Toyota Yaris Cross: probamos al nuevo SUV compacto de Toyota
Toyota Yaris CrossToyota Yaris Cross

ACTUALIDAD MOTOR PRUEBAS

Primera prueba Toyota Yaris Cross: virtudes ocultas

RevistaCAR 24 de junio, 2021 | Tiempo de lectura 6 min

«Oh no», puedo oírte gritar, «otro SUV pequeño no». Sí, y el Toyota Yaris Cross es el primero que Toyota vende en Europa desde el Urban Cruiser. Pero este es diferente, porque Toyota ya está en la cima del éxito del supermini Yaris, ganador del CoTY, y este está estrechamente relacionado con él. Así que estamos ante el zeitgeist de los coches familiares pequeños del mundo real: es un híbrido y tiene forma de SUV…

Toyota Yaris Cross

El Cross se asienta sobre la misma plataforma TNGA-B (GA-B) que el Yaris (y su primo GR hasta cierto punto), y cuenta con la última generación de motores híbridos de Toyota. El sistema híbrido de 1,5 litros se basa en los sistemas de propulsión de 2,0 y 2,5 litros utilizados por el Corolla, el C-HR, el RAV4 y el Camry. El nuevo motor de gasolina de 1,5 litros y tres cilindros de ciclo Atkinson está optimizado para el par motor y su eficiencia térmica es un 40% superior a la de los motores diésel.

Esto significa que si estás buscando un coche familiar pequeño, económico y divertido de conducir, que ofrezca mucho espacio y un interior familiar, éste debería ser el adecuado. La firma dice que es un auténtico SUV, que se beneficia de toda la experiencia que ha acumulado con el RAV4, con dos modelos de la gama que se benefician de la tracción inteligente a las cuatro ruedas AWD-i. Hemos conducido un prototipo de preproducción para comprobar si Toyota ha conseguido sacar partido a estos ingredientes.

¿Cómo es el interior?

Puede que esté estrechamente relacionado con un supermini de gran venta, pero gracias a la posición elevada de los asientos y al amplio habitáculo, se siente mucho más espacioso que un Yaris, y más como un coche del sector de mercado superior.

El salpicadero, aunque al igual que su homónimo, cuenta con algunas zonas de almacenamiento útiles, está totalmente equipado y dominado por una pantalla central de infoentretenimiento de gran altura sobre los controles digitales de la climatización con mandos físicos de control de la temperatura. También se ofrece un head-up display, un control de crucero adaptativo y un panel de instrumentos totalmente digital.

Es sólido y bien distribuido y cumple con todos los requisitos, y lo único que le falta es el estilo de diseño que esperarías encontrar en un Peugeot 2008 o un Renault Captur. Es funcional y espacioso, con la cantidad adecuada de portavasos y botelleros.

Es 240 mm más largo que el Yaris hatchback, lo que significa más espacio en el interior, a pesar de tener una distancia entre ejes idéntica. Hay mucho espacio delante y detrás, con un par de pasajeros altos en los asientos traseros que pueden ponerse cómodos sin demasiada dificultad. El asiento trasero abatible en proporción 40:20:40, el portón trasero eléctrico y el piso del maletero dividido son puntos positivos: no se puede discutir su practicidad.

¿Cómo se conduce?

Aquí es donde el Yaris Cross cobra vida. La potencia total de los motores de gasolina y eléctrico permite obtener un consumo combinado WLTP de 3,5 litros a los 100 y unas cifras de CO2 inferiores a 120 g/km (135 g/km para el modelo con tracción a las cuatro ruedas).

El motor de tres cilindros es rápido, pero nunca intrusivo, sino que zumba tranquilamente en el fondo. Es más adecuado para el trabajo en la ciudad, pero dale caña, y suena bien y rara vez delata el hecho de que se está conduciendo a través de una E-CVT. Por último, si te aventuras fuera de la ciudad, es silencioso y refinado en la autopista.

Un indicador en el salpicadero te permite saber cuánto tiempo ha pasado en modo EV puro, y puede ser sorprendente. En nuestra ruta de prueba, principalmente urbana, en las congestionadas comarcas del interior, nos informó de que estábamos en modo EV entre el 60 y el 75% del tiempo. Cuando tuvimos la oportunidad de estirar las piernas, vimos que funcionaba con la batería cómodamente hasta velocidades de autopista.

Pero es el manejo lo que realmente impresiona. Gracias a ese monocasco súper rígido y ligero, tienes un coche que ha sido ajustado con precisión. Una dirección precisa y bien ponderada es una ventaja, al igual que el mínimo balanceo de la carrocería (para un coche alto) y la agilidad en los giros, algo raro en este sector del mercado. No es deportivo, pero sí es capaz de divertirte en las carreteras B si te lo propones.

A pesar de este énfasis en el manejo, la calidad de la conducción también está por encima: es firme, pero bien amortiguada, lo que significa que sentirás los bultos y los golpes, pero no se estrellarán incómodamente. En general, es una versión muy recomendable de la flexible arquitectura TNGA de Toyota.

Hay cuatro modelos para elegir, además de una versión Premiere Edition muy completa, disponible sólo durante un año.

Todos los modelos incorporan de serie los sistemas Toyota Safety Sense y de asistencia al conductor. Puede advertir al conductor de una próxima colisión y ayudarle a dirigir y frenar para salir de los problemas, o al menos disminuir los efectos de una colisión. También cuenta con reconocimiento de peatones y ciclistas, alerta de cambio de carril y asistente de señales de tráfico.

Toyota Yaris Cross: veredicto

Olvídate de los adornos de tipo SUV que forman parte de tantos coches familiares pequeños hoy en día, porque este es un inteligente y excelente todoterreno. Para lo racional, el Yaris Cross tiene una buena puntuación: es práctico, espacioso para los pasajeros y el equipaje y muy económico.

Puedes estar seguro de que será fiable y, gracias a los 10 años de garantía de Toyota, será fácil de vender. Nos reservaremos el juicio sobre lo bueno que es en comparación con el Ford Puma y el Skoda Kamiq, líderes de su clase, hasta que hayamos pasado más tiempo con él, pero, como mínimo, está a la altura.

Toyota Yaris Cross

Donde el Toyota Yaris Cross tiene la capacidad de sorprender y deleitar es en su tren motriz híbrido de cuarta generación. Su triple motor de 1,5 litros, sin esfuerzo, es suave y entusiasta, y se combina perfectamente con la transmisión E-CVT y el motor para crear una conducción sin esfuerzo que funciona bien en casi cualquier situación, sin algunos de los inconvenientes tradicionales.

Por un lado, la transmisión no deja que el motor muja su desaprobación cada vez que quieres hacer un adelantamiento descarado, y puedes sentir que el motor eléctrico está contribuyendo realmente a la fuerza de la gama media del coche.

El manejo es mucho mejor de lo que su suspensión elevada podría hacer sospechar. La entrada en curva es ágil, la dirección tiene una respuesta fluida y la amortiguación da a la firme suspensión un grado de flexibilidad que se agradece.

Teniendo en cuenta que ha sido concebido como un coche familiar, es inusualmente excelente en este sentido. Y eso lo deja como una opción segura y sólida con profundidades ocultas que deberían significar una felicidad duradera a largo plazo.

¡Valora este artículo!
[Votos: 24 Media: 4]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Toyota Yaris Cross Electric
  • Toyota Yaris Cross Electric Hybrid: ya conocemos el precio para España

    El nuevo SUV de Toyota, el Toyota Yaris Cross Electric Hybrid ya tiene precio en nuestro país: desde 24.350 € sin...

  • Toyota Yaris Cross Electric Hybrid
  • Toyota Yaris Cross Electric Hybrid: probamos el hermano pequeño del RAV-4

    Hace un año, Toyota nos presentaba su nuevo Yaris, una auténtica revolución que sigue cosechando éxitos, y ahora es el...

  • Skoda Fabia 2021
  • Skoda Fabia 2021 a prueba: cuando la razón triunfa sobre el corazón

    Ahora que el Citigo es historia, el Skoda Fabia 2021 vuelve a completar el fondo de la gama de modelos de Skoda....

1 Comentario sobre “Primera prueba Toyota Yaris Cross: virtudes ocultas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración