La firma francesa nos ha colmado con uno de los vehículos más completos de toda su historia. Aúna tecnología de vanguardia, ingeniería y diseño innovador. En este último punto es donde vamos a hacer hincapié en este artículo. El nuevo Peugeot 508 muestra un nuevo lenguaje de diseño, que seguirán los futuros modelos de la firma, como la nueva generación del Peugeot 208.

Diseño inspirado en el 504

El frontal del Peugeot 508 gana una parrilla prominente, con una firma lumínica única en su segmento, con una línea de LED diurna en cada faro imitando el colmillo de un león. A su vez, los faros poseen unas formas curvadas y rectas, que le proporcionan una presencia en carretera muy agresiva.

A su vez, la parrilla delantera del Peugeot 508 aloja en la parte central el logo de la firma. Este también, está flanqueado por dos cámaras o sensores que guían algunos sistemas de ayuda a la conducción. El paragolpes tiene, en sus variantes más deportivas, un splitter bajo que mejora el flujo aerodinámico hacia la parte trasera del coche.

Peugeot 504 Coupé By Pininfarina. Modelo que toma como inspiración Peugeot a la hora de desarrollar el nuevo 508.

Por otro lado, el capó es largo y bajo, donde también vemos un elemento que hace un guiño al pasado, el anagrama “508” en la parte superior del logo de la firma, aludiendo al legado de los modelos de los años 50-60. Se tomó como inspiración las líneas del Peugeot 504 coupé a la hora de desarrollar el nuevo modelo, el cual tuvimos el honor de probar hace un año.

Líneas inspiradas en la naturaleza

De perfil vemos una figura estilizada y atlética. Las llantas de aleación del Peugeot 508 pueden ir desde las 16 pulgadas (en el acabado bussiness) hasta las 19 que monta el acabado GT (solo disponible con el motor PureTech de 225 CV).

Vemos también líneas marcadas en el lateral de las puertas; estas redirigen el flujo aerodinámico a la parte trasera. Hablando de las puertas, vemos que estas carecen de marco, lo que le da al coche un aspecto deportivo.

Es algo curioso en un modelo de nueva generación que alguna de sus cotas sean más pequeñas que su predecesor. El nuevo Peugeot ahora mide 4,75 metros de largo (frente a los 4,83 del modelo anterior), 1,86 metros de ancho (frente a 1,82) y 1,40 de alto (frente a 1,45). Por tanto, ahora presenta un aspecto más ancho, deportivo y estilizado.

El techo tiene forma “fastback”, por lo que vemos que tiene una altura no demasiado alta (1,40 metros de alto), unido a una caída fluida pero rápida hacia el portón trasero, que le da esa forma de berlina estilo coupé. En las variantes tope de gama, el Pilar C tendrá inscrito en este el logo “GT”, que designa la variante.

Si echamos un vistazo a la zaga, vemos que es donde recibe los cambios más drásticos. En esta tenemos una firma lumínica completamente nueva, con un diseño inspirado en el Peugeot 3008. Estas luces tiene función adaptativa dependiendo de la luminosidad el día, aumentando o rebajando el brillo de las mismas. A su vez, estas están unidas por un elemento en piano black que da a la ilusión de que ambos faros están fusionados.

Dependiendo de la variante elegido, el sistema de escape cambiará, siendo el que ves en imágenes el de nuestra unidad GT, que presenta dos tubos de escapes reales, una a cada lado de la parte trasera. Encima del portón, vemos que asoma un pequeño spoiler integrado, que mejora la carga aerodinámica a altas velocidades. Además, su coeficiente aerodinámico es de solo 0,26 Cx, lo que le proporciona una eficiencia líder en el segmento.

Fotos por: Sergio Márquez García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.