Hace 38 años Porsche enseñaba al mundo el primer 911 Cabriolet, en el Salón del Automóvil de Fráncfort, y ahora seis semanas después del debut de la octava generación del 911, la 992, llega su versión descapotable. Estamos ante la versión más disfrutable del mito deportivo, un 911 Cabriolet 2019 más rápido en el asfalto y en la apertura del techo gracias a nuevos elementos en su sistema de plegado. Todo lo bueno del coupé, ahora sin techo.

A nivel estético, salvando que podemos plegar el techo e ir descapotados, este 992 Cabriolet sigue la estela fijada por el modelo Coupé. Para este Porsche 911 Cabriolet 2019 se mantiene la capota blanda, con accionamiento automático incluyendo una luneta trasera integrada en su estructura. Esta lleva elementos con superficie de magnesio para que el aire de la velocidad no la infle como un globo. Podremos accionarla hasta a 50 km/h y se pliega en solo 12 segundos, incluyendo un deflector de viento extensible en la parte trasera.

Este 911 Cabriolet 2019 de la serie 992 se estrena solo con las versiones Carrera S y Carrera 4 S. Tenemos por tanto un motor bóxer turbo de seis cilindros y 3.0 litros que entrega 450 CV a 6.5000 rpm y 530 Nm de par entre 2.300 y 5.000 rpm. Lleva nuevos turbos y un sistema de refrigeración mejorado. Ligado está el PDK de doble embrague con ocho velocidades con el que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos con el Paquete Sport Chrono opcional en la versión Carrera S y llegar a una velocidad máxima de 306 km/h. El 4S reduce este tiempo a 3,6 segundos y se queda en 304 km/h de velocidad punta. Por lo tanto el Cabriolet acelera igual de rápido en ambas versiones que el Coupé sin paquete Sport Chrono y mantiene la velocidad punta.

Dado que el motor va ligeramente adelantado, este 911 Cabriolet 2019 es más rígido a nivel torsional que el 991. Porsche ahora permitirá equipar el chasis deportivo PASM que reduce la altura libre 10 mm y que emplea muelles más cortos y duros, así como barras estabilizadoras más rígidas en ambos ejes.

Aunque esto ya ocurre con el 911 992 Coupé, el 911 Cabriolet es más ancho y por lo tanto más agresivo. Crecen sus paso de rueda que dan cabida a llantas de 20 pulgadas delante y 21 detrás de serie. En su zaga ha ganado el eje 44 milímetros y en el frontal 45. Tenemos unas proporciones como las de los primeros 911 en el capó, de aspecto alargado y con mayor caída en su delantera.

En su zaga hay un spoiler más ancho que antes y ajustable en varias posiciones, además de su nuevo diseño de las ópticas con una tira de luz continua. Menos la parte delantera y trasera, el resto de elementos de su carrocería son de aluminio.

Por dentro el nuevo Porsche 911 Cabriolet 2019 lleva un salpicadero y elementos renovados, con un cuadro de instrumentos con cuentarrevoluciones analógico y flanqueado por pantallas sin marco configurables. El sistema Porsche Comunication Management queda englobado en la pantalla central táctil de 10,9 pulgadas.

Como novedad también equipa el nuevo modo de conducción Wet que se suma a los demás que ya conocíamos. Es una nueva función que detecta el agua en el asfalto y ajusta las ayudas electrónicas además de alertar al conductor. También llevamos un sistema de aviso y asistencia de frenado de serie, otro de cámara trasera y en opción queda el Asistente de Visión Nocturna o el control de crucero adaptativo con control de distancia automático, la función de parada y arranque y la protección reversible para ocupantes.

Porsche 911 Cabriolet 2019 992

Este Porsche 911 Cabriolet 2019 arranca con un precio en España de 154.395 euros para el Carrera S Cabriolet, y 163.355 en su versión 4S, con las primeras entregas en marzo de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.