- Publicidad -

Ayer sábado se subastó, en el marco del Concorso d’ Eleganza de Villa d’Este (norte de Italia), un Porsche 911 RSR de 1993 con 10 km. en el contador. Se trata de una pieza muy rara, tanto porque se fabricaron solo 51 unidades de esta versión como por su configuración en cuanto a opciones. Además está virtualmente nuevo, con solo 10 km. en el contador.

 

La locura por los 911, del que no olvidemos se han fabricado ya un millón de unidades, no se detiene. Cualquier aficionado a los deportivos quiere tener uno, y lo mejor es que hay coches desde 20.000 euros hasta dos millones o más. La casa de subastas RM Sotheby´s subastó este Porsche 911 (tipo 964) RSR tan especial, una joya para los coleccionistas más exigentes y pudientes. Un comprador pagó por él 2,06 millones euros, el precio más alto alcanzado por un Porsche 911 tipo  964.

 

Está tan nuevo que aún mantiene la capa de protección Cosmoline que Porsche aplicaba a sus coches al salir de fábrica. Esencialmente el 964 RSR es un Carrera RS con la carrocería de un Turbo. Pero el 964 RS llevaba un motor 3.6 de 260 CV, y los RSR llevaban un 3.8 específico (M64/04 RSR) que rendía 350 CV. No obstante se estima que la potencia real superaba los 375 CV, y el cambio era manual de cinco marchas.

Este 911 RSR va pintado en color polar silver con el interior en cuero rojo incluyendo los asientos de competición. Es además uno de los solo dos 964 RSR que se produjeron con el interior forrado y con los guarnecidos. Todos los demás iban desnudos, ya que eran coches destinados a la competición. El resultado estético es espectacular, e incluso la jaula antivuelco va en rojo.

Las llantas Speedline también son peculiares, con el centro pintado en Amethyst Metallic y las pinzas de freno en color dorado. En la época los 911 RSR dominaron en pruebas como las 24 Horas de Spa, los 1.000 km. de Suzuka, y en las 24 Horas de Le Mans ganaron en su clase.

En RM ya estimaban que este coche se podría vender por un precio de entre 2 y 2,2 millones de euros. Y es que hay mucha expectación por estos deportivos tras los resultados obtenidos en subastas recientes. En el reciente Retromóbile de París se vendió un 964 Turbo S 3.6 (1994) con la con la opción X88 que implica 385 CV, por 901.600 euros. Jam Koum, fundador de Whatsapp, pagó el año pasado 2 millones de euros por uno de los escasos 933 GT2 de calle que se fabricaron.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.