- Publicidad -

El Porsche 911 GT3 proporciona un rendimiento similar a un coche de competición y una experiencia sin filtros al volante, gracias entre otras cosas a los métodos de construcción ligera empleados en su fabricación. En la nueva generación del radical 911, la conexión entre el uso diario y la utilización en circuito es aún más intensa. En el corazón de esta última evolución late un motor bóxer de cuatro litros. Esta mecánica atmosférica de altas revoluciones desarrolla 500 CV de potencia y se mantiene prácticamente sin cambios respecto al poderoso 911 GT3 Cup de competición. 

El nuevo biplaza es 25 mm más bajo que el 911 Carrera S. Además del refinamiento en su diseño básico, el chasis también proporciona un comportamiento superior, gracias en buena medida al eje trasero direccional. Dependiendo de la velocidad, puede girar en la misma dirección o en la opuesta a las ruedas delanteras, consiguiendo así una mejora en la agilidad y estabilidad del vehículo. Los soportes de motor dinámicos y el diferencial autoblocante trasero también impulsan el dinamismo en la conducción del coche.

A primera vista, el 911 GT3 deja ya pocas dudas de sus intenciones. El voluminoso alerón posterior de carbono, que ya nos resulta bastante familiar, es una muestra clara de que la forma de un deportivo viene determinada por la aerodinámica. El frontal y su spoiler, de gran ligereza, han sido optimizados para mejorar el flujo de aire. La mejora aerodinámica también es evidente en la parte trasera, con las aberturas para la salida de aire y el nuevo difusor.

911 GT3

El interior de este nuevo deportivo de altas prestaciones se ha adaptado a la experiencia de conducción del 911 GT3. El volante deportivo GT, con un diámetro de 360 mm, proviene del 918 Spyder. Tanto el conductor como el pasajero disfrutan del dinamismo en unos asientos Porsche Sports Plus, con refuerzos laterales de sujeción y ajuste mecánico longitudinal. La altura y posición del respaldo tienen regulación eléctrica. Como el 911 GT3 es tradicionalmente un biplaza, la zona donde suelen ir los asientos traseros está cubierta.

Porsche ofrece tres variantes de asientos adicionales para el 911 GT3. Por un lado, están los Sports Plus con ajuste eléctrico de todas las funciones (18 reglajes). La siguiente alternativa son unos baquets deportivos con respaldo abatible, que llevan el airbag de tórax integrado y tienen regulación longitudinal manual. La tercera opción son unos baquets completos, hechos de plástico reforzado con fibra de carbono y acabados con un tejido de carbono.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.