La última creación de Vintage Electric, la Outlaw Tracker, ha sido realizada en edición limitada junto a otra empresa estadounidense, Emory Electric, especializada en vehículos clásicos.

Esta motocicleta eléctrica de líneas límpias y estilo “vintage” ha sido diseñada y construida en California con los mejores materiales, pero en su estructura sobre todo abunda el aluminio. Su motor eléctrico le permite alcanzar una  una velocidad máxima de 58 kilómetros por hora y su autonomía es de unos 65 kilómetros.

La batería tiene dos años de garantía o bien 48.000 kilómetros. El tiempo de recarga es de unas 2 horas en cualquier enchufe convencional.

Se ofrece en una edición limitada a 50 unidades todas en color plata metalizado como la mayoría de los coches de Emory Motorsport. Y su precio es de 6.995 euros.

Por: Alfonso Escámez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 1 =