- Publicidad -

El nuevo BMW X4 llega más potente que nunca. Ha nacido para dejar huella y su personalidad es inconfundible. Su dinamismo e innovación lo distinguen por encima de cualquier otro, ya que fue e primer Sport Activity Coupe mediano del segmento Premium y su segunda generación quiere escribir un nuevo capítulo en esta exitosa historia. Desde el primer X4 en 2014, se ha comercializado aproximadamente unas 200.000 unidades y con su nueva cara, pretende superarlo con creces.

A simple vista, el nuevo BMW X4 tiene un carácter único en el que su conducción ha mejorado. Junto a un diseño exterior que acentúa su instinto deportivo sin dejar de ser refinado con un interior que nos envuelve su lado más Premium. Además cuenta con los sistemas de asistencia al conductor de última generación y tecnologías de conectividad de vanguardia. Y por si fuera poco, el MBW X4 estará incorporado a la gama de dos modelos MBW M Performance.

X4

Este ha incrementado su agilidad y confort de marcha, gracias a un chasis que ha sido perfeccionado y afinado en todos sus apartados para satisfacer los requisitos específicos del Sports Activity Coupe, y a un centro de gravedad inferior al del BMW X3. Las primeras especificaciones que más llaman la atención es sobre de qué está hecho. Los clientes pueden elegir entre tres motores de gasolina y cuatro diésel, pero quien encabeza es el MBW M Performance. Aun así, todas las variantes cuentan con la transmisión Steptronic de ocho velocidades con levas integradas en el volante y el sistema de tracción integral inteligente MBW xDrive.

  • En primer lugar, el M40i con un motor de gasolina de seis cilindros en línea y 360CV.
  • En segundo lugar, el M40d con un motor diésel de seis cilindros en línea y 326CV.
  • En tercer lugar, el xDrive30d con un motor diésel de seis cilindros en línea y 256CV.
  • En cuarto lugar, el xDrive25d con un motor diésel de cuatro cilindros y 231CV.
  • En quinto lugar, el xDrive20d con un motor diésel de cuatro cilindros y 190CV.
  • En sexto lugar, el xDrive30i con un motor diésel de cuatro cilindros y 252CV.
  • Y en séptimo lugar, el xDrive20i con un motor diésel de cuatro cilindros y 184CV.

Una combinación inteligente de materiales ha permitido un sustancial ahorro de peso, no solo en el chasis, sino también en la carrocería y en muchos otros componentes. Los modelos BMW M Performance vienen equipados de serie con llantas de aleación de 20 pulgadas, frenos M Sport de diseño específico y un diferencial M Sport, que genera un preciso efecto de bloqueo en las ruedas traseras para otorgar al automóvil un impulso dinámico en la salida de las curvas.

X4

En cuanto al diseño,  tiene una dinámica muscular con una presencia imponente. De clase superior y superficies limpias, los acentos modernos encabezan esta reinterpretación de la inconfundible estética del X4. En la familia BMW X, el X4 asume el papel del atleta que atrae todas las miradas. Cuenta con un aumento de dimensiones, en el frontal se encuentra la gran parrilla en forma tridimensional. Los faros LED dobles con contornos dinámicos y las luces antiniebla horizontales forman una nueva interpretación del rostro familiar de seis ojos de los modelos BMW X. La precisa línea de los hombros, que va de las manillas de las puertas a los faros traseros y la característica línea entre los arcos de las ruedas, rompen las superficies laterales de la carrocería. Esto crea a unas caderas perfectamente definidas y que están enfatizadas por la zona de la luna trasera.

Por último, el interior irradia un toque moderno. El salpicadero orientado hacia el conductor, el panel de instrumentos bajo y la posición del asiento elevada, ayudan a crear una experiencia de conducción muy segura. Los asientos deportivos rediseñados, con refuerzos laterales contorneados y los paneles para las rodillas a ambos lados de la consola central aumentan la sensación de deportividad. Las puertas se funden suavemente entre sí, y en los marcos galvanizados de las puertas destacan los logotipos X en relieve. Tiene detalles cromados así como la nueva tapicería es de cuero Vernasca y el panel de instrumentos es en acabado Sensatec, donde se encuentran una larga lista de elementos opcionales; el climatizador automático de tres zonas, los asientos con ventilación activa, la iluminación de ambiente, el paquete Air Ambient, la llave BMW Display Key y el techo de cristal panorámico de generosas dimensiones.

Grandes guanteras, espaciosos bolsillos en las puertas, portavasos y numerosos compartimentos de almacenamiento, son buena prueba de la funcionalidad interior. En la parte trasera hay tres asientos de tamaño completo, que ofrecen más espacio para las piernas que antes. El espacio de carga se puede ampliar de 525 litros a un máximo de 1.430l, abatiendo todas las secciones del respaldo del asiento trasero. Por último, con la opción “Cargo”, el ángulo del respaldo de los asientos traseros también se puede ajustar individualmente.

La verdad es que, visto así, es realmente una verdadera maravilla. ¿Quién será el primero en tenerlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 10 =