- Publicidad -

No hay nada como un buen clásico restaurado, y más aún si hablamos de un 911 devuelto a la vida de forma tan magistral, elegante y atractiva. Paul Stephens, especialista en la materia, ha creado este Porsche 911 Le Mans Classic Clubsport, que rinde tributo a la mítica carrera de clásicos y que será una edición muy limitada y muy cara.

Y es que por 250.000 libras se puede tener en el garaje una de las 10 unidades que se crearán de este 911 Le Mans Classic Clubsport, un restomod creado en colaboracion con el organizador de Le Mans Classic, Peter Auto. Ha sido presentado este fin de semana en la cita francesa y sus dueños lo recibirán en 2020.

Para crearlo Paul Stephens emplea un chasis original de un Porsche 911. Este es saneado y restaurado al detalles y se le dan las especificaciones Cllubsport. A continuación se viste el chasis con el juego completo de paragolpes y tapa de motor en un material compuesto ligero, así como un capó de aluminio.

El motor es un bóxer de seis cilindros y 3.4 litros, refrigerado por aire por supuesto, con el que rinde 300 CV y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en prácticamente 4,5 segundos y llegar a una punta de 280 km/h. Para lograr semejante rendimiento lleva inyección ITB, electrónica específica, un árbol de levas con especificación RS, bielas, cigueñal y volante motor aligerados. Va asociado a un cambio Getrag G50 de cinco velocidades y un autoblocante en su diferencial.

La clave es que es un coche muy ligero, pues este 911 Le Mans Classic Clubsport solo pesa 1.075 kilogramos en su versión Touring. Pero si nos parece mucho aún hay una más ligera llamada Lightweight para fijar en la báscula 970 kg, todo a base de alfombrillas ligeras, la eliminación del aislamiento acústico, una luneta trasera de policarbonato, ventanillas de accionmiento manual y otra serie de opciones.

Su interior ha sido debidamente retocado y vestido. Lleva tapicería de tela y cuero con las costuras hechas a mano, un volante Momo, pedales de aluminio, paneles forrados en cuero, una instrumentación con los relojes en fondo verde, tiradores de tela en las puertas y por si fuera poco, el restaurador ha diseñado un juego de maletas de viaje a medida para cada unidad. Por cierto, las líneas de colores verde y negra sobre su carrocería son los colores principales del Le Mans Classic, competición que solo se celebra en el trazado francés cada dos años.

Prueba Porsche 911 T y 911 GT3 Touring Package: ligero de equipaje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.