- Publicidad -

Con más de 50 años siendo todo un exponente en el mundo del automóvil, el deportivo por excelencia de la firma de Stuttgart, el Porsche 911, se ha renovado por completo en su octava generación (992) logrando mejorar a un producto prácticamente perfecto. Hasta la misma casa de la firma nos hemos ido para conocer de primera mano no solo cómo luce por fuera, sino qué hay debajo de su piel. Delante tenemos uno de los modelos más tecnológicos que la marca ha fabricado en su historia, agrupando toda la tecnología disponible del mercado.

Diseño

Es muy difícil lograr mejorar algo que ya tiene una estética tan conocida; pero una vez más, la marca germana es experta en sorprendernos. A Porsche le encanta mucho su legado, y el 911 sigue llevando esa herencia en el 911 desde la primera generación. El nuevo 911 (992) no es una excepción, y es que vemos todavía claramente inspirado en las líneas del primer modelo de 1963. De la cabeza hasta los pies, aunque no lo creas, es un vehículo completamente nuevo, asentado en la nueva plataforma MMB.

En el frontal vemos un frontal rediseñado, con la integración de un splitter delantero más deportivo que nunca. Las tomas de aire han ganado diámetro, con una nueva presencia deportiva, unido a unos faros LED -con posibilidad de equipar la tecnología Matrix adaptativa- con una nueva firma de cuatro puntos. Si equipamos los faros opcionales Led, la marca nos dice que el nuevo 911 tendría un alcance lumínico de más de 600 metros, lo que le posicionaría a la par con la tecnología Láser de otros fabricantes.

Visualmente se ve en un primer vistazo que ha ganado mucho más músculo. Ahora el 992 es más ancho que nunca, con un eje delantero ensanchado en 45 milímetros, mientras que la trasera se ha ensanchado en 44 milímetros también. Gracias a esto, la firma se ha podido permitir incorporar, por primera vez, unos neumáticos de diámetros y anchos diferentes (46 milímetros delante y 39 mm detrás), equipando unas llantas de 20 pulgadas para el eje delantero, y 21 atrás.

Si lo vemos de perfil, no solo destaca por sus grandes frenos carbonocerámicos (opcionales) de 410 mm, sino que también las taloneras son más deportivas y por unos tiradores de las puertas integrados en la carrocería con un diseño novedoso. A la hora de hablar de frenos, vemos que ahora la configuración estándar monta unos discos de 350 mm en ambos ejes (antes los traseros eran de 320 mm).

Las dimensiones del 992 son prácticamente las mismas, aunque si hay pequeñas variaciones. Ahora presenta una longitud de 4.519 mm (+20 más que su predecesor), una batalla de 2.450 mm (igual que en la generación anterior), con un ligero aumento de la altura hasta los 1.298 (+4 mm).

La zaga es lo que más llama la atención de largo. No solo tenemos una anchura mucho mayor -lo que denota más agresividad-, sino que ahora. Vemos un lenguaje de diseño completamente renovado, introduciendo una firma lumínica LED diurna que nos recuerda al Taycan, así como una nueva tercera luz de freno compuesta por dos barras verticales.

A su vez, tenemos dos sistemas de escapes diferenciados, siendo cuatro salidas las que equipa de serie, mientras que si montamos el escape deportivo, tendremos dos grandes tubos ovalados, uno en cada lado. De la misma forma, también Porsche ofrece dos configuraciones diferenciadas para su paragolpes trasero.

Interior

La era digital ha entrado de lleno en la nueva generación del 911 (992), siendo ahora la única parte analógica el reloj central del panel de instrumentos, que muestra las revoluciones por minuto del motor. A los lados de este, tenemos dos pantallas de 7 pulgadas completamente configurables al antojo del conductor. Además, también tenemos un nuevo volante GT, el cual presenta un diámetro de 360 mm (similar a los vehículos de competición) con nueva multifunción integrada. Además, el selector giratorio de los modos de conducción ahora recibe un ligero rediseño, pero mantiene las mismas funciones, aunque incorpora un nuevo modo de conducción “Wet”.

Según afirma la marca, ahora la dirección se ha vuelto más directa que nunca (de hecho, sin equipar el eje trasero direccional en la nueva generación, tendríamos la misma capacidad de giro que teníamos en la generación 991.2 con el eje trasero incorporado).

La consola central está presidida por una nueva pantalla de 10,9 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento Porsche Communication Management (PCM). Ahora, este equipa funciones en línea gracias a la transmisión de datos de alta velocidad (100 MB/s), de esta manera se consigue que esté actualizado en todo momento con los servidores de Porsche, así como obtener información en tiempo real. La navegación, también se beneficia de esta configuración de datos de enjambre y Porsche Connect Plus, lo que hace que tome datos en tiempo real sobre el estado de las carreteras en todo momento, brindándonos siempre el camino más corto para llegar a nuestro destino.

El túnel de la consola central también ha sufrido modificaciones. Ahora monta una palanca de cambios- para la nueva transmisión PDK de 8 velocidades– fija, lo que no sigue la misma configuración que la que teníamos en la generación anterior (la cual la podías mover a diferentes posiciones), presentando además un diseño más compacto. A su vez, esta nueva transmisión PDK de 8 velocidades ahora presenta una relación de marchas más cortas, pero manteniendo la misma velocidad máxima que su predecesor (308 km/h).

Debajo de la pantalla central de 10,9 pulgadas, vemos que tenemos una nueva botonería de acceso rápido en forma de tecla de piano, lo que mejora la ergonomía para acceder a diferentes comandos. Se ha simplificado la configuración de botones alrededor de pomo de cambios, para dar una apariencia más tecnológica y limpia. Ahora, también vemos un posavasos en la posición central.

Nueva aerodinámica activa

Tenemos un nuevo sistema que ha nacido para mantener pegado al nuevo 911 al asfalto sea cuales sean las condiciones. Ahora la estrategia de regulación de los elementos activos se ha modificado; ahora el alerón trasero y las tomas de aire de refrigeración, en función de la velocidad a la que vayamos y del modo de conducción elegido.

El alerón trasero es completamente nuevo, con más superficie de acción, por lo que es más grande y ancho que nunca. Su superficie se ha aumentado en un 45%, lo que mejora el sustento aerodinámico en el eje trasero. Ahora como novedad tenemos una posición intermedia adicional ECO. En esta la resistencia aerodinámica es mínima, lo que hace que se minimicen los consumos. En la posición más agresiva (Performance) el alerón trasero se extiendo al máximo, lo que genera más carga aerodinámica para mejora el paso por curva.

Este alerón tiene tres posiciones dependiendo de la situación de conducción y el modo elegido. Hasta 90 km/h, el alerón permanece retirado. Si aceleramos por encima de esa velocidad, este se coloca en la posición Eco. Allí se mantiene hasta alcanzar los 150 km/h, cuando pasa a la posición Performance, así como en los modos Sport, Sport Plus o el nuevo Wet.

En las tomas de aire delanteras del 992 también tenemos aerodinámica activa, la cual también presenta tres niveles. Se abren y se cierran en función de la temperatura, la carga y la velocidad. Las dos tomas de aire laterales han sido ampliadas en comparación con la generación previa. Si no hay una situación que lo empuje a lo contrario, las pequeñas compuestas delanteras de la aerodinámica se cierran, en pos de la eficiencia aerodinámica -entre 70 y 150 km/h. por encima de esa velocidad, se abren ligeramente; por encima de los 170 km/h se abren por completo.

Carrocería más rígida

La proporción de acero del 992 ahora es de un 30%, lo que supone una reducción a menos de la mitad de lo que montaba la generación previa (63% en el 991.2). Con excepción de la parte frontal y trasera, el revestimiento exterior está fabricado ahora completamente de aluminio. Las puertas tienen un nuevo diseño, construidas solo con aluminio.

De la misma forma, Porsche utiliza también mayor cantidad de componentes de fundición de aluminio en el 992, como en los montantes de suspensión de la parte delantera o en la campana de túnel en la parte trasera.

Nuevo modo “Wet”

No es solo un modo para que el coche se desenvuelva mejoren mojado, no. Se trata del primer sistema del mundo que detecta calzadas mojadas, que equipa en exclusiva el 992. Este modo “Wet” se puede seleccionar manualmente si se quiere, y ha sido diseñado para asistir en el supuesto de que la carretera se encuentre mojada. Equipa unos sensores acústicos en los pasos de rueda delanteros que recogen la proyección de salpicaduras de agua y, en consecuencia, si está mojado el suelo.

En el caso de que se detecte que está mojada la calzada, el 992 se prepara la respuesta de los sistemas PSM y PTM. A continuación, el sistema recomienda al conductor cambiar a modo “Wet”. Con este modo activado, a partir de 90 km/h, el alerón trasero pasa a la máxima carga aerodinámica, las tomas delanteras del paragolpes se abren por completo, la respuesta del acelerador se vuelve más plana y también interviene en la transmisión, cambiando antes de vueltas.

El “corazón” del 911

Como todo 911, el 992 Carrera S y 4S monta un motor de 6 cilindros con 450 CV (+30 CV con respecto a la generación anterior) y 530 Nm de par (+30 CV). Este bloque dispone de un sistema de aspiración rediseñado casi por completo para la turboalimentación. A su vez, se ha adelantado ligeramente el mismo con respecto al modelo anterior.

Los intercoolers se han cambiado de posición y ahora son más anchos. Se localizan en una posición central. Esta nueva posición mejora la entrada y salida de aire, así como el aumento del tamaño de los refrigeradores de aire de sobrealimentación han permitido conseguir otra mejora considerable de la eficiencia.

Tecnología sin parangón

Como todo Porsche, el 992 equipa infinitud de sistemas de asistencia a la conducción. Entre ellos tenemos el asistente de advertencia y de frenado basado sobre cámaras reduce considerablemente el peligro de colisión con vehículos, peatones y ciclistas. Regulador de velocidad con control de crucero adaptativo, disponible como opción, amplía considerablemente el volumen de funciones. El paquete comprende una regulación de distancia automática con función Stop & Go -puede parar y volver a reanudar marcha de forma autónoma en ciertas circunstancias- y una protección de pasajeros reversible.

Como novedad más importante tenemos el asistente de visión nocturna con cámara termográfica, la cual detecta personas y animales en la oscuridad y los señaliza en el panel de instrumentos. Este sistema tiene un alcance de 300 metros, capaz de clasificar la fuente de calor en cuestión. Si se combinan con los faros de matriz Led opcionales, las personas o animales detectados son resaltado, además, iluminándolos con una ráfaga de luz.

Precio

La nueva generación del Porsche 911 (992) ya puede reservarse en sus variantes Carrera S y Carrera 4S. La primera variante parte desde los 138.105 euros, mientras que la segunda parte desde los 147.065 euros. Llegarán las primeras unidades en marzo de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.