- Publicidad -

Esto nos lo cuentan hace diez años y no se lo cree nadie. Pero en la factoría alemana trabajan a tanta velocidad que Porsche se está convirtiendo en una marca avanzada a su tiempo, y viendo el nuevo Porsche Mission E (concept car) diríamos incluso a su siglo. Es el primer deportivo eléctrico de cuatro plazas en la historia de la marca y se llama prototipo Porsche Mission E. Tiene cuatro puertas y un rendimiento del sistema superior a 600 CV, además de una autonomía de más de 500 kilómetros.

P15_0789_a4_rgb

Sus cifras hablan por sí solas: tracción total y dirección activa en las cuatro ruedas, aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y un tiempo de carga de aproximadamente 15 minutos para alcanzar un 80% de energía eléctrica. Para llegar a estas prestaciones, debajo del capó encontramos dos motores eléctricos muy similares a los que llevaba la unidad ganadora del las 24 Horas de LaMans de este año.

Al alto grado de eficiencia, la alta densidad de potencia y el desarrollo de potencia constante se le suma otra ventaja: al contrario que los propulsores eléctricos actuales, los nuevos motores desarrollan su potencia máxima incluso durante una aceleración repetida en breves plazos de tiempo. El nuevo Porsche Mission E es pionero en utilizar la técnica de 800 voltios. La duplicación, en comparación con los vehículos eléctricos actuales con 400 voltios, ofrece varias ventajas: tiempos de recarga más cortos y menos peso debido a que los ligeros cables de cobre con una sección transversal reducida son suficientes para transportar toda esa energía.

P15_0788_a4_rgb

El diseño de la zaga subraya la arquitectura típica de los deportivos. La estrecha cabina, con su rápido parabrisas trasero retraído hacia atrás, establece el espacio suficiente para los alerones traseros con la llamativa modelación que solo puede ofrecer un Porsche. Dentro los instrumentos se manejan de manera intuitiva mediante el control de gestos y miradas, algunos de ellos incluso a través de un holograma; altamente orientado hacia el conductor a través del ajuste automático de la posición del conductor. Tecnología y diseño son las bases de este modelo alemán. Aunque nosotros somos más de gasolina, nos encantaría disfrutar del futuro, y si en con Porsche, mucho mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.