- Publicidad -

Cuando los aficionados que hemos superado los 40 años pensamos en un Porsche Turbo, lo que nos viene a la cabeza es un 3.3 de los años ochenta. Con su trasera ancha, su alerón y sus llantas Fuchs negras. Después llegaron nuevas generaciones que lo fueron haciendo menos brusco y más conducible. El siguiente Porsche de calle turboalimentado fue el 924 (1981) y después el 944 Turbo (1985). Y desde que dejó de fabricarse este último en 1991, pasaron 12 años en los que el único turbo de Porsche fue el 911. Pero hoy podemos tener un Turbo para cada necesidad.

Porsche Turbo

Los cuatro coches que hemos reunido son muy diferentes pero tienen algo en común, además del escudo, la tracción total o los sistemas para regular la respuesta al gusto del piloto. Tenemos tres tipos de motores turbo: seis cilindros opuestos para el 911, V6 para el Macan y V8 para Cayenne y Panamera. Pero lo que se ve a primera vista son sus carrocerías de diferentes alturas. A pesar de la diferencia de altura la posición de conducción es similar (y óptima) en todos, así como la visibilidad.

Porsche Turbo

Arrancamos con el “pequeño” Macan. En lo más alto de la gama se sitúa “nuestro” Macan Turbo, que impresiona por su agilidad y su fuerza. Lleva un 3.6 V6 biturbo de 400 CV, el mismo que monta desde hace poco el Cayenne S, y con el que acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Ya se sabe que comparte plataforma con el Audi Q5, pero su personalidad es mucho más deportiva. La conducción no recuerda a la de un SUV, sino más bien a la de un compacto deportivo muy potente y equilibrado. Lleva tracción total pero ha sido desarrollado para que al salir de las curvas parezca tracción trasera. Además el habitáculo es suficientemente amplio para cuatro adultos.

Porsche Turbo

El Cayenne, su hermano mayor, mide 4,84 metros de largo. El Cayenne de segunda generación acaba de recibir una actualización técnica y estética, y el motor del Turbo rinde ahora 520 CV, 20 más que antes. El empuje que proporciona es bestial (de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos), y no solo es bueno en línea recta. Teniendo en cuenta su altura el comportamiento es fantástico, la facilidad y fluidez con la cambia de trayectoria. Y es que el Cayenne tiene un centro de gravedad más bajo de lo que aparenta, y un chasis muy afinado, con suspensión activa PASM.

Porsche Turbo

Otra opción familiar definitiva es el Panamera Turbo S, un aparato de 570 CV –50 más que el Turbo “normal” y un precio de más de 200.000 euros–. El motor es básicamente el mismo que el del Cayenne, y lleva llantas de 20 pulgadas y un alerón trasero de cuatro posiciones. El Panamera siempre nos ha encantado porque, a diferencia de otras berlinas, transmite sin necesidad de ir rápido, por su posición al volante, por la dirección, por la forma de girar o frenar. Y su otra gran virtud es la comodidad y las amplias plazas traseras. Para que su conductor disfrute al máximo lleva suspensión activa regulable, el Torque Vectoring Plus, el diferencial trasero de control electrónico o los frenos cerámicos.

Porsche Turbo

Y hemos dejado para el final a la leyenda. Conducir el 911 Turbo es toda una experiencia sensorial, algo que todo aficionado a los coches debería experimentar al menos una vez en la vida. ¡Qué manera de empujar, qué velocidad de paso por curva!, pero, es que además, para viajar, callejear o para entrar en el garaje, es tan fácil de usar como un Golf. Pasa de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos gracias a su seis cilindros bóxer de 3.8 litros. Con sus 520 CV, ofrece la mejor relación CV/litro del grupo, con 136 CV por litro de cilindrada. Desde el punto de vista técnico hay que destacar también el eje trasero activo.

Tras conducir estas máquinas creemos que los Porsche son los mejores de cualquier segmento en el que compiten, o al menos los que más emoción transmiten. Lo malo es que también suelen ser los más caros. La próxima sensación será un deportivo con motor central –se rumorea que se llamará 960– para competir con el Ferrari 488. Eso sí que será un duelo en la cumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 − 2 =