Los pilotos de los Citroën C-Elysée WTCC lograron las cinco primeras posiciones en la Q3 por primera vez. Por sexta vez esta temporada, José María López era el más rápido en pista, seguido de Sébastien Loeb, Yvan Muller, Ma Qing Hua y Mehdi Bennani en ese orden.

Al final de la tarde, la grada principal del Chang International Circuit estaba llena mientras los coches se alineaban en la parrilla de salida. Las condiciones meteorológicas eran extremas, con temperaturas de 33°C, 60% de humedad y una temperatura en pista de 45°C.

Carrera con JM LOPEZ en cabeza (Citroën C-Elysee)-Changi International Circuit_

La carrera estuvo llena de incidentes y muchos adelantamientos. Sébastien Loeb se abrió paso gradualmente hasta el segundo lugar. Aumentando el ritmo, se encontraba a Monteiro cuando se sacó bandera roja porque la luz ya no era suficiente. El piloto francés tuvo que conformarse con la segunda posición, con Ma Qing Hua y José María López, que realizaron algunos adelantamientos impresionantes, en tercer y cuarto puesto respectivamente.

“Estoy contentísimo de haber ganado este segundo título mundial. El año pasado, la gente se centró en el hecho de que era el primer título para un piloto argentino desde Juan Manuel Fangio. Pero este año, creo que es principalmente para mi familia, que ha sacrificado muchas cosas para que yo pudiera venir a competir en Europa. Creo que el nivel ha subido este año. Probablemente por eso me siento aún más emocionado que en 2014. Quiero saborear este momento”, decía eufórico el bicampeón mundial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.