- Publicidad -

Estos alemanes saben hacer coches. La popularidad de Alemania dentro del sector del automóvil es algo bien conocido. El grupo VAG, propietario de algunas de las marcas de coches más potentes del mundo, es considerado como el mayor exponente dentro del mundo del automóvil. Desde Audi, pasando por Lamborghini, Porsche, Bugatti, Volkswagen, Skoda, hasta  SEAT, entre otras, pertenecen a este grupo. El grupo VAG abarca muchas marcas pero hoy voy a hablar de dos modelos de dos de ellas. El nuevo Porsche Panamera Turbo 2017 y el Audi RS6.

Porsche Panamera Turbo 2017

Panamera Turbo

 

La marca de superdeportivos germana nos ha vuelto a sorprender una vez más, siempre lo hace. Esta vez tenemos el privilegio de probar la nueva generación del Porsche Panamera en su variante más potente con 550 CV.

A pesar de que mantiene una línea familiar, en referencia con la anterior generación, es un modelo completamente nuevo y desarrollado desde cero. El diseño exterior es más refinado y fluido, con un frontal rediseñado con una calandra amplia junto con los nuevos faros con 84 diodos LED que pueden apagarse de manera individual para evitar deslumbrar a los conductores o peatones que encontremos en nuestra travesía. En cuanto al diseño de las luces diurnas, presenta cuatro LEDs formando un rectángulo.

Panamera Turbo

El aspecto exterior general intimida bastante, debido a sus grandes dimensiones (5,04 metros de longitud). Si seguimos las líneas de la carrocería encontramos un nuevo portón trasero. Incorpora un nuevo diseño de los pilotos traseros que cubren toda la parte trasera del Panamera Turbo. El elemento más característico de esta nueva generación es el famoso alerón retráctil. Es todo un placer visual ver como se despliega a cierta velocidad o, si la ocasión lo requiere, podemos accionarlo de forma manual.

Panamera Turbo

Nuestra unidad incorporaba las llantas Sport Design de 21 pulgadas junto con las pinzas de freno en color rojo. Tengo que decir que la capacidad de frenada del nuevo Porsche Panamera Turbo es brutal.

Panamera Turbo

Este verano tuve la oportunidad de subirme en el Panamera Turbo 2017 en Alemania junto con un ingeniero de Porsche, pocos coches conozco que en menos de 100 metros frenen desde los 250 km/h a 70 km/h, no me lo podía creer. Y es que no hablamos de un coche de competición, sino de una berlina de más de 5 metros incorporada con todo tipo de comodidades para que cada viaje que realices dentro del Panamera Turbo sea toda una experiencia, junto con unas prestaciones que te quitan la respiración.

Su corazón, un V8 con desconexión de cilindros

Panamera Turbo

Una de las grandes novedades de esta nueva generación es el descomunal e inteligente motor que monta la versión Turbo. Este tren de potencia V8 de 4.0 litros proporciona una potencia de 550 CV junto con un descomunal par de 700 Nm, junto con una aceleración en el 0-100 km/h de 3,6 en el modo Sport+. El nuevo Panamera Turbo es, con permiso del Quadrifoglio, una de las berlinas más rápidas del planeta, con una velocidad máxima de 306 km/h. 

Un aspecto a destacar en los componentes del motor son sus turbos, localizados justo encima de V del motor de 4,0 litros que monta el nuevo Panamera Turbo. Según los ingenieros de la marca germana, esto reduce el tiempo de respuesta de los turbo al localizarse en una posición más alta, proporcionando mejores prestaciones.

Panamera Turbo

Podemos alternar entre diferentes modos de conducción a través de un selector circular que se encuentra en el lado derecho del volante. En la posición “Normal“, la berlina se comporta de una manera muy balanceada, ofreciendo una conducción suave y serena con un cambio que se ejecuta a unos 2.500 rpm. Cambiamos al modo “Sport” y la cosa cambia, podemos percibir un sonido más grave procedente del sistema del escape y un endurecimiento tanto de la dirección como de la suspensión, el coche se vuelve más ágil y dinámico gracias, en parte, a la dirección asistida del tren trasero que provoca una reducción virtual de la distancia entre ejes.

Panamera Turbo

Por último tenemos el modo Sport +, las características deportivas se acentúan aún más y la sensibilidad del acelerador cambia, y la dirección se vuelve más precisa y directa. En este modo mantiene una leve intervención del control de estabilidad permitiendo pequeño deslizamiento controlados. Si desactivamos el control de estabilidad, la cosa cambia.

Impresiones

Panamera Turbo

 

La sensación de montarse en una berlina una longitud que sobrepasa los 5 metros, con un peso de 2 toneladas y un V8 turboalimentado de 550 CV no tiene precio. Bueno, en realidad si, un precio muy elevado, pero cómo es posible obtener semejantes prestaciones de una berlina de estas características. La respuesta está detrás del maravilloso trabajo que han realizado los ingenieros de Porsche.

[adsensepost1]

Cuando lo conduje por primera vez la primera palabra que me vino a la mente fue: “coche inteligente”. No solo se trata del gran motor V8, sino lo que le envuelve. El “Porsche 4D Chassis Control system”, que analiza y sincroniza todos los sistemas del chasis en tiempo real y optimiza la maniobrabilidad y comportamiento de la nueva berlina.

Panamera Turbo

 La caja de cambios de 8 velocidades PDK simplemente es brillante, pocas transmisiones automáticas pueden poner en jaque al nuevo cambio automático que ha introducido Porsche. Sube marcha cuando debe, y baja una velocidad cuando debe, y nada más, sin trampa ni cartón, sublime. La nueva transmisión PDK se ha creado para proporcionarte las mejores prestaciones posibles, tanto en modo manual como en automático (aunque todo hay que decirlo, nunca podremos llegar al nivel de la gestión automática del cambio PDK, es imposible). Una sublime obra maestra.

Audi RS6

Panamera Turbo

De una berlina germana a otra. ¿Quién no conoce las ya sabidas prestaciones de otro planeta del RS6? 560 CV en su versión “estándar”, 605 CV en la versión Performance, la cual forma parte de esta prueba. La diferencia entre la versión Avant y la Performance reside en el aumento de potencia hasta los 605 CV, un interior con un acabado exclusivo y la palabra “quattro” en la parte inferior del frontal. Hablamos de una berlina con sólo 5 CV menos que el V10 Plus que monta el nuevo Audi R8 en su gama más alta, casi nada. Con esta berlina no te mirarán tanto por la calle, ya que pasa algo más desapercibida que el superdeportivo germano.

Una bestia camuflada

Panamera Turbo

El diseño exterior cuenta con una estética muy agresiva con un frontal bajo y prominente- con la inscripción quattro en la parte inferior- junto con las llantas de 21 pulgadas de cinco puntas, con radios en V, con un acabado mate, uno de los mejores diseños de llantas del mercado.

El RS6 utiliza la misma plataforma del A6 avant con notables mejoras aerodinámicas, suspensión y motor. Sólo los “quemados”, como un buen conocido mio diría, reconocen a simple vista a esta berlina deportiva que puede dejar en la cuneta a más de un superdeportivo de gran nombre.

Panamera Turbo

Nuestra unidad iba incorporada con el paquete carbono que introduce el difusor trasero, splitter delantero o entradas de aire en fibra de carbono.

Como ocurre con el Panamera, es una berlina de grandes dimensiones logrando posicionarse en los 4,97 metros de longitud y en casi 2 metros de ancho. A pesar de sus proporciones, el RS6 se comporta de una forma increíble.

Todos tenemos la concepción de superdeportivo biplaza con X caballos que acelera de 0-100 km/h en 3 segundos. Pero es que esos coches suelen pesar 500 kg menos ( o más) y el RS6 logra alcanzar el 0-100 poco más, una berlina familiar con la que te puedes ir con toda tu familia de vacaciones, y a la vez hacer unos trackdays sin ningún tipo de problema. Y es que 605 CV de potencia junto con una par de 700 Nm (750 Nm en función Overboost) en una carrocería familiar no se ven todos los días. El cambio automático triptronic se comporta de manera sublime en modo automático, con cambios fluidos entre marchas y al régimen correcto.

[adsensepost2]

Y es que esos 605 CV no sólo se dejan ver en línea recta, sino que con el sistema de tracción integral quattro, el RS6 tiene un paso por curva que te deja helado, en esta parte hay mínimas diferencias con el Porsche Panamera Turbo que, quizás, salga ganando por el sistema de dirección asistida del tren trasero. Aun así, es impresionante.

Dentro, más cómodo de lo que cabe esperar

Panamera Turbo

Pues si, es increíblemente cómodo. A pesar de ser un deportivo de altas prestaciones no dudaría en hacer un viaje de muchos kilómetros, ya que posee la suspensión RS adaptativa que atenúa las imperfecciones de la carretera. Además, el motor de 605 CV del RS6 también cuenta con la función de desactivación de cilindros, posibilitando una conducción con únicamente cuatro cilindros activos, logrando una conducción “eficiente”. 

El acabado interior es de altísima calidad, con una tapicería especial de la version performance con pespuntes en azul. Todavía no ha llegado el Virtual Cockpit a esta variante, aunque la nueva generación ya está en camino.

Panamera Turbo

Incorpora los típicos modos de conducción de Audi. En el modo “auto“, el RS6 es casi igual de cómodo como su variante más “modesta”, el A6 Avant, en este modo. Si seleccionamos el modo “Dynamic“, despertamos a la bestia. La berlina se transforma, la suspensión se endurece, el sonido del motor en más ronco y grave aún, junto con los petardeos constantes que genera el sistema de escape al levantar el pie derecho del acelerador.

En definitiva, estamos delante de dos berlinas con unas prestaciones fuera de este planeta con una diferencia de  casi 50.000 € entre cada uno ( desde 145.025€ para el RS6 Avant Performance, y desde 191.859 € para el Porsche Panamera Turbo). Sin embargo, el nuevo Panamera Turbo se posiciona un poco más adelantado (como es obvio por su novedad) frente a su compatriota germano. No cabe duda de que, con la nueva generación del RS6 en el horizonte, las cosas pueden cambiar. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.