- Publicidad -

El Panerai L’Astronomo Luminor 1950 Tourbillon tiene un movimiento de cuerda manual esqueletado, formado por 451 componentes, que late a 28.800 alternancias/hora y ofrece 4 días de reserva de marcha máxima. El modelo cuenta con la misma gama de funciones que L’Astronomo de 2010, además del GMT y dos innovaciones adicionales, la indicación de fases lunares y un sistema original de indicación de la fecha mediante cristales polarizados. Además, se personaliza de acuerdo con las coordenadas geográficas del lugar elegido por el cliente.

Panerai L'Astronomo Revista CAR
Gracias a la invención del telescopio, Galileo llevó a cabo descubrimientos revolucionarios sobre el aspecto y el movimiento de la Luna. El científico hizo dibujos bellísimos de lo que veía con una precisión y una atención al detalle que aún sorprenden a día de hoy. Por eso, en un reloj dedicado a él, tiene todo el sentido incluir una indicación de fases lunares, una complicación clásica de la relojería de alta calidad que Panerai ha interpretado a su modo y que cuenta con una precisión de un siglo.

El movimiento al desnudo

Al igual que la indicación de fases lunares, el calibre P.2005/GLS de cuerda manual está provisto del escape de Tourbillon característico de Panerai y patentado por la marca, el cual se puede contemplar desde la parte delantera y trasera del reloj gracias al sofisticado esqueletado del movimiento, así como a la ausencia de la habitual esfera.

Panerai L'Astronomo Revista CAR
Además, a diferencia del tourbillon tradicional, que describe una revolución por minuto, el tourbillon del P.2005/GLS tarda solo 30 segundos y su rotación se puede controlar mediante un indicador situado en el contador de segundero pequeño que se encuentra a las 9.00 horas. La mayor velocidad y la configuración del mecanismo permiten compensar cualquier alteración de la frecuencia y proporcionan una medición más precisa del tiempo.

Panerai L'Astronomo Revista CAR

En un reloj con esta construcción, un disco de fecha diseñado de forma tradicional dificultaría la contemplación del fascinante movimiento esqueletado, puesto que ocultaría parte de los componentes. Por eso el Laboratorio di Idee de la Manufactura de Neuchâtel ha diseñado un innovador sistema en el que el disco de fecha está hecho de vidrio borosilicatado y los números de la fecha cuentan con propiedades ópticas modificadas mediante láser.

Los números son casi invisibles en todas las posiciones salvo en la que se encuentra alineada con la pequeña ventana de fecha, en la que un cristal polarizado situado sobre el disco de fecha muestra el número de tal manera que resulte perfectamente legible.

Panerai L'Astronomo Revista CAR

Además de la personalización técnica del movimiento P.2005/GLS, el nuevo L’Astronomo Luminor 1950 Tourbillon Moon Phases Equation of Time GMT ofrece la oportunidad de elegir el material y el acabado de la caja de 50 milímetros, el color de las agujas y el de la Super-LumiNova que hace que las indicaciones del reloj resulten extremadamente legibles incluso en la oscuridad, además del color y el material de la correa.

Panerai L'Astronomo Revista CAR
De esta forma, el cliente puede crear un reloj individual con una marcada personalidad y elegancia. Por ejemplo, puede elegir entre una caja de oro blanco, oro rojo, o titanio cepillado de la versión principal de L’Astronomo, si busca un aspecto más deportivo y funcional. En todos los casos, el reloj es hermético hasta 100 metros y su precio aproximado es de 200.000 euros.

Panerai L'Astronomo Revista CAR

Por: Alberto Burkhardt


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.