- Publicidad -

El preparador alemán TechArt ha presentado dos modelos basados en Porsche: el GTstreet, un 911 turbo potenciado hasta los 630 CV, y el Magnum “de Sede”, basado en Cayenne turbo, la mejor manera de actualizar el “viejo Cayenne”. Desde nuestro punto de vista no está justificado pagar 245.000 euros por un 911 turbo preparado si el modelo de serie cuesta 148.000 euros, pero el caso del Magnum es diferente. Cuando se lanzó el Cayenne en 2003 su impacto fue enorme, y rápidamente se convirtió en el coche de moda entre los más pudientes. Además de su imagen, el Cayenne aportó unas brillantes cualidades dinámicas tanto en carretera como en campo (siempre que los neumáticos fueran de uso mixto), y sigue siendo una referencia en este sentido. Pero los años pasan, su presencia no impresiona como antes y la nueva generación acaba de llegar… ¿se le ocurre algo para seguir manteniendo el efecto uuaaaauuu..?

 

Una opción es convertir nuestro Cayenne en un bombardero negro, una pesadilla rodante para la DGT o para la ministra de Medio Ambiente. El Magnum lleva la mecánica 4.5 V8 biturbo del Cayenne potenciada hasta los 600 CV, con un par máximo de 865 Nm.. Este coche acelera de 0 a 100 en sólo 4,5 segundos y alcanza los 292 km/h. Todas las cifras son impresionantes y nos imaginamos que, teniendo en cuenta lo que gasta el Cayenne turbo de serie, la cifra más escalofriante será la del consumo. Todos los complementos exteriores son fabricados por TechArt, incluyendo las enormes llantas de 22 pulgadas, el escape con cuatro salidas, los pasos de rueda, el faldón delantero o el parachoques trasero con difusor aerodinámico integrado. Además, estos accesorios se pueden comprar sin necesidad de tocar la mecánica. Si el cliente opta por montar las llantas de 22 con los neumáticos Continental 295 y perfil 30, las excursiones por el campo serán imposibles, y en ese caso conviene tocar la suspensión para mejorar la estabilidad en carretera. Para los Cayenne que incorporan la suspensión neumática está disponible el “TechArt sport module” que rebaja la suspensión hasta 60 mm y también la puede subir hasta 70 mm.

Cayenne

La verdadera novedad de este coche está en el habitáculo, ya que TechArt ofrece la preparación mecánica y estética Magnum desde 2005. El prestigioso fabricante suizo de muebles De Sede ha colaborado con Techart para la creación de su interior, donde sólo se ha usado cuero “de vacas suizas y del sur de Alemania”. En la parte trasera hay dos asientos individuales provistos y un compartimento refrigerado para bebidas, sin olvidar los vasos Rosenthal con el logo TechArt Magnum y el reproductor de DVD con doble pantalla táctil. Además, los asientos tienen una estructura especial con diferentes grados de firmeza para garantizar una comodidad excelente junto a una buena sujeción.

Cayenne

La mecánica V8 desarrollada para el Cayenne servirá también para el futuro Panamera de cuatro puertas, y sus posibilidades de potenciación son enormes. En el Magnum TechArt se han montado dos turbos más grandes y se ha incorporado un intercooler más eficaz. Además se han realizado cambios en la admisión y en la gestión electrónica, y se ha montado un nuevo sistema de escape. El resultado es un Porsche para triunfar en determinados clubs nocturnos o para tener mosqueados a los vecinos sobre tus actividades económicas. Un coche que muerde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.