CARRUSEL

Nuevo Mazda MX-30 eléctrico 100%: primer contacto con un prototipo

Guillermo Lahoz 2 de diciembre, 2019 | Tiempo de lectura 5-6 min

El Mazda MX-30 será el primer modelo eléctrico de la marca japonesa. Este SUV de tamaño compacto ya está casi a punto para salir al mercado, y hemos podido conducir un prototipo.

Cada vez más usuarios se plantean comprar un automóvil electrificado, ya sea un híbrido o un eléctrico puro. Es indudable que la compañía japonesa que va por delante en este campo es Toyota, pero firmas como Mazda también preparan sus armas. El SUV Mazda MX-30 se desveló hace unas semanas en el salón de Tokio, y desde entonces las reacciones a su diseño han sido bastante positivas.

El Mazda MX-30 mide 4,39 metros de largo (como un CX-30, entre un CX-3 y un CX-5) y a nosotros nos ha gustado mucho, y eso que supone un cambio respecto a los atractivos modelos que Mazda ha lanzado últimamente. El MX-30 tiene un aspecto moderno, solido y deportivo, y muestra además características propias de la marca. Nos referimos a las atrevidas puertas laterales que se abren opuestas, como las de un armario. Las llaman freestyle, y los fans de Mazda recordarán que el deportivo RX-8 con motor rotativo ya llevaba unas puertas de este tipo.

Esta solución técnica ofrece gran facilidad para acceder a las plazas traseras, pero en cambio cerrar las puertas desde las plazas traseras no es tarea fácil.

Reto técnico

Le preguntamos por ellas y por su coste a Tomiko Takeuchi, jefa del proyecto (program manager) del MX-30. La ingeniera japonesa nos dijo que su coste respecto a unas puertas convencionales era “razonable”, y que el principal desafío ha sido la ingeniería. La falta de un pilar central hace más difícil alcanzar el nivel de rigidez y de protección idónea en caso de colisión lateral. No obstante la responsable del proyecto nos garantizó que alcanzarán la máxima puntuación en los test EuroNcap en cuanto a protección de los ocupantes.

“Batería de tamaño óptimo”

Aquí se puede la batería, que va montada bajo el piso entre ambos ejes y lleva un circuito de refrigeración.

Otro punto en el que Mazda vuelve a ser original es en el del tamaño de las baterías. Según los cálculos que maneja la marca japonesa, si incluyeran en el MX-30 una batería muy grande, las emisiones que produce su proceso de fabricación harían que no contaminara menos que un Mazda 2 diesel, teniendo en cuenta todo el proceso de fabricación y uso durante la vida de ambos coches. Por eso insisten en que han buscado un “tamaño óptimo de la batería”, de iones de litio y 35,5 kWh. Y avisan de que no ofrecerán una versión con más batería para quieres quieran más autonomía. Para ellos la solución sería la inclusión de un pequeño motor rotativo (tipo wankel) de explosión, que actuaría como generador. Este tipo de mecánica también es típica de Mazda, y la vimos entre otros en el R-7 y RX-8.

Grupo propulsor eléctrico con autonomía extendida (motor wankel a la dcha.). No está confirmado que vaya a comercializarse.

Autonomía extendida

Durante nuestra prueba nos mostraron una plataforma desnuda (como la de Mazda3 y el CX-5) con el motor eléctrico en el morro, y su derecha el wankel. No obstante dicen que aun no está decidido si se pondrá a la venta un Mazda MX-30 de este tipo, con “autonomía extendida”, que parece una solución muy razonable. Nuestros lectores quizá recuerden que el principal problema de los wankel es que gastaban mucho aceite. Pero el ingeniero nos dice que eso no sería un problema porque ha sido evolucionado y además funciona de un modo estacionario, sin subidas y bajadas y sin arranques en frío.

Interior “eco”

El Mazda MX-30 será un modelo que enamorará a los clientes que vayan a verlo al concesionario. Además de su diseño llamativo y personal y unas puertas vanguardistas, ofrece un diseño interior muy atractivo.

El habitáculo tiene un diseño brillante, muy horizontal, elegante y deportivo. De hecho nos recuerda a Porsche. Además no abusan de las enormes y antiestéticas pantallas “tipo iPad” tan en boga hoy en día, e incluyen dos bien integradas, la de la parte inferior de la consola es de 7 pulgadas.

Sus líneas horizontales y el volante nos recuerdan a los modelos de Porsche.

Los asientos tienen muy buen aspecto y en el guarnecido de las puertas lleva un tejido de tacto agradable que, según nos cuentan, se hace con botellas de plástico recicladas. En la consola central encontramos un material aun sorprendente: corcho. Preguntamos si se podrá limpiar con facilidad y nos aseguran que sí.

La consola «flotante», con inserciones de corcho en la parte inferior.

Respecto al cuero de los asientos, este es falso (aunque de igual aspecto al original y llamada semipiel premium vintage) y no se podrá pedir cuero de verdad.

Conducción

No pudimos conducir un Mazda MX-30 en su configuración definitiva pero sí pudimos conducir un prototipo con la carrocería del CX-30 y pintado de negro mate. La mecánica y el chasis de este SUV están muy cerca del MX-30 que se pondrá a la venta.

Este es el prototipo, con mecánica MX-30 y aspecto de CX-30, en el que pudimos subirnos.

El motor rinde 105 kW, que serían unos 140 CV. No parece mucho en un mercado de eléctricos donde muchos SUV ofrecen potencias absurdamente altas, pero el Mazda se mueve con bastante soltura. Empuja más que un gasolina o diesel con la potencia equivalente, porque todo el par (256 Nm) está disponible desde el inicio. Respecto al comportamiento, lo mejor que se puede decir es que va como un Mazda normal.

La dirección tiene buen tacto, la suspensión es firme pero cómoda y toma las curvas con agilidad. Esto no es algo que se pueda decir de todos los SUV. Dispone además del sistema G-Vectoring Control Plus eléctrico (e-GVC Plus). Este sistema aplica un control de precisión al par del motor en respuesta a los movimientos de volante. Según la marca, cuando el conductor gira el volante para entrar en una curva, el sistema reduce ligeramente el par, con lo que genera una transferencia de carga hacia la parte delantera. Como consecuencia, el MX-30 adopta un mayor aplomo en curva y se optimiza el agarre de los neumáticos delanteros. En cambio, cuando el conductor empieza a devolver el volante a su posición original para salir de la curva, el par se incrementa ligeramente para desplazar la carga hacia atrás y estabilizar el comportamiento del vehículo.

Respecto al sonido, el MX-30 emite un ruido muy discreto pero que ayuda a que el conductor perciba sensaciones de la mecánica, y se supone que en el modelo definitivo este sonido se puede activar o anular.

Lo que no está tan claro es como será el sistema de regeneración de energía. En los modelos híbridos y eléctricos se aprovecha la frenada y la deceleración para cargar la batería. Algunos modelos, como el BMW i3, retienen mucho cuando se levanta el pie del acelerador, y por eso se dice que son coches “de un solo pedal”, porque el freno casi no hay que tocarlo. En otros, como el Porsche Taycan, al levantar el pie apenas retiene, con lo que la sensación es más natural. Desde Mazda aún no lo han aclarado, pero esperamos que el MX-30 disponga de un selector con varios modos donde el conductor pueda elegir cuanta retención quiere experimentar (a más retención más carga), cuando levanta el pie del acelerador.

Autonomía de 200 km

Volviendo a la cuestión clave de la autonomía, la marca anuncia unos 200 km., que en un uso intensivo en carretera de montaña por ejemplo, serán menos. El MX-30 tiene un enfoque claramente urbano, y desde Mazda recuerdan que los europeos recorren de media 48 km. al día.

Mazda MX-30

Nos parece muy honesta la argumentación de Mazda, en cuanto a la defensa del medio ambiente que implica su idea de “batería de tamaño adecuado”, pero está por ver hasta qué punto los clientes están dispuestos a sacrificar autonomía a cambio de ecología. La batería la fabrica Panasonic y el motor síncrono lo suministra la división de automoción de Hitachi.

 

Recibe más artículos sobre la actualidad del motor

Déjanos tu correo y recibe las noticias con la última actualidad

X
AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación) y publicitarias (elaborar perfiles para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación). Aceptando ahora consiente el uso de esta tecnología en nuestra web. En cualquier momento puede configurar su instalación o retirar su consentimiento clicando en Configuración de Cookies.

COOKIES PROPIAS

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

Revistacar.es + info

Las utilizamos para conocer si has aceptado nuestra política de privacidad o si estás suscrito a nuestros boletines informativos

COOKIES DE TERCEROS

Las utilizamos para medir datos estadísticos de la publicidad mostrada en la revista y el comportamiento que tienen nuestros lectores.

Analíticas

Google.com + info

A través de Google analytics se obtiene información que nos permite medir cómo interactúan los Usuarios con el contenido del portal.

Publicitarias/Publicidad programática

AdServer + info

Sirve para almacenar sus preferencia publicitarias y mostrar anuncios propios de su interés

Webads.es + info

La publicidad en revista CAR es proporcionada por WebAds que hace uso de las ubicaciones de cookies. Los datos recopilados de las cookies son anónimos y no se realiza un seguimiento de los datos personales. Las cookies no pueden causar daños ni propagar virus a ninguna computadora o archivo. Cookies utilizadas: uuid2, sess, icu, anj, token

Guardar Configuración