Porsche no quiere perder sus valores tradicionales de vista, la simple pureza del placer de conducir sin edulcorantes ni barreras electrónicas, o al menos en la medida de lo posible. Así que, en un alarde de romanticismo y visión de negocio, lanza esta versión de receta antigua en la que menos es más, el Porsche 911 Carrera T. Es un homenaje a aquel 911 T de 1968 pero con todo el sabor moderno, eso si, ajustado a una serie de elementos de serie para hacerlo más puro y pasional al volante.

Porsche 911 Carrera T 2017

El 911 Carrera T prescinde de ciertos elementos para aumentar sus sensaciones al volante. Al contrario que en otros casos, dónde la máxima es ganar potencia y perder peso, aquí se simplifica recurriendo solo a la segunda premisa. ¿Acierto o error? Si así lo ha hecho Porsche será por algo.

Para empezar se han eliminado elementos prescindibles a la hora de conducir, como son la banqueta trasera o el sistema de infoentretenimiento PCM, pues ahora solo hay un hueco para dejar objetos, al más puro estilo 911 R. También se ha reducido el grosor de los cristales, consiguiendo en total marcar 20 kg menos de peso en la báscula, con un total de 1.425 kg para el 911 Carrera T.

Porsche_911_Carrera_T_2017

Además, en homenaje a aquel Carrera T de los 60, Porsche elimina en este 911 los asientos de cuero, pasando a montar unos de tela en su parte central. El volante es el mismo que en un GT3, sin los botones multifunción, solo el selector de modos, y tampoco tenemos tiradores metálicos en las puertas, sino de cuero. Sin embargo, parece que se  les olvidó poner reglajes manuales para los asientos y decidieron que el climatizador debía quedarse si o sí. Si queremos recuperar algunos de los elementos eliminados, añadirlos no tendrá coste alguno, pero tampoco mucha lógica en esta versión.

Porsche_911_Carrera_T_2017

Exteriormente el 911 Carrera T no desentona con la gama nueveonce básica, más allá de los distintivos Carrera T que luce en los laterales y en la zaga pintados en Agate Grey Metallic, como los retrovisores Sport Design y el pequeño lip del paragolpes específico. Estará disponible en nueve colores para la carrocería. 

Porsche_911_Carrera_T_2017

El Porsche 911 Carrera T lleva el mismo motor de seis cilindros bóxer de 3.0 litros turbo de 370 CV y 450 Nm que un Carrera normal, con cambio manual de ratios más cortos y diferencial mecánico trasero. Lleva de serie el chasis deportivo PASM 20 mm más bajo y el paquete Sport Chrono. Hace el 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos, 0,1 más rápido que el Carrera estándar, y el 0 a 200 km/h en 15,1 segundos. También se puede equipar el PDK con lo que esas cifras bajan a 4,2 segundos y 14,5 respectivamente, pero pierde la gracia de la esencia de conducir. 

Porsche_911_Carrera_T_2017

Una opción bastante especial será montar el eje trasero direccional, algo que en un Carrera estándar no se puede. Porsche sigue fiel a su historia y sus clientes más puristas, y el Porsche 911 Carrera T 2017 es un ejemplo de ello. Quién quiera hacerse con uno de ellos deberá pagar 124.295 euros por el manual o si monta el cambio PDK 124.010 euros. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.