- Publicidad -

Todo el mundo está hablando de cómo serán los coches del futuro, con tecnología autónoma y con motores eléctricos. Sin embargo, de lo que nunca se habla es de la única superfice que está en contacto con el suelo, los neumáticos. Aunque no lo parezca, para cada fabricante de neumáticos, la innovación en el mundo de la automoción siempre supone un reto. Sin embargo, los chicos de Pirelli están más que preparados para hacer de la ciencia-ficción una realidad. La tecnología Cyber Car llega para crear el coche conectado definitivo.

Conectados con la carretera

La conectividad no solo formará parte de los sistemas de infoentretenimiento de nuestro coche, sino que también será fundamental para los neumáticos que están por llegar. La tecnología Cyber Car de Pirelli está desarrollando el compuesto del futuro, el cual será un apéndice más en los sistemas electrónicos del coche. 

La firma de neumáticos italiana trabaja en busca de aumentar la seguridad de marcha y ofrecer una experiencia de conducción más agradable. Con la excepción de los sistemas TPMS de monitorización de presión, hasta ahora no existía comunicación alguna entre la cubierta del neumático y la tecnología que equipa el coche.

El Cyber Car de Pirelli lleva la digitalización de los vehículos un paso más allá. Gracias a una comunicación constante con el coche, mejora el rendimiento, el ahorro de combustible y el impacto ambiental, utilizando toda la información recogida por sensores adheridos al liner de cada una de las cubiertas.

Ciertos datos, como la presión, la temperatura interior o la profundidad de la banda de rodadura son algunos de los parámetros que Cyber Car transmitirá a la centralita del coche. El sistema también tiene la capacidad de intervención y activación de ayudas como el ABS o el control de estabilidad.

Por poner un ejemplo, al leer el código de identificación del neumático, el vehículo puede alterar la configuración electrónica del mismo para hacer de la conducción una experiencia más segura y confortable.

Neumáticos que hablan…

Los datos recogidos incluyen cargas verticales sobre la cubierta, una información crucial en los modelos eléctricos. En este sentido, la autonomía de la batería se calcula en la actualidad utilizando parámetros estándar. El sistema Cyber Car de Pirelli puede llegar a precisar: al conocer el peso exacto del coche, la unidad de control central es capaz de conocer específicamente la autonomía en kilómetros restante.

Además, el sistema Cyber Car proporciona parámetros de operación estándar del neumático, como su presión y temperatura. Esto permite intervenir a tiempo en caso de la mínima sospecha de incidencia, como un pinchazo. De la misma forma, permite acceder a un elevado número de servicios específicos que pueden personalizarse. Puede adaptarse a exigencias particulares, como la necesidad de mantenimiento o de asistencia en carretera.

La implementación de sensores en el neumático constituye una parte integral de la estrategia del Equipamiento Perfecto de Pirelli. Esta está centrada en el desarrollo de productos y servicios a la medida de los constructores y de los principales fabricantes de coches.

La tecnología Cyber Car se implementará en el mercado dentro de poco. Esta tecnología ya se ha probado en una versión prototipo, resultando con éxito las pruebas realizadas con un Ferrari FXX K.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.