- Publicidad -

El gran diseñador Giorgietto Giugiaro ha declarado en alguna ocasión que el Citroën DS es “el único automóvil que parece concebido en otro mundo, es imposible imitarlo”. Nosotros nos permitiríamos añadir otro modelo a esa lista de “interplanetarios”, y es el Lamborghini Countach.

Fue diseñado por Marcello Gandini, y es increíble que un coche de hace cuarenta años siga resultando absolutamente moderno. En 1971 se presentó el prototipo Countach LP 500, que cuando llegó a la producción en serie en 1973 pasaría a llamarse LP 400 (3.929 cc, 375 CV). Desde el punto de vista técnico el LP400 era bastante convencional, con un bastidor tubular y con el mismo motor V12 4.0 del Miura aunque potenciado y en posición longitudinal. Por si su diseño no era suficientemente llamativo estrenó además las puertas de apertura de tijera, antes sólo vistas en el prototipo de Bertone Alfa Carabo. Quienes caían rendidos a los encantos de Countach debían hacer frente a ciertos inconvenientes, como la nula visibilidad trasera, la dureza de los pedales, la escasa altura para la cabeza o la caprichosa fiabilidad. Con un propulsor muy potente y rebosante de par, en cierto modo era como un muscle car pero con motor central.

La versión más cotizada es la primera (1974-1978) al ser su diseño más puro y la más escasa en cuanto a unidades fabricadas, con sólo 151 coches. Son los LP400 “Periscopio”, un apodo debido a la curiosa abertura que tienen en el techo para permitir la visión a través del retrovisor. Es evidente que, quienes eran niños en los años 70 y soñaban con un Countach, ahora están disparando el mercado con su demanda. También es curioso constatar que hace poco estos modelos se podían comprar por unos 300.000 euros. La casa de subastas Bonhams ha subastado tres de ellos durante el último año: en el pasado festival de Goodwood vendieron uno de 1975 (con volante a la derecha y 12.000 kms.) por 1,19 millones de euros, lo que supone el récord para este coche. Muy poco antes, en junio y en Connecticut (EEUU) se subastó uno también de 1975 con solo 16.000 km. en el contador por 889.300 euros. Un año antes, en agosto de 2013, otro coche del 75 alcanzó en Carmel (California) 614.570 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.