Mitsubishi goza de buena salud en nuestro mercado, con unas cifras de ventas de 11.200 unidades previstas para este año, suponiendo un 10% de crecimiento respecto al año pasado. Pero es que de todas esas 6.600 son del Mitsubishi ASX, un SUV que le ha funcionado muy bien a la marca de los tres diamantes y que ahora, aunque tímidamente, se renueva para seguir creciendo de forma sana y exitosa como hasta ahora. Un coche que demuestra que Mitsubishi viene de un mundo más preparado que el de los SUV, por lo que preparar un producto redondo como este no iba a ser problema.

Mitsubishi ASX

Ahora más atractivo

El Mitsubishi ASX 2017 es nuevo aunque no lo parezca, es un SUV de estética muy agraciada, con un porte musculoso y auténtico ADN de la marca, llamativo y deportivo. Es más pequeño que un Outlander, pero igualmente sigue siendo generoso en dimensiones. Su morro emplea el denominado Dynamic Shield, una especie de escudo frontal formado por los diferentes elementos de la parte delantera, como los nuevos embellecedores cromados junto al emblema de la marca, la nueva rejilla, las nuevas luces LED diurnas en su zona baja o las nuevas terminaciones inferiores del paragolpes.

Por su parte la trasera refuerza también esa imagen de coche robusto y dinámico, con el embellecedor cromado en la zona media del portón, el nuevo paragolpes, su difusor más llamativo o los nuevos catadriópticos. En su interior también hay ciertos retoques, con un nuevo salpicadero y consola central, mejora de materiales para ser más suaves al tacto, una insonorización un 4% mayor y nuevos paneles del elevalunas en color plata y nuevo reposabrazos delantero de símil cuero.

Más equipamiento

Tenemos el nuevo sistema de infoentretenimiento SDA (Smartphone link Display Audio), compatible con Google Android Auto y Apple Car Play, así como novedad también con WAZE. El sistema también ofrece llamadas con la función manos libres y música vía Bluetooth, que permite disfrutar de contenidos audiovisuales a través de dispositivos como reproductores de audio, vídeo conectados a través del puerto USB, y ofrece características como radio digital DAB, además de mostrar funciones especiales del vehículo. Todo en su pantalla de siete pulgadas. Y también un nuevo puerto USB en la consola central.

Por su parte de los tres acabados, el más alto de gama, Kaiteki, estrena nueva tapicería Grand Luxe con las costuras en color rojo, además de añadir el sistema de mitigación por colisión frontal, q ue ayuda a prevenir colisiones
frontales o reduce los daños en caso de que la colisión resulte inevitable, gracias a una cámara y a un radar láser.

Dos motores perfectos

Dentro de las ventas del Mitsubishi ASX, el mix para gasolina y diésel es de un 75% para el gasolina, así que desde la marca lo tienen claro y el nuevo ASX 2018 llega con dos motores, uno gasolina y uno diésel que llegará a principios de 2018. El gasolina se trata del bloque de aluminio de 1.6 litros de 117 CV y 154 Nm que homologa un consumo mixto de 5,7 l/100 km y con el que está disponible la tracción 2WD y la caja manual. La tracción total llegaría con el diésel y la caja automática igual. Y es que el ASX es un coche que se vende bien y que no necesita otros motores para moverse dentro y fuera de la ciudad o del asfalto, tal y como Cristina Gutiérrez, piloto del Dakar con un Mitsubishi Montero, nos ha contado del que es su coche de diario, un ASX gasolina.

Precio difícil de superar

La marca nipona se lanza a por todas con la llegada de su Mitsubishi ASX 2018, así que en campaña, los precios para el SUV son los siguientes:

Acabado Challengue    15.950 euros

Acabado Motion           17.650 euros

Acabado Kaiteki           20.750 euros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.