El nuevo BMW Serie 5 ya ha sido revelado, ofreciendo un nuevo diseño, un nuevo, tecnología innovadora junto con los nuevos sistemas de ayuda a la conducción.

Con lanzamiento a nivel mundial a principios de 2017, BMW afirma que el nuevo Serie 5 ofrece “un rendimiento dinámico mejorado, una inmejorable gama de sistemas de ayuda a la conducción y un grado de conectividad sin precedentes”.

Con una longitud de 4936 mm, 1868 mm de ancho junto con una altura de 1479 mm, la séptima generación del BMW Serie 5 es 37 mm más largo, 8 mm más ancho y 15 mm más alto que su predecesor. A pesar de su gran tamaño, el nuevo Serie 5 es 100 kg más ligero que su predecesor, gracias al empleo de materiales ligeros en su estructura en los que se incluye el aluminio y aceros de alta resistencia.

BMW Serie 5

A pesar de que el nuevo modelo “G30” del Serie 5 no se aleja mucho del diseño de su predecesor “F10”, presenta una presencia más estilizada, afilada y ancha.

La tecnología es una de las áreas principales donde la marca germana ha centrado sus recursos a la hora de crear el nuevo BMW Serie 5. BMW da un paso más hacia la conducción autónoma con el nuevo (y opcional) Control de Crucero Activo (ACC), junto con el sistema de asistencia de cambio de carril. Con los nuevos sistemas de ayudas a la conducción, el nuevo Serie 5 puede acelerar, frenar y girar por sí mismo desde 0 a 210 km/h.

[adsensepost1]

Dentro, se llevan a cabo los cambios más significativos, introduciendo la ultima versión del sistema de entretenimiento iDrive con una pantalla de 10 pulgadas, a su vez incorpora el sistema de Apple CarPlay, totalmente inalámbrico.

El BMW ConnectedDrive añade nuevos elementos que incluyen el sistema “ParkNow”- el cual ofrece un sistema de reserva de espacio para aparcar de forma digital con un sistema de pago- junto con un sistema opcional que aparca el vehículo de forma automática.

La séptima generación del modelo también presenta un nuevo Head-Up display a color, el cual cuenta con un 70% más de superficie de proyección que antes y ofrece distintos datos como las señales de tráfico, listado telefónico, estaciones de radio, pistas de audio, sistema de navegación y alertas de los sistemas de ayuda.

Otros elementos que lo complementan son un sistema de recarga del smartphone “wireless” y WiFi con conectividad hasta para diez dispositivos. Todo ello de la mano de un nuevo sistema de visión remota 3D, el cual permite a los usuarios acceder a una vista tridimensional de los alrededores del coche a través del smartphone.

Para comenzar la gama de motores de gasolina, el nuevo Serie 5 cuenta con un motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2.0 litros con una potencia de 250 CV y 350 Nm de par. El 530i puede realizar el 0-100 km/h en 6,2 segundos (6,0 segundos con el sistema de tracción a las cuatro ruedas xDrive), mientras que mantiene un consumo mixto moderado de 5,4 l/100 km.

BMW Serie 5

En un escalón más arriba, el 540i cuenta con un V6 turboalimentado de 3.0 litros, el cual desarrolla 335 CV y 450 Nm de par máximo. La aceleracion del 540i es bastante sorprendente, parando el reloj en el 0-100 km/h en 5,1 segundos (4,8 segundos con xDrive), mientras que el consumo se mantiene en 6,5 l/100 km.

Dos motores turbo diésel se ofrecerán junto con el lanzamiento de los dos de gasolina, 520d y 530d. El 520d monta un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros con 190 CV y 400 Nm de par. El 0-100 km/h se alcanzará en 7,7 segundos (7,6 con el xDrive), con un consumo reducido de 4,1 l/100 km.

[adsensepost2]

Mientras que el BMW Serie 5 530d cuenta con un motor turboalimentado de 3.0 litros que genera una potencia de 260 CV Y 620 Nm de par. 5,7 segundos (5,4 con xDrive) y, a pesar de una alta potencia mantiene unos consumos realmente admirables, sitúa el consumo medio en 4,5 l/100 km.

Junto con todas estas versiones, se añadirán tres variantes más a lo largo del mes de marzo de 2017. Entre estas versiones se encuentra un vehículo con tecnología plug-in hybrid (PHEV), un diésel ultra eficiente, y una variante de altas prestaciones que se mantendrá en la cumbre de la gama hasta la llegada del nuevo M5.

BMW Serie 5

El BMW Serie 5 530e se incorporará a la gama híbrida que contiene el 330e, 740e y el X6 xDrive40e, montando un motor de gasolina de 2.0 litros con un motor eléctrico adicional. Contará con una potencia de 250 CV entre el motor de combustión y el eléctrico. BMW afirma que tendrá una autonomía en modo 100% eléctrico de 45 km, con un consumo combinado de sólo 2.0 l/100 km. Uniéndose al 530e, aparece el 520d EffientDynamics Edition, el cual apunta al mercado europeo que busca mantener las emisiones de CO2 por debajo de los 100g/km.

Propulsado por una versión eficiente del motor diésel turboalimentado del 520d, el 520d EfficientDynamics Edition cuenta con la misma potencia y par, aunque para el reloj en el 0-100 km/h más rápido, en 7,5 segundos.

Finalmente llegamos a la versión de altas prestaciones, el M550i xDrive será el estandarte de deportividad de la gama. Con la combinación del sistema xDrive y un motor V8 de 4.4 litros, el M550i realiza el 0-100 km/h en 4.0 segundos (0,2 segundos más rápido que el actual M5) junto con un consumo de 8,9 l/100 km. Hasta la llegada del nuevo M5, este es el modelo más agresivo de la gama Serie 5.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.