La simbiosis entre hombre y máquina comienza por el lugar que ocupa dentro de esta, y en Peugeot quieren que sea lo más prefecta posible. Fruto de este propósito de mejorar la experiencia de conducir llega el nuevo Peugeot i-Cockpit, instintivo, seguro y que ofrecerá una experiencia de conducción natural.

El concepto no es nuevo, 2.2 millones de coches circulan en el mundo con este revolucionario formato de cabina, los Peugeot 208, 2008 y 308 ya cuentan con un cockpit pensado para que todo esté al alcance y en conjunción con el conductor. Pero ahora, el i-Cockpit sufre una transformación radical para adaptarlo a las nuevas tecnologías y exigencias de los clientes. A nuestro alrededor encontraremos materiales como metales anodizados, cepillados, cromados, cuero, tela, un mejor tacto del volante ergonómico y menor tamaño.

Peugeot i-Cockpit

Los elementos a destacar de este nuevo i-Cockpit son el cuadro de instrumentos tras el volante, la pantalla del panel central y el conjunto de botones más debajo de esta. Todo está diseñado para ser intuitivo y fácil de usar, sin distraer al conductor. Las 7 teclas presentes, de tacto agradable, nos permiten acceder con un solo click a menús como los ajustes de conducción, el navegador, climatizador o las luces de emergencia entre otros. Existe una tecla extra, llamada Amplified, con la que tendremos acceso al ajuste de la luz interior, seleccionar un ambiente relajante o enérgico, los masajes o escoger una completa configuración guardada.

Peugeot i-Cockpit

La pantalla central es digital, con un tamaño de 8 pulgadas, donde todos los gráficos, como también los del contador digital, han sido diseñados partiendo de cero por un equipo especial de grafismos y animaciones. En ella podremos contar con la conexión del teléfono gracias al Apple Car Play, Mirrorlink y Android Car. El navegador ahora cuenta con un diseño en 3D, y está conectado con Tomtom Traffic para mejorar en tiempo real el guiado hacia el destino.

Peugeot i-Cockpit

El contador digital de 12,3 pulgadas tras el volante ofrece hasta cinco modos de visualización, incluyendo uno de libre personalización de tres secciones distintas de la pantalla. Además podremos seleccionar el color principal de los elementos de ambas pantallas, en azul, blanco y rojo, y en el futuro llegarán más colores. Hemos podido ponernos al volante de este nuevo concepto y los próximos Peugeot mejorarán aún más la calidad de conducción gracias al i-Cockpit. Nada está fuera de lugar o a desmano, y la sensación percibida de la calidad de los materiales era buen. La tela le aporta un toque distinguido, y el tacto del volante era bueno, con unos botones para controlar el cuadro digital bastante intuitivos y sencillos de manejar. 

Peugeot i-Cockpit

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.