Al otro lado del charco, Mercedes-Benz nos ha presentado su nueva berlina de estilo coupé, el Mercedes CLS 2017. Ha sido en el Salón de Los Angeles dónde la firma alemana ha querido descubrir este nuevo modelo que llega en su tercera generación, totalmente renovado, con plataforma de última generación del Mercedes Clase E. Y esto no es todo porque se sube al carro de los 48 voltios para el sistema eléctrico, adopta la mejor tecnología de la casa y devuelve los motores de seis cilindros en línea a la gama de la estrella alemana.

Estamos ante un Mercedes CLS de tercera generación que consigue evocar al pasado, contando con rasgos de conecpts futuristas de la marca y añadiendo elementos del lenguaje de diseño del presente. Un completo en cuanto diseño vamos. Sus ópticas delanteras estilizadas recuerdan al Mercedes-AMG GT Concept y su morro afilado cual nariz de tiburón le dan una delantera muy deportiva. La silueta sigue teniendo esa caída coupé hacia atrás, disminuyendo la altura del techo desde que este llega al pilar B. 

Se sencillo y limpio de líneas, con rasgos de Clase E y una trasera muy abultada, parecida a la de un Clase S Coupe pero con cuatro puertas en este caso. Tanto ha trabajado Mercedes en el diseño y la aerodinámica del CLS 2017 que ha logrado el mejor coeficiente aerodinámico del segmento, 0,26 cx.

 Como ya vimos en su día en la berlina de menor tamaño, el Mercedes Clase E, la iluminación de suinterior puede ser una discoteca, con 64 colores diferentes, aireadores en aliminio que emiten color dependiendo de la temperatura, así como un paquete opcional para los pasajeros denominado ENERGIZING Comfort control. Con ello as ajusta el climatizador, las fragancias, recibir un masaje, calefactar o ventilar la banqueta, calentar el volante o elegir la iluminación Mercedes de serie preconfigura seis ambientes para el interior: “frescura, calidez, vitalidad, alegría, confort y tonificación”. Para un confort mayor el Mercedes CLS tendrá de serie la suspensión adaptativa por aire, la AIR BODY CONTROL, que ajuste dureza y altura.

La principal novedad de este CLS 2017 es que incorpora a la marca de la estrella de nuevo los motores de seis cilindros en línea modulares. De momento llega con tres propulsores, dos diésel y uno gasolina. Mercedes ha variado el tipo de motor diésel empleando tecnología twin-scroll para la turboalimentación en lugar de los típicos turbocompresores. Además los elementos anticontaminación propios de un diésel se encuentran ya dentro del propio motor para reducir aún más las emisiones.

En el diésel empieza por el Mercedes CLS 350d 4MATIC con 286 CV y 600 Nm de par consiguiendo homologar un consumo de 5,6 l/100 km y con un o a 100 km/h en solo 5,7 segundos. Por encima y también con tracción total, se sitúa el CLS 400d, que para el cronómetro en este caso en 5,0 segundos y cuenta con 340 CV y 700 Nm de par. En el gasolina, el Mercedes CLS 450 4MATIC con su bloque de 3.0 litros rinde 367 CV y 500 Nm de par ayudado por el sistema eléctrico de 48 voltios y otro llamado EQ Boost. Por ahora solo se puede elegir el CLS con cambio 9G-Tronic y tracción total.

Mercedes CLS

Este sistema semi híbrido de 48 voltios permite con un pequeño motor eléctrico mover el coche en situaciones de baja carga.  Es un híbrido medio el CLS 450, porque en algunos momentos el poder eléctrico suma 22 CV y 250 Nm de par. Se recarga el sistema con frenada regenerativa en su mayoría. A pesar de sus seis cilindros en línea consigue homologar el CLS 450 unos respetables 7,5 litros a os 100 km/h, con un 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Quienes busquen las siglas AMG deberán esperar un poco más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cuatro =