Porsche Taycan Cross Turismo: el Taycan más capaz, a prueba
Porsche Taycan Cross TurismoPorsche Taycan Cross Turismo

70 AÑOS DE PORSCHE ELÉCTRICOS PRUEBAS CARRUSEL

Porsche Taycan Cross Turismo: probamos el Taycan más campero

RevistaCAR 30 de abril, 2021 | Tiempo de lectura 6-7 min

Lanzado inicialmente como un coupé de cuatro puertas inspirado en el Mission E, en versión Turbo o Turbo S, el Taycan ha florecido hasta convertirse en una gama, con Taycans más asequibles de tracción trasera y total por debajo de los modelos principales y ahora este -casi Allroad- Porsche Taycan Cross Turismo.

Porsche Taycan Cross Turismo

Fiel al concept Mission E Cross Turismo de 2018, el estilo de carrocería Cross Turismo está disponible con una gama de opciones de tren motriz que reflejan las del coche estándar con la excepción del modelo de entrada. Lógicamente, no veremos un Cross Turismo con tracción trasera.

¿En qué se diferencia el Cross Turismo?

Además de una carrocería fundamentalmente más práctica, la versión Cross Turismo aporta algunas ventajas para la conducción tranquila. Si marcas el paquete de diseño off-road, tendrás un modo de grava. El Porsche Taycan Cross Turismo normal es 20 mm más alto que un Taycan, pero este paquete off-road le da otros 10 mm de altura de conducción por cortesía de este modo gravel.

No se encuentra en el selector de modos de conducción de Porsche en el volante, sino en un botón de respuesta háptica en la pantalla más cercana a las piernas. Lo probamos y funcionó de maravilla. Puedes sentir el rebote de la suspensión ligeramente en agujeros enormes en los que no soñaríamos con conducir en un Taycan normal.

La diferencia es mayor de lo que se cree, teniendo en cuenta las cifras, aunque los milímetros importan claramente en la ingeniería del chasis (la nueva versión CS del M5 de BMW se asienta sólo 7 mm más abajo que el coche estándar).

Porsche Taycan Cross Turismo

Al volante, este Taycan se siente más Macan que 911 en términos de visibilidad y altura de la cadera, y aunque los puristas se burlarán, para la mayoría será el coche más cómodo, utilizable y que inspira más confianza.

¿Son reales esas cifras de potencia en el Porsche Taycan Cross Turismo?

Lo son. Los coches Turbo S obtienen unos ridículos 750 CV en modo overboost, y 616 CV en modo normal. Con esto hablamos de un cero a 100 en menos de 3 segundos para un coche familiar con un buen maletero

Como puedes imaginar, los coches más baratos tienen menos potencia. El Turbo se conforma con 616cv/671cv mientras que el 4S tiene 483cv/560cv. El coche normal tiene 375 CV/469 CV.

Aunque la novedad de los coches eléctricos de batería muy, muy rápidos puede haberse agotado hace tiempo, merece la pena tomarse un momento para saludar el giro ligeramente ridículo de la velocidad del Taycan.

El launch control, donde entran en juego las cifras de potencia de sobrealimentación, es fácil de activar. Sport +, mantén el freno y el acelerador, espera a que la pantalla diga launch control, entonces levanta el freno y pisa el acelerador. Lo difícil es mantener el ritmo mentalmente.

Es probable que el Cross Turismo ceda muy poco en términos de velocidad en línea recta al Taycan estándar, y la causa-efecto de pisar el acelerador, incluso a velocidad, sigue siendo sorprendente. La respuesta, dado que no hay internos del motor ni turbinas de turbo que esperar, es previsiblemente instantánea.

Porsche Taycan Cross Turismo

Afortunadamente, la calibración del sistema de frenado – sus dos niveles de regeneración (seleccionables a través de un botón en el volante) y la manera perfecta en la que pasa del par negativo del motor eléctrico a la frenada real con disco cerámico- es impecable.

El sistema no se ve afectado en absoluto por las condiciones meteorológicas (incluso por el agua estancada), es tremendamente potente, infinitamente sensible y se acciona mediante un pedal tan dulcemente calibrado que las fluctuaciones casi imperceptibles de la presión están a la orden del día, no los grandes movimientos tontos de un pedal gomoso.

Porsche Taycan Cross Turismo

En la presentación mundial del Taycan, el presidente de Porsche, Oliver Blume, dijo que iba a ser el primer deportivo totalmente eléctrico de la compañía. A pesar del gran maletero, la mayor altura de conducción y el espacio trasero estelar, el Cross Turismo sigue siendo un coche muy deportivo.

Para acallar las dudas, el Cross Turismo, lejos de ser un bicho raro flotante, se siente como la solución óptima la mayor parte del tiempo.

Al conducirlo por muchas de las mismas carreteras en las que se encontraba por última vez un Taycan 4S «normal», es casi imposible discernir cualquier pérdida de rendimiento debido al elevado centro de gravedad.

Lo que significa esto también, es que en ocasiones la conducción es algo rígida. No para notar todos los abches y convertir un viaje en algo incómodo, pero echamos de menos una modo de suspensión algo más blando para esas carreteras en peores condiciones.

Aun así, esa altura extra de conducción es muy útil. Mientras que el Taycan estándar te pide que adaptes tu velocidad y tu línea para evitar que su barbilla golpee regularmente el asfalto, el Cross Turismo no te pide que le des tanta cuerda, saltando a lo largo de los terrenos irregulares a la velocidad desenfrenada en la que se especializan los SUV rápidos, pero, sobre todo, sin su sensación de distanciamiento.

Porsche Taycan Cross Turismo

El control de la carrocería, el agarre, la precisión de la dirección y la delicada calibración del sistema de control de estabilidad conspiran para hacer de éste uno de los coches más rápidos y, perversamente, más fáciles de conducir. Tan favorecedor como para sentirse engañado, ciertamente comparado con el hecho de tener que utilizar una caja de cambios manual o pensar en la tracción, la competencia balística del Turbo S Cross Turismo sería intimidante si no fuera tan asombrosamente accesible.

¿Y cuando no estás cargando por ahí?

El habitáculo del Taycan es cómodo, despejado y con clase, y el Cross Turismo cambia poco, salvo por el aumento del espacio para la cabeza en las plazas traseras (+47 mm, según Porsche) y una pequeña brújula sobre el salpicadero en lugar del reloj del coche estándar. La interfaz de usuario es principalmente táctil, pero las pantallas son sencillas y hay una buena respuesta táctil.

Porsche Taycan Cross Turismo

La pantalla de cristal curvado del conductor es también un punto de contacto, que ofrece controles táctiles para funciones como la configuración de la suspensión y el ajuste del control de estabilidad, mientras que el volante lleva el habitual selector de modos de conducción de Porsche. También es posible combinarlos y elegir, por ejemplo, el modo de conducción Sport Plus con un ajuste más flexible de la amortiguación.

También es fácil controlar la autonomía restante, que probablemente sea una preocupación en los viajes largos (la mayor autonomía oficial de los modelos es la del modelo base, con una autonomía oficial de 382-455 km).

Veredicto del Porsche Taycan Cross Turismo

Es un coche muy bien hecho. Se ha pensado en todo, incluso hay una novedosa funda de carga inalámbrica en el soporte del reposabrazos que impide mirar el teléfono.

Porsche Taycan Cross Turismo

También es práctico, gracias a su gran maletero. Los tiempos de carga son razonables y la autonomía es decente. Al igual que su «modo de autonomía» para el uso diario en la ciudad.

En definitiva, no será el coche eléctrico deportivo para todos, ya que ahí entra en juego el Taycan estándar, pero si buscamos un eléctrico familiar emocionante, divertido, con un gran maletero y una conducción peligrosamente sencilla a grandes velocidades, este Cross Turismo es perfecto.

¡Valora este artículo!
[Votos: 0 Media: 0]

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

Te recomendamos

  • Prueba Porsche Taycan 4S, la barrera de los 100.000

    El pasado mes de febrero los medios americanos informaron del divertido conflicto entre dos grandes magnates mundiales,...

  • Llega el Porsche Taycan de tracción trasera y 85.000 euros

    Porsche prometió un Taycan de menos de 100.000 euros y aquí lo tenemos. La gama del primer eléctrico de producción de la...

  • Probamos el Porsche 718 Cayman GT4 en carretera, ¿domesticable o indomable?

    Es cierto que en muchos coches con enfoque de circuito es mejor probarlos en su entorno natural para apreciar mejor sus...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración