Hace más o menos un año estábamos muy tristes, el mundo del 4×4 perdía un icono, una legenda, un Rey. El Land Rover Defender llevaba 68 años en producción, había participado en guerras, safaris, cacerías, exploraciones y había llevado a sus conductores a los más recónditos sitios de este planeta. El cese de producción de esta cápsula del tiempo fue un duro golpe.

Pero pronto vimos que no toda esperanza estaba perdida, que Land Rover tenía planeado un “cambio de look” para su campestre bestia ya que durante 68 años había sufrido algunas pequeñas modificaciones, pero nada sustancial al fin y al cabo.

[adsensepost1]

Después de haber estado unos meses sin saber poco más que algunos concept cars y prototipos ha llegado el Salón de París y por fin hemos conocido la evolución del mítico Defender.

Muchas preguntas han venido a nuestra mente.

captura

Ahora tienen respuesta.

Empezaremos por el diseño exterior. A primera vista es muy fácil reconocer qué es lo que estamos mirando, se pude distinguir perfectamente el frontal Land Rover; aunque ya no sea tan rectilíneo como era el original sí que es característico y acorde con las líneas actuales del Discovery con lo cual es muy reconocible. En cuanto a las líneas de la estructura central sí podemos decir que son bastante fieles a lo que eran las iniciales hace 68 años. Pasando a la zaga del LR Defender notamos perfectamente ese corte horizontal tan característico; también encontramos detalles como los guardabarros grandes de goma con el escudo impreso y mucho acero.

[adsensepost2]

Digo esto del acero porque fijándonos en si la altura de suspensión es sobrada o no para un correcto uso en campo hemos visto un detalle que nos ha parecido extraordinario, tiene unas piezas de plástico a modo de protectores que cubren todas las zonas bajas de la carrocería que normalmente quedan más expuestas a las rocas, barro e inclemencias el uso 4×4.

Pero lo realmente interesante es que la carrocería se remete pasando hacia los bajos del coche de una forma que recuerda a los blindados militares. Esto es bastante apropiado ya que evita en mayor medida el contacto con el suelo en caso de estar subiendo una trialera, también beneficia a la hora de vadear ríos ya que ofrece menos resistencia que una superficie plana.

defender

En cuanto a motor no sabemos exactamente con qué contará pero podría incorporar alguna motorización del nuevo Land Rover Discovery. Esto lo pensamos ya que Ralf Speth ha dicho que el Defender compartirá bastantes piezas internas con otros modelos de la marca. Todo esto tiene un sentido lógico. Land Rover tiene que conseguir producir el Defender de una forma barata para que su precio no sea excesivo y sobre todo para poder sacar algo de beneficio con un modelo que no se vende en exceso.

La familia se amplía

Tenemos otra buena noticia. La familia Defender no solo vuelve, si no que parece ser que viene con más miembros que nunca. Por lo que sabemos, Land Rover tiene planeado introducir Defenders con su maravilloso retoque SVR. Sí, lo que oyes, un Defender SVR es casi una realidad.

Estos vehículos tan especiales estarían orientados a los mercados ruso y chino, para satisfacer las necesidades extravagantes de algunos personajes (que no son pocos) adinerados de esas zonas. También llegarán una versión SVX que recibirá un mutación radical para hacer 4×4 muy en serio, y otra versión SVA, solo tengo que decir que la “A” se refiere a Autobiography así que nos imaginamos solo con eso que será una versión de alto nivel de refinamiento.

El primer nuevo Land Rover se espera a partir de 2018 y dará un empujón a la marca con al menos 3 versiones diferentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.