Una nueva dimensión llega a BMW Motorsport, con un nuevo número que se integrará a su familia, el 8. Y es que el sustituto al alza del anterior Serie 6 también traerá su versión, un BMW M8 que estamos ansiosos por conocer y que parece que no está lejos, ya que la propia marca ya se atreve a enseñarlo, aún camuflado en gran parte, y desvelar algunos de los modos y trucos que traerá este gran coupé de armas tomar.

Si bien es cierto que tenemos bien visto el Serie 8 en todas sus versiones, incluido el M8 GTE que compite en los campeonatos de resistencia, del M8 BMW aún no quiere enseñarnos mucho, más allá de las puertas y parte del capó, algo que intuimos es idéntico al modelo estándar. Pero si que se atreve ya a enseñar algunas novedades del interior y com podremos configurar sus modos de conducción.

Una de las novedades será que los reglajes del coche irán separados de los tradicionales modos de conducción. Con un botón denominado Setup podremos configurar en el BMW M8 las funciones del motor, el chasis, la dirección y otros elementos. Además la pantalla del cockpit digital ha sido dotada con nuevas funciones, elementos de visualización y en el volante no faltarán los botones rojos para acceder a los modos de conducción prefijados.

Así se logrará crear un BMW M8 más personalizado y adaptado a cada situación, una función de ajuste que estará en sus dos versiones, el M8 Coupé y el M8 Competition Coupé. Pero hay más novedades de las que cabría esperar en un modelo M.

Y es que en este podremos ajustar el sistema de frenos de la división M. Ojo no hablamos de modificar sus prestaciones de frenado, sino de como nosotros podremos gestionarlas. Y es que habrá dos opciones para modular la dureza del pedal de freno, Comfort y Sport, lo que permitirá que accionemos su potencia de frenado de forma más modulable o eficaz e inmediata.

BMW M8 Coupe Teaser

Además el botón Setup permite acceder al menú de configuración de la suspensión, motor, dirección, frenos y el M xDrive. Es decir, que al igual que en el M5 actual, podremos pasar de tracción total a solo trasera con solo pulsar un par de botones. Otra función interesante es el modo Track, que se acciona presionando durante unos instantes el botón de modos. Este automáticamente apaga el sistema de audio y modula el climatizador, además de desconectar los sistemas de asistencia a la conducción y las ayudas electrónicas. Con este modo la pantalla digital del cockpit pasa a negro y muestra otros parámetros como la presión de los neumáticos o la temperatura de los líquidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.