Polaris creo el vehículo de recreo más llamativo y curioso que se haya visto, el Slingshot. Una especie de KTM X-Bow de tres ruedas y aspecto casi de Transformer, sin techo y muy llamativo con el que irte de paseo o de ruta girando cuellos. Pues bien, alguien ha debido insistir en la idea de ponerle techo, y así nace este Polaris Slingshot Grand Touring LE.

A efectos prácticos, el Polaris Slingshot lo es tanto como una moto, incluso menos si tienes en cuenta que ocupa como un coche. Pero es más bien un capricho. Consciente de ello, la marca ha decidido que este capricho sea más apetecible a más gente, así que han creado esta versión con techo algo más acogedora.

La diferencias del Polaris Slingshot Grand Touring LE con una versión estándar radican  en que lleva un parabrisas completo y un techo, aunque esto último era ya un extra. Ahora se añaden la función de apertura del techo en forma de alas de gaviota, que facilita la entrada y salida del vehículo, aunque no hay puertas laterales, pero al menos si llueve tu cabeza estará seca.

 

Dado que el Polaris Slingshot Gran Touring LE es una versión más práctica y cómoda, para su interior se han elegido unos asientos más cómodos, con mayor calidad de acabado y se acompañan con un sistema de información y entretenimiento llamado Ride Command, con navegador, GPS, cámara trasera y un equipo de sonido Rockford Fosgate.

El propulsor sigue siendo un motor de 2.4 litros y cuatro cilindros con 176 CV y 225 Nm de par que se transmiten a su única rueda trasera. El peso es de solo 793 kg, así que os podéis hacer una idea de lo divertido que será conducir este aparato.

El Slingshot Grand Touring LE goza de una nueva decoración exterior en color mate, acompañada de algunos elementos en color rojo. Este nuevo modelo hará su debut oficial en el Slaón del Automóvil de Chicago, pero antes aparecerá en la Super Bowl mañana.

¿Cuánto cuesta este juguete? Pues el precio del Polaris Slingshot Grand Touring LE es de 30.000 dólares, lo cual es más caro que una moto, pero también es más cómodo y seguro. Sin duda, no es para todos los bolsillos ni para cualquiera que no quiera captar miradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.