El rey de Nurburgring ahora se enfunda el mono para correr única y exclusivamente en circuito. Y es que el 911 GT2 RS ha recibido su versión Clubsport en el Salón de Los Ángeles, una versión de competición aún más brutal, de serie limitada a 200 unidades y con todo el potencial del motor bóxer más potente hasta la fecha. Así es el Porsche 911 GT2 RS Clubsport, un animal solo de circuito.

Porsche 911 GT2 RS Clubsport

Una de las cualidades de este 911 GT2 RS Clubsport es que no solo es un juguete más rápido para los trackdays, sino que también se podrá usar en competición. Y es que Porsche está homologandolo para poder competir en carreras de velocidad. Y es que, si el modelo normal puede llevar jaula con el pack Weissach, aquí será de serie la jaula antivuelco, los asientos baquet de Recaro y el arnés de seis puntos.

Porsche 911 GT2 RS Clubsport

En el Porsche 911 GT2 RS Clubsport se mantiene el bloque de origen, el motor bóxer de seis cilindros turbo con cambio PDK de siete velocidades rinde los mismos 700 CV, contando con levas en el volante. Sigue enviando su fuerza al eje trasero y cuenta con un diferencial autoblocante con un reglaje especial para competición. Nada mal para mover solo 1.390 kg, 80 kg menos que la versión de calle.

A nivel aerodinámico Porsche ha incrementado aún más su poder de conseguir agarre. Para ello, el ya de por sí enorme alerón crece, fabricado en CFRP, o plástico reforzado con fibra de carbono. Mantiene los faros LED, el depósito de combustible pasa a ser uno de tupo FT3 de seguridad y 115 litros de capacidad. Incluye un sistema de extinción de incendios, cortacorrientes y un sistema neumático para subir el coche en sus paradas en boxes.

Porsche 911 GT2 RS Clubsport

Lleva llantas de aleación ligera de una sola pieza con cierre central monotuerca, calzadas con neumáticos Michelin de 270/65-R18 y 310/71-R18. En el equipo de frenos hay discos de 390 mm y de 380 en el trasero, con pinzas monobloque en aluminio con seis pistones delante y cuatro atrás.

Al estar ante una versión exclusivamente para circuito, el 911 GT2 RS Clubsport 2018 solo cuenta con un asiento. Otra peculiaridad de su condición de corredor es que lleva un control de tracción y ABS que se puede calibrar para actuar en mayor o menor medida y que se puede apagar por completo. El volante está hecho en fibra de carbono y es extraible, y además lleva el display digital de los GT3 R, un Cosworth ICD.

Porsche 911 GT2 RS

Se puede pedir con aire acondicionado y en mayo de 2019 lo recibirán los primeros clientes. Es algo más caro que un GT2 RS de calle ya que es más rápido, aunque sea menos práctico, 405.000 euros sin impuestos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.