, así como el eje trasero direccional para lograr un tacto más directo. Sin embargo, para el uso en el día a día, los frenos carbocerámicos se muestran como algo innecesario en la mayoría de las situaciones.

El cambio asociado en estas variantes es la transmisión automática tiptronic de 8 velocidades. Esta es increíblemente fiable y eficaz para el día a día, a la vez que rápida en ejecuciones manuales cuando activamos el modo “Dynamic”, donde vemos la mejor cara del modelo.

Cockpit

En definitiva, nos parece que Audi ha acertado a la hora de elegir una motorización diésel con cierta electrificación para las variantes S. Al fin y al cabo, nadie mejor que la marca de los cuatro aros para elaborar variantes de altas prestaciones con este tipo de bloques, en los cuales ya tiene una amplia experiencia. El Audi S6 se desmarca como el más dinámico -a esperas de probar el nuevo Audi S4-, mientras que el Audi S7 se siente más como una gran berlina para viajes largos.

Nos parece lógico este paso, ya los clientes que buscan altas prestaciones casi nunca se paran en las variantes S, porque dan el paso a las RS directamente. Por tanto, la gama S queda estructurada como aquella que ofrece altas prestaciones, así como comodidad, con las ventajas de tener un modelo de gran potencia, pero también con aquellas que ofrecen las motorizaciones diésel, como es su gran eficiencia. Todo ello con la etiqueta ECO debajo del brazo. Por esta apuesta arriesgada, todos nuestros respetos a los señores de Audi.

Precio

El Audi S6 parte desde los 83.090 euros; el S6 Avant desde los 86.230 euros. Por otro lado, el S7 partiría desde los 92.760 euros. Todavía no sabemos precios para el SQ5, S4 o S5. Ya mismo están disponibles para configurarse a través de la página oficial de Audi.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

    Te recomendamos

    • Probamos la Gama S de Audi, ¿hace falta una R delante para divertirse?

      Cada vez más marcas se lanzan a ofrecer diferentes escalones de deportividad, y en Audi sin duda saben mejor que nadie...

    • Audi Q3 Sportback 40 TDI zaga
    • Prueba Audi Q3 Sportback 40 TDI, siempre es buena elección

      Es increíble como Audi ha sabido darle la vuelta a la tortilla SUV, y ha añadido más patata y cebolla a una receta que...

    • Audi Q5 Sportback 2021
    • Prueba Audi Q5 Sportback 2021, solución de estilo

      Dicen que la envidia es mala, pero también crea la oportunidad de elegir. ¿Qué tu sacas un SUV coupé? Pues yo saco otro...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X
    AVISO DE COOKIES

    Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

    COOKIES PROPIAS

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    Revistacar.es + info

    Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

    COOKIES DE TERCEROS

    Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

    Analíticas

    Google.com + info

    A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

    Publicitarias/Publicidad programática

    AdServer + info

    Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

    Webads.es + info

    La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

    Guardar Configuración